Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Antes de fin de año habrá dos nuevos pozos de agua potable

Al igual que en 2017 se harán dos nuevas perforaciones para el agua en nuestra ciudad. (LA OPINION) Al igual que en 2017 se harán dos nuevas perforaciones para el agua en nuestra ciudad. (LA OPINION)

Desde Obras Sanitarias aseguraron que los trabajos estarán terminados a mediados de diciembre con el objetivo de proveer más cantidad de recursos a la red general. Preocupa el excesivo consumo y el derroche que se registra en distintos puntos de la ciudad. El cuidado del suministro será clave para que no falte en los hogares.


“Estamos trabajando para tener dos nuevos pozos de agua que se terminarán de realizar en estas semanas; la idea es que vuelquen el recurso antes de finalizar este año porque es un pedido realizado por el intendente Javier Martínez”, se explicó desde la Dirección de Obras Sanitarias a cargo de Pedro D’Angelo; “durante la apertura de sesiones en el Concejo Deliberante habíamos anunciado este proceso”, señalaron en el Ejecutivo confirmando además los programas de trabajos que se llevan adelante en Pergamino.

De acuerdo a los relevamientos que hizo Obras Sanitarias en los últimos años, la zona norte de la ciudad es donde mejor calidad de agua se obtiene y los análisis concretados determinaron que es posible la construcción de estos nuevos pozos; es por ello que una de las perforaciones se hizo en Intendente Freiman, las inmediaciones del cruce con la ruta Nº 32. “Las intervenciones están prácticamente programadas, la semana que viene avanzaremos con la planificación establecida para lograr el compromiso asumido a principio del actual ejercicio”, reiteraron desde la intendencia e indicaron que la otra perforación se hará en un sector de avenida Alsina, en cercanías de la Capilla Santa Inés.

Cuidado con el consumo

Más allá del esfuerzo que se realiza con la ejecución de nuevas perforaciones y mantenimiento de cañerías, resultará imprescindible que se tome conciencia que se trata de un sistema limitado, en el que el volumen de agua producido deberá alcanzar para abastecer a la población, pero que sin embargo existen abusos en el uso y consumo por parte de algunos vecinos que generan situaciones de caudales máximos en horas pico que son imposibles de satisfacer, con el consiguiente perjuicio para los habitantes que se encuentran en sectores más vulnerables (por distancia o altura) en lo que a la provisión del agua se refiere.

En Pergamino cada habitante consume muchos litros de agua por día, teniendo en cuenta que la ingesta promedio es de tres litros, el derroche es alarmante: “La cantidad de agua que se extrae por día de los acuíferos cubre con amplitud las necesidades de la población, la prueba está en que durante la mayor parte del año no existen inconvenientes en el suministro. En muchos hogares, como en distintos puntos del país, no existe la costumbre de cuidar el agua, pero el uso racional del servicio es cada vez mayor ya que el derroche no solo puede afectar la provisión en verano, sino que se expone a los acuíferos a una sobreexplotación”, indicaron fuentes consultadas por LA OPINION.

“Es indispensable también arreglar las canillas que gotean o las pérdidas en los inodoros. El simple goteo de una canilla consume unos 50 litros diarios, que es la cantidad que usa para beber toda una familia en una semana. Por un flotante roto del inodoro se pueden desperdiciar hasta 4.000 litros por día. Se recomienda asimismo observar estos consejos para disfrutar de un verano con agua para todos”, señalaron.

¿Y los controles?

De acuerdo a las imágenes que uno observa al recorrer la ciudad, es evidente que mucha gente directamente no toma conciencia sobre el cuidado del agua e intensificar los controles será una de las herramientas a tomar en cuenta para estos próximos meses donde el consumo crece de manera exponencial. El lavado de los autos fuera de horario permitido, baldear las veredas con manguera, utilizar hidrolavadoras o regar a plena luz del día son actitudes incorrectas que suceden constantemente en el radio céntrico y en barrios periféricos de Pergamino.

Entonces es ahí donde se deberá trabajar con los inspectores de Contralor Urbano para sancionar directamente a quienes infringen las normativas vigentes; luego de tantas campañas e información no es posible que se desconozca la gravedad del problema que se vincula con el uso excesivo de este recurso. “Hablar con la gente va más allá de las multas que se labren, lo que se tiene que hacer es tomar conciencia porque siempre nos encontramos con faltantes en algunas partes y a los pocos metros vemos vecinos que riegan los jardines, lavan las veredas o los autos”, señalaron en Obras Sanitarias.