Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Alcance de las nuevas restricciones para la realización de eventos

Con la nueva normativa, solo están permitidas las reuniones sociales y familiares de hasta 10 personas.  (EL UNIVERSO) Con la nueva normativa, solo están permitidas las reuniones sociales y familiares de hasta 10 personas. (EL UNIVERSO)

Luego de la clausura de una fiesta que se produjo en la semana y las distintas opiniones que se escucharon sobre el accionar,  a fin echar luz sobre lo que sí y lo que no, LA OPINION dialogó con el secretario de Gobierno, Juan Manuel Rico Zini, que afirmó que los encuentros sociales autorizados, en espacios abiertos o cerrados, son de hasta 10 personas.


El pasado fin de semana, luego de que el Gobierno nacional solicitara a la ciudadanía ser precavidos considerando el aumento de casos positivos de coronavirus y encomendara a los gobernadores arbitrar medidas en sintonía con ello, el Poder Ejecutivo bonaerense dictó una serie de disposiciones que tienen como objetivo restringir la circulación de personas, sobre todo en horas de la noche. Asimismo se redujo la actividad social, recreativa y familiar a grupos de hasta 10 personas en espacios cerrados y abiertos por lo que, en el mismo acto administrativo, se dio marcha atrás con la disposición de realizar eventos sociales de hasta 100 personas al aire libre, llámese festejos privados organizados, en cualquier momento del día.
En otro párrafo del texto oficial se aclara que “en los municipios que se encuentran en Fases 3 y 4 se suspenderá entre las 1:00 y las 6:00 toda actividad comercial, artística, deportiva, cultural, social y recreativa, exceptuando las actividades productivas manufactureras, agropecuarias y todas aquellas definidas como esenciales de acuerdo a la normativa vigente”.

Los sí y los no
En la semana fue noticia la clausura de un cumpleaños que se estaba celebrando en horas del día en el salón de un club de nuestra ciudad. Esto generó aplausos y críticas a la intervención policial, siempre poniendo como vara de relación las otras muchas situaciones que se dan en la ciudad y el país, que no son advertidas de igual manera e incluso algunas convocadas por las propias autoridades. También es cierto que la vigencia de la nueva normativa era incipiente y no del todo clara respecto de horas, cantidades y espacios admitidos.
Para echar claridad sobre la realización de este tipo de eventos por lo que LA OPINION dialogó con el secretario de Gobierno, Juan Manuel Rico Zini, habida cuenta que el Municipio local adhirió a lo dispuesto por el Gobierno bonaerense.
“La Provincia dio marcha atrás con ciertos permisos que había otorgado en diciembre y tanto el evento social como familiar, cultural incluso los religiosos tiene un límite de hasta 10 personas independientemente si es en espacio abierto o cerrado”, confirmó Rico Zini y agregó que “lo que sí está autorizado es un evento en espacio público, como alguna plaza o parque, con permiso municipal”. En este punto y atendiendo a los cuestionamientos que se lanzaron respecto de la fiesta suspendida y la convocatoria municipal a bailar Zumba, el funcionario explicó que se trata de una modalidad permitida porque las autoridades (que en este caso también organizan) están al corriente y fiscalizan las condiciones de realización: “En el caso de ‘Pergamino Se Mueve’ que organiza el área de Deportes del Municipio, para dotar de seguridad sanitaria al evento se pintaron círculos en el piso lo que permite una distancia prudente entre los asistentes, se elaboró un registro de quiénes fueron, se les tomó la temperatura. Este evento fue organizado por el Municipio y no por un privado con fines económicos”, agregó Rico Zini.
También insistió con que “lo único que puede hacer el Municipio es habilitar, en un espacio público, un evento de hasta 100 personas. Por eso la Comuna de Pergamino organizará algunas actividades puntuales similares a ‘Pergamino Se Mueve’ y poniendo en práctica los protocolos sanitarios”.

Clausura de cumpleaños
Sobre la clausura que se llevó adelante días pasados en un evento que se estaba realizando en el Club Juventud, el secretario de Gobierno explicó que, además del quebrantamiento de la disposición provincial, “ese lugar está inhabilitado comercialmente por el Municipio para realizar eventos” y que luego “se incumplió la normativa dispuesta por el Gobierno bonaerense ya que se trataba del festejo de un cumpleaños pero había más de 10 personas. En la implementación de la medida colaboró el Municipio pero intervino la Policía Federal por incumplimiento al artículo 205 del Código Penal que condena las conductas de las personas que incumplen la normativa sanitaria. Se trató de un evento privado, con fines económicos, en un lugar que no está habilitado al efecto y en contravención a la normativa provincial del evento familiar de hasta 10 personas”.

A quien incumpla
Por otro lado, el funcionario dejó en claro que a quien incumpla con lo dispuesto por el Gobierno bonaerense le corresponde la figura prevista en el artículo 205 del Código Penal que consiste en: “…el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”.
Continuando con algunas aclaraciones dirigidas a la comunidad, Rico Zini dijo que si bien desde el Gobierno de la Provincia hubo una delegación a los Municipios del régimen sancionatorio (multas) para aquellos municipios que no cuenten con normativa local que se aplique en el caso de alguien que incumpla con lo dispuesto por la Provincia, “no es el caso de Pergamino ya que nuestra ciudad tiene normativa, es antigua, tiene alrededor de 80 años y pensamos que no era factible de aplicación pero lo cierto es que el Código Contravencional del Municipio, en el artículo 46 plantea la posibilidad ante el caso de una persona que accione en contra de lo ordenado por la autoridad sanitaria, en este caso la Provincia de Buenos Aires, y que provoque la diseminación de un virus en una pandemia”.
Consultado sobre quién tiene la potestad de clausurar, el funcionario afirmó que “la potestad es compartida ya que lo puede hacer el Municipio, la Policía bonaerense o la Nación mediante el Juzgado Federal”.

Denuncias y controles
Las denuncias de fiestas clandestinas se reciben a través del 911 y de la línea (221) 429-3386, dispuesta por el Ministerio de Seguridad, la cual funciona viernes, sábados y domingos de 22.00 a 06.00 horas exclusivamente para este tipo de delitos.
En nuestra ciudad son numerosas las denuncias que se registran pero no todas terminan en suspensiones y clausuras. “Se reciben numerosas denuncias sobre todo los fines de semana y se realizan distintos procedimientos en este sentido”, dijo el entrevistado, que reconoce la normativa pero admite que no están a nivel municipal en condiciones de cumplirla acabadamente: “La Provincia desliga la responsabilidad de la política sanitaria a los municipios que tienen escasas posibilidades de hacerse cargo de una normativa restrictiva. No se le puede dar a un municipio semejante atribución sin colaboración de la Provincia de Buenos Aires o de otra fuerza. La Provincia toma nota de la denuncia pero después debe llamar a alguien del Municipio para proceder. Es imposible ante la avalancha de denuncias salir a castigar masivamente, necesitás un ejército ya que en lo concreto nueve adultos y dos niños cenando en una quinta están en infracción”. Por eso, a la hora de priorizar para proceder a la clausura, “se le pone mayor atención al evento masivo, organizado, donde se advierte que la gente que asiste a dicho evento tiene un absoluto desapego por la normativa. Se elige evitar el evento masivo y la fiesta clandestina”, concluyó Rico Zini.