Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Antes de fin de año serán entregadas alrededor de 120 nuevas viviendas

En estos días avanzaron mucho las obras en el complejo habitacional de 66 casas. (LA OPINION) En estos días avanzaron mucho las obras en el complejo habitacional de 66 casas. (LA OPINION)

La confirmación por parte de la Provincia generó expectativas en los adjudicatarios de distintos planes que esperan por sus casas. Especialmente aquellos que están inscriptos para complejos habitacionales que estuvieron paralizados. Las autoridades locales acordaron la concreción de obras infraestructura básica para acelerar la finalización de los trabajos.


El lunes pasado, autoridades del Ministerio de Infraestructura de la Provincia de Buenos Aires, del Instituto de la Vivienda y del Municipio de Pergamino encabezaron un acto en el complejo “Jorge Antonio Abud”, en la zona sur de nuestra ciudad, ante la presencia de las nuevas 50 familias adjudicatarias que, en una segunda etapa, de entrega, pudieron tomar posesión de su casa en el conjunto habitacional de 148 viviendas. De este plan, quedan por entregar 46 unidades funcionales más, antes de fin de año. Eso ya era sabido, pero la novedad es que los funcionarios comprometieron que serán 120 las familias que tendrán su techo propio en este 2018, ya que se concluirán casas en otros complejos que ahora están en obra pero que pasaron por varias paralizaciones que demoraron su concreción y llenaron de incertidumbre a los virtuales propietarios.
“Realmente fue un momento muy emotivo por diversas razones”, manifestó el secretario de Tierra, Vivienda y Obra Pública Social del Municipio, Juan Manuel Batallánez; “en primer lugar la satisfacción de poder compartir con los vecinos lo que significa llegar a ser propietarios de su casa después de muchos años de espera, por otro lado sentir que en ese simple acto de cesión de un acta de posesión se cristaliza no solo el sueño de algunos si no también el trabajo de muchos, y por último el renacimiento de la esperanza de los que tenían una gran incertidumbre”, señaló el funcionario.
En lo que respecta a próximas entregas de viviendas el administrador general del Instituto de la Vivienda de la Provincia, Ismael Passaglia comprometió la concreción de las 66 unidades funcionales del postergadísimo barrio “Néstor Kirchner” (comenzaron las obras en 2013) y la culminación de nueve casas restantes de un plan de 17 unidades, ambos complejos en convenio con la Mutual “22 de Abril”.
“Es muy importante la decisión del administrador para poder avanzar en estas dos situaciones en las que los adjudicatarios llevan mucho tiempo de espera y nos involucramos desde el Municipio para aportar soluciones que coadyuvarán a que las familias que esperan reciban sus casas este año. Concretamente tuvimos muchas reuniones de trabajo con el equipo de Tierra y Vivienda local y las máximas autoridades provinciales, aunque es para el apoyo de los responsables de las áreas de Obras e Infraestructura del Instituto”, dijo Batallánez en la entrevista con LA OPINION.

La idea es poder terminar con los programas de terceros inconcluso y en 2019 ejecutar los genuinos de la gestión. (LA OPINION)

Ayuda para terminar
De acuerdo con lo que pudo saber el Diario, también hubo reuniones con los representantes de la mutual y de las empresas ejecutoras de la construcción de ambos proyectos. Atento a que se puedan termina los complejos encarados por la entidad mutualista vinculada a la Uocra, el Municipio hizo una propuesta de colaboración, al estilo de la intervención que tuvieron con las 148 viviendas y el Sindicato de Luz y Fuerza. “El alto interés del intendente Martínez en lograr la finalización de los barrios inconclusos nos llevó a interceder desde el Gobierno local con el fin de sumarnos a los esfuerzos, es así que a partir de la buena relación con el Instituto, y en conversación con la directora General de Obras, arquitecta Patricia Belloni, propusimos la posibilidad de aportar la mano de obra necesaria para realizar la infraestructura de servicios básicos que permitan la habitabilidad de los complejos”, adelantó Juan Manuel Batallánez. “Acordamos con Passaglia la firma de un convenio de asistencia financiera en que la Provincia aportará los fondos para los materiales y desde la Dirección de Redes de Infraestructura Básica el Municipio se ejecutarán estos trabajos”, explicó el responsable del área local.
Tras un relevamiento y auditoría realizados al comienzo de la gestión de María Eugenia Vidal se determinó que existían en la provincia de Buenos Aires 30.000 viviendas sin terminar, muchas de ellas con las obras paralizadas. La decisión de Gobernación en ese sentido fue la de darle prioridad a la conclusión a esos proyectos muy demorados antes de iniciar nuevos.

Una buena decisión
“En el caso de Pergamino esa decisión beneficiará este año a más de 200 familias que esperaban su casa desde hace más de una década y permitirá que a partir del año próximo podamos avanzar en el financiamiento de proyectos genuinos presentados por nuestro Municipio ante la Provincia”, destacó Batallánez.
La modalidad de compra para luego venta y posterior compra es la que piensa seguir ejecutando la gestión de Martínez. Dijo Batallánez al respecto: “No creemos que el derecho a la tierra o a la vivienda signifique que deba ser de acceso gratuito, porque eso nada aporta a una sociedad pujante que busca su superación; la Argentina, y en esto Pergamino es un claro ejemplo, tiene una larga historia y tradición de haberse forjado a través de la movilidad ascendente de su gente”.