Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Asistencia médica en el exterior, un riesgo para quienes no tienen seguro

Mariel Alvarez habló con el Diario sobre la importancia de contratar un seguro al viajar. (LA OPINION) Mariel Alvarez habló con el Diario sobre la importancia de contratar un seguro al viajar. (LA OPINION)

Dado los casos recientes que se conocieron sobre argentinos con dificultades en el exterior ante problemas de salud, LA OPINION habló con Mariel Alvarez, responsable del área turismo de la Mutual del Plata, para conocer detalles sobre los seguros que se ofrecen a quienes salen del país como turistas y saber por qué la mayoría no los contrata. 


En estas últimas semanas se conocieron nuevos casos de viajeros argentinos que se encontraron con algún problema se salud en el exterior y se toparon con la dura realidad de tener que abonar ingentes sumas de dinero para ser atendidos, en el mejor de los casos, cuando no varados ante la imposibilidad de afrontar los costos de un vuelo sanitario para regresar al país. Es en estos casos en que aparece el pedido de colaboración a la sociedad y al Estado, para afrontar los costos, cuando en realidad existe un mecanismo que permite al turista viajar protegido, por un cargo aceptable en relación al costo total de un viaje.

Uno de los casos que ocupó la grilla de noticias del verano fue el de una mujer mayor de edad que en Tailandia sufrió un ACV y debió abonar alrededor de 70 mil dólares en materia de asistencia e internación, entre otros gastos. Otro, el del joven con una cardiopatía en Chile.

Estos casos nada tienen que ver con el planteo de los gobernadores de provincias limítrofes con otros países de de la región, que ven colapsado su sistema sanitario por brindar servicio gratuito a ciudadanos de otros países que cruzan la frontera ex profeso para atenderse en los hospitales públicos argentinos, justamente porque no tienen recursos para hacerlo, con costo, en sus lugares. Por el contrario, cuando hablamos de la contratación de un servicio de asistencia al viajero nos referimos a ciudadanos que disponen de cierto dinero que deciden usar para turismo y que no consideran necesario el gasto en este concepto, tal vez porque no evalúan que les pueda pasar algo en el exterior. “Se la juegan” a que no lo necesiten y cuando algo sucede, reclaman que el Estado se haga cargo de aquello que ellos eludieron.

Son dos cosas diferentes: por un lado está el sistema público de salud argentino, que atiende sin cargo a extranjero -algo único en el mundo-; y por otro el “ahorro” que los turistas hacen en sus gastos vacacionales, pretendiendo que sea a costa finalmente del Estado si algo les sucede.

Algo de desconocimiento

Cierto es que muchos turistas argentinos desconocen los costos de los servicios de salud en el mundo y lo que implica tener una emergencia de salud fuera del país. Desde esta ignorancia es que asumen que una cobertura de 20 mil dólares que ofrecen de cortesía las tarjetas de crédito es suficiente y es recién frente a los hechos consumados que comprenden la relevancia de contratar un seguro. Estos desconocimientos son esclarecidos por los agentes de viaje, pero sucede que por estos días muchos viajeros prescinden de este vital servicio profesional, también pretendiendo un “ahorro” sobre sus costos, que finalmente suele no redundar contratiempos, cuando no cruciales incovenientes que la impersonalidad de Internet no les resolverá, ni antes, ni durante, ni después del viaje.

Mitos y verdades

LA OPINION habló con Mariel Alvarez, vinculada al turismo desde hace muchos años y a cargo actualmente de esta área en la Mutual del Plata, quien aclaró algunos aspectos que hacen al funcionamiento de estos seguros de viaje y a la actitud de los turistas frente a su contratación: “Es responsabilidad del agente de viajes informarle al pasajero de la conveniencia de salir del país con asistencia al viajero”, comenzó diciendo y explicó que “hay lugares como Europa o Cuba que tienen como requisito migratorio que el pasajero extranjero tenga un seguro de asistencia médica”.

Dijo que “lamentablemente muchos turistas no lo tienen en cuenta hasta que uno se lo recuerda, y es en ese momento cuando consultan con su banco si lo tienen o no incluido, aunque siempre les digo que vean qué límite de asistencia les cubre, porque hay casos en que no alcanzan esos montos disponibles”, explicó Alvarez. “Y en el caso de no tenerlo incluido con su tarjeta de crédito, les brindamos opciones diferentes aclarándoles los distintos topes de asistencia médica, porque no es lo mismo tener hasta 12 mil dólares que uno de 100 mil”, aclaró la referente de turismo de la Mutual del Plata. En este punto cabe señalar que un vuelo sanitario, por ejemplo, tiene un costo de 90 mil dólares aproximadamente, lo que deja esta cobertura afuera de cualquier seguro que ofrezcan sin cargo adicional las tarjetas de créditos. Por eso es que tan frecuentemente se escuchan en los medios casos de gente varada en hospitales extranjeros, que se quejan y exigen a las compañías aseguradoras que se hagan cargo de su traslado sanitario. Pero las más de las veces sucede que no tienen ese servicio incluido (porque no pagaron por él) y es entonces cuando el reclamo se traslada al Estado, que como “convidado de piedra” en el asunto se ve repentinamente involucrado en cubrir un gasto que, en verdad, no le corresponde, desde el momento en que fue el ciudadano quien decidió gastar en un viaje al exterior y “ahorrarse” el seguro.

Entre las opciones para contratar una cobertura acorde, está la de establecer un contrato con una aseguradora o bien ampliar los montos de la concedida por la tarjeta de crédito. También puede darse en caso que la contratación de un paquete turístico ya lo tenga incluido.

- ¿Cómo es la situación en los casos donde viene el seguro incorporado? ¿Se le puede ampliar la cobertura?

- Cuando viene incluido en un paquete, generalmente las propuestas al Caribe o Brasil, los pasajeros no investigan mucho cuál es su límite de cobertura en asistencia médica. En general no lo amplían, se quedan tranquilos en que está incluido. Pero es ahí donde nosotros les explicamos de los límites, que en general son bajos en cobertura, para que tomen conciencia los turistas sobre la posibilidad de extenderlos.

- Teniendo en cuenta que siempre se les brinda asesoramiento y se les explica el riesgo, ¿por qué de todos modos hay negación en contratar un seguro?

- A mi entender, los pocos que viajan sin asistencia al viajero es por falta de información, ya que es indispensable contar con uno y es en ese momento donde se tiene que hablar más con el pasajero con el fin de que comprendan los riesgos.

- ¿Cómo es el servicio y cobertura que brindan las tarjetas de crédito a esos viajeros?

- Es según el banco y el tipo de tarjeta de crédito que tenga el pasajero: Gold, Platinum o Black; ahí están los montos límite de asistencia al viajero y varían mucho de acuerdo al tipo de cliente. Por eso siempre recomiendo que el pasajero consulte con su banco emisor los límites, qué incluye y qué no para saber bien y no tener “sorpresas” a la hora de utilizar el seguro. Debemos hacer hincapié que más allá de contar con un seguro médico, lo importante es saber el monto de cobertura que tiene incluido en caso de enfermedad o accidente; no es lo mismo tener un seguro bajo en dólares que uno superior a los 90 mil dólares.

- Al hablar de números, ¿cuánto cuesta en promedio una buena cobertura, que incluya vuelo sanitario, para una estadía en el exterior por una semana?

- Los precios son estimativos, ya que en general siempre hay promociones con las compañías aseguradoras y uno trata de ofrecerle al pasajero las mejores opciones relacionando la calidad y el precio. En este sentido, un seguro con un límite de 100 mil dólares en asistencia médica, en caso de enfermedad o bien un accidente, cuesta 90 dólares aproximadamente por ocho días de viaje

- ¿Entonces es un porcentaje bajo sobre el precio de un viaje?

- El precio depende de la cantidad de días, de la edad del pasajero, del límite de cobertura y no del costo del viaje; aunque siempre es fundamental que el viajero lleve un buen seguro para tranquilidad de todos.

Viaggio Espresso