Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Bromatología emitió un alerta por casos de botulismo en distintas localidades

Las conservas caseras y los enlatados son propicios para contagiarse esta enfermedad que es grave. (http://les-lab.com.ar) Las conservas caseras y los enlatados son propicios para contagiarse esta enfermedad que es grave. (http://les-lab.com.ar)

Desde la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación brindaron un informe a las distintas áreas bromatológicas para advertir sobre esta enfermedad. Es fundamental que los consumidores estén atentos a productos típicos, como conservas caseras, donde se genera este mal.


El área municipal de Bromatología emitió un alerta teniendo en cuenta que se confirmaron cinco casos de botulismo en la provincia de Mendoza y dos más en Buenos Aires. Explicaron que el contagio se originó por el consumo de hummus artesanal por lo que la dependencia local advierte sobre el producto en cuestión y difunde buenas prácticas de preparación de los alimentos para evitar esta grave enfermedad.
En este sentido, oficialmente se comunicó a la población que, según lo informado por la Dirección de Epidemiología del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de la Nación, se llevaron a cabo investigaciones que confirmaron la aparición de dos casos de botulismo; como resultado de la encuesta epidemiológica se determinó que estarían asociados al producto hummus garbanzo orgánico proveniente de la marca Tsuki Macro Vegan, que es comercializado en todo el país.
“Frente a esta situación solicitamos que la población se abstenga de consumir el producto y, en el caso de tenerlo en el hogar, mantenerlo cerrado y separado del resto de los alimentos”, explicó la médica veterinaria Sabina Salvarezza, titular del área local; “si se llega a ver en comercios del Partido de Pergamino, notificarlo al 147 o al teléfono 2477 15662115”, agregó la funcionaria.

Con mucho cuidado
La Dirección aprovecha esta oportunidad para alertar a la comunidad de qué se trata el botulismo y cómo prevenir; “es una enfermedad transmitida por alimentos (ETA) causada por una bacteria llamada Clostridium Botulinum, generadora de esporas y toxinas altamente tóxicas capaces de paralizar el sistema nervioso.
“Esta bacteria vive y se reproduce en medios anaeróbicos, con lo cual no necesita del oxígeno para vivir; asimismo se encuentra en el suelo, sedimentos de ríos y mares, vegetales e intestinos de mamíferos y aves, por lo cual existe una gran difusión de esta bacteria en la naturaleza”, señaló Salvarezza.
Los principales alimentos involucrados son las conservas caseras de alimentos poco ácidos envasados en latas o en vidrio como es el caso de las carnes, pescados y algunas hortalizas enlatadas inadecuadamente proliferando las bacterias, alcanzando un número elevado y produciendo una toxina potente. La toxina se introduce en el cuerpo a través de los alimentos contaminados.
“Los síntomas aparecen de 1 a 3 días de haber consumido el alimento contaminado y se manifiesta en principio como problemas gastrointestinales como nauseas, vómitos y cólicos; luego continúa con problemas del sistema nervioso e incluyen parálisis de los músculos que controlan la visión, la deglución (visión doble, dificultad en hablar y tragar, sequedad de lengua y laringe y debilidad progresiva). Si no se trata, los síntomas pueden progresar y la afección puede derivar en insuficiencia cardíaca y muerte por parálisis de los músculos respiratorios”, resaltaron en el informe de Bromatología.

A tener en cuenta
El peligro principal está dado en conservas caseras, ya que son alimentos envasados en ausencia de oxígeno. Cuando el medio que los rodea es desfavorable, el microorganismo produce esporas, haciéndose más resistente. “El mayor riesgo está en las conservas preparadas en forma casera que a veces no alcanzan la temperatura y/o acidez suficiente”, destacó Sabina Salvarezza.
Para prevenir la enfermedad, la Dirección de Bromatología recomienda evitar consumir conservas con la tapa abombada o latas golpeadas u oxidadas; no se aconseja ingerir las conservas caseras; “no administrar miel a menores de un año y esto se debe a la ausencia fisiológica del suficiente nivel de acidez gástrica y de la flora protectora en el aparato gastrointestinal de los niños de esta franja etaria”, explicaron.

Viaggio Espresso