Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Brazos Acunadores, una propuesta del voluntariado del Centro Providencia

El espacio pergaminense que pertenece a Conin, ha puesto énfasis en una campaña que consiste en buscar Brazos Acunadores, que asistan y contengan a los niños de las madres que participan de los talleres que se dictan en los Centros de Atención Primaria de la Salud.


El Centro Providencia Conin Pergamino realiza una campaña a través de la que convoca a los voluntarios que quieran ser Brazos Acunadores de los niños de las madres que participan de los talleres que se dictan en los Centros de Atención Primaria de la Salud de nuestra ciudad.

De acuerdo con lo expuesto por los referentes del Centro Providencia, un Brazo Acunador se encarga de cuidar a bebes o niños, de uno a tres años que participan de los grupos de crianza. Además se aclara que se necesitan voluntarios que puedan cumplimentar su colaboración una vez por semana durante tres horas.

Los interesados en ayudar deben enviar un mail a la siguiente dirección: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.. O bien comunicarse al teléfono: 15302969.

Gracias a la buena respuesta de la comunidad este miércoles, de 9:00 a 10:30, se realizará una charla informativa en Osde, orientada a quienes se inscribieron. Durante el encuentro, referentes del grupo de voluntariado del Centro Providencia contarán a los presentes sobre cómo ayudar a los niños más vulnerables de nuestra ciudad.

Contención de niños

Con el objetivo de indagar sobre la campaña de Brazos Acunadores, LA OPINION mantuvo contacto con la presidenta del Centro Providencia Conin Pergamino, Cecilia Buteler. “Brazos Acunadores es una de las  propuesta de voluntariado que ofrecemos hace tiempo y en la que en el período estival estamos poniendo énfasis”, contó Buteler y explicó que “los Brazos Acunadores son aquellos que contienen a los niños de las madres que participan activamente de los talleres que el Centro Providencia brinda en Pergamino. Hay talleres que son específicamente de juegos que se realizan con la inclusión de los niños, como los de estimulación, pero hay otros, como los de cocina, en los que solo deben participar los progenitores. En esta oportunidad necesitamos de la presencia de voluntarios que cuiden a los niños mientras sus padres están en los talleres”.

Si bien esta forma de colaborar se desarrolla durante todo el año, se pone especial énfasis en enero y febrero ya que los niños no concurren a la escuela por lo que “las madres asisten a los talleres con los bebés que tienen de cero a tres años y que forman parte del Programa, pero también se ven en la obligación de asistir con sus otros hijos ya que no tienen quien se los cuide. Por eso necesitamos personas que estén dispuestas a atenderlos, contenerlos y los acompañen”.

Compromiso materno

Son alrededor de 120 las madres que participan de los talleres que el Centro Providencia brinda en los Centros de Atención Primaria de la Salud, distribuidos en los barrios. “Existen diez grupos de crianza que están integrados por madres (entre 10 y 15 madres por grupo) que asisten a los talleres que dictan 14 profesionales en nueve Caps de los barrios ya que es un trabajo articulado con la Secretaría de Salud local”, indicó la entrevistada.

Los talleres que se dictan son varios: de cocina y nutrición, desarrollo infantil, hablemos de nosotras en la que con un psicoterapeuta se abordan temáticas relacionadas con el vínculo de madres e hijos y el empoderamiento de las madres, y el día de consultorio en el que un pediatra, una nutricionista y una estimuladora temprana controlan a los niños dando cumplimiento a un seguimiento personalizado a los menores.

Voluntariado

La propuesta de Brazos Acunadores es una de las propuestas de voluntariado que existen en el Centro Providencia, hay otros en los que los interesados pueden prestar colaboración, por ejemplo voluntarios que se sumen a la organización y desarrollo de las ferias que Conin desarrolla anualmente u otros eventos; o bien un acompañamiento que se extienda durante el año, claros ejemplos de ello son los programas Brazo Acunador, el Programa Voy por Más a través del que se ayuda a las madres a terminar su estudio, hay personas que colaboran cocinando para los talleres. “Tenemos charlas informativas mensuales destinada a las personas que quieran ser voluntarios en alguna de las áreas”, señaló Buteler.

Balance y perspectiva

“Hemos tenido un muy buen 2017, ha sido un año de trabajo intenso, la comunidad nos acompañó muchísimo. No solo hemos desarrollado los talleres sino también eventos importantes como las ferias anuales, el Arte con Causa que es una movida de integración y diversidad cultural ya que los artistas locales pintan obras con las mamás que asisten a los talleres. Además desplegamos una importante labor en red ya que participamos del Consejo del Menor y la Familia, Ciudades Educadoras. Nuestro propósito es trabajar en red”, sostuvo Buteler y agregó que “2018 se ve bien, con mucho más trabajo, renovación de objetivos, perfeccionando lo que ya hacemos y estimulando al centro Providencia para el desarrollo de nuevas tareas. Todo con un denominador común: el desarrollo de los niños para que éstos puedan despertar su potencial genético, propiciando además igualdad de oportunidades en el desarrollo infantil”.