Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

“Basta de violencias”, el pedido en el Día de la no Violencia hacia la Mujer

En memoria de las víctimas pergaminenses de femicidio se arrojaron mariposas lilas al arroyo Pergamino. (HUGO FIGUEREDO) En memoria de las víctimas pergaminenses de femicidio se arrojaron mariposas lilas al arroyo Pergamino. (HUGO FIGUEREDO)

Diferentes organizaciones, nucleadas en la Juntada Feminista, se movilizaron por las calles de la ciudad para hacer visible la lucha contra el flagelo de la violencia. En recuerdo de las víctimas de femicidio se lanzaron mariposas al Arroyo.


Al unísono, las mujeres del mundo conmemoraron el domingo el Día Internacional de la Erradicación de la Violencia contra la Mujer en memoria de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal, quienes fueron brutalmente asesinadas en 1960 por el régimen del dictador Rafael Leónicas Trujillo en República Dominicana.
Nuestra ciudad no fue la excepción ya que como cada año, diferentes organizaciones desarrollaron varias actividades que tuvieron como epicentro el Puente de la Mujer, Intendente Biscayart y 25 de Mayo, un lugar emblema de la lucha de estas femeninas.

Por las calles
Al caer el sol, numerosas personas convocadas por la Juntada Feminista se apostaron en el Puente de la Mujer para dar curso a las actividades preparadas. A diferencia de años anteriores, en esta oportunidad, la de sensibilización comenzó con una marcha que unió la Plaza 9 de Julio con la pasarela de Intendente Biscayart y 25 de Mayo.
La movilización recorrió avenida Rocha, en cada paso se alzó la voz en contra de todos los tipos de violencia de género y se nombró a cada una de las mujeres pergaminenses víctimas de femicidio: Emilia Roba, Mariana Tejera, Nancy Ricci, Antonia Rivadaneira, Noelia Mac Allister, Elsa Selva, María Rita Genitrini, Rosa Saint Exupery, Graciela Quintana, Anahí Gutiérrez, Marcela Silva y María del Rosario Díaz.
La recorrida siguió por Intendente Biscayart hasta llegar al Puente donde luego de una breve obra de teatro y la interpretación de rap que organizaron algunos jóvenes, se dio lectura al documento que se elabora de manera conjunta con las organizaciones que integran la Juntada.
El momento más emotivo de la jornada se vivió cuando en memoria de las víctimas de femicidios de nuestra ciudad y del mundo, arrojaron mariposas lilas al Arroyo.


Numerosas personas marcharon y luego participaron del acto. (HUGO FIGUEREDO-LETICIA CONTI)

Las mariposas inolvidables
Recordando la conmemoración del Día Internacional de la No Violencia contra las Mujeres y la disidencia, el documento elaborado por la Juntada afirmó que “no es esta una fecha elegida al azar. Es la fecha en la que fueron asesinadas tres mujeres luchadoras, militantes, madres, hijas, esposas. Tres hermanas conocidas como las Hermanas Mirabal o las Mariposas. Fueron asesinadas por la dictadura del general Trujillo en República Dominicana. Hemos llegado sobre la sangre y la muerte de muchas hermanas que dieron su vida para que hoy tengamos derecho a votar, derecho a nuestros hijos, derecho a estudiar, derecho a ser profesionales, derecho a alzar la voz”.

Aborto legal y ESI
Haciendo mención a las consignas propuestas para este año, en el documento se sostuvo que “queremos alzar la voz bien fuerte para decir: Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir. Que en todas las escuelas haya Educación Sexual Integral, que se formen niños y niñas alejadas de la discriminación y la violencia, más solidarios y más libres. Tenemos que educar a nuestros niños para que sepan quiénes son. Cómo quieren ser. Y también para que sepan de qué se trata la sexualidad porque estamos cansadas de ver niñas y niños objeto de abusos, por lo general, abuso intrafamiliar”, por ello, la Juntada enfatizó en que “es necesario trabajar la ESI porque les adolescentes tienen que saber cuando el amor es amor y cuando se transforma en violencia. Necesitamos trabajar la ESI porque tenemos que estar preparadas para detectar los micromachismos. El micromachismo es como una enfermedad silenciosa, que se va naturalizando porque todos y todas tenemos el machismo internalizado por la crianza patriarcal que hemos tenido.
Es necesario que nuestras adolescentes aprendan y enseñen que decir NO es No. Que estamos para ser felices con el otro o la otra y no para hacerles felices. Muchas cosas que aprender y todas se pueden aprender con el tratamiento de la ESI”.
En cuanto al pedido de legalización del aborto, las integrantes de la Juntada enfatizaron en que “la maternidad obligatoria también es violencia. No se puede obligar a nadie a hacer aquello que no quiere hacer y mucho menos se puede condenar a las mujeres al aborto clandestino, una práctica peligrosa y mortal en muchos casos. La legalización del aborto es una deuda de la democracia para con las mujeres y cuerpos gestantes”.

Más diversidad e igualdad
Reclamando por el respeto a la diversidad, desde el colectivo expresaron: “Estamos hartas de la discriminación, de la homofobia, de que una elección sexual disidente sea vista como una enfermedad, de la violencia con la que son tratadas las compañeras trans por los agentes de seguridad y por la sociedad en general. Este también es un aprendizaje que debemos darnos como sociedad. Solo luchando contra las idealizaciones mitificadas de nuestra cultura lograremos crear una sociedad más justa, más igualitaria y más diversa”.
No faltó el momento de reclamar por más igualdad, “en el trabajo, en la política, en la Justicia misógina que tenemos, en la casa, en el bar, en la cama y en las plazas”.

Por menos violencia
Por último denunciaron todos los tipos de violencia de las que son víctimas las mujeres, “desde el acoso callejero, la violencia mediática con sus dictados de modelos hegemónicos de belleza, el acoso laboral, la violencia obstétrica y la llamada violencia doméstica, es decir la violencia que sufrimos en nuestras propias casas”. Y añadieron: “Venimos a reclamar porque nos siguen matando a nuestras niñas, a nuestras hermanas, a las activistas políticas, a las compañeras trans”.
En la finalización del documento, las integrantes de la Juntada Feminista solicitaron: “Basta de violencias ¡queremos una sociedad amorosa, abierta, libre, contenedora, protectora, pacífica. Una sociedad donde todes podamos vivir mejor!”.