Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Bromatología implementó cambios en los controles sobre alimentos

Es constante el trabajo que lleva a cabo la mesa local para evitar problemas con los alimentos. (LA OPINION) Es constante el trabajo que lleva a cabo la mesa local para evitar problemas con los alimentos. (LA OPINION)

A partir de los programas de capacitación para inspectores de Pergamino y ciudades de la región, se ahonda en distintas cuestiones que hacen a los trabajos de rutina. Uno de los puntos centrales es abocarse a temas temporales, como ahora es la triquinosis y los riesgos que genera para la salud pública. 


Muchos son los controles bromatológicos sobre la inocuidad alimentaria que se desarrollan en nuestro Partido teniendo en cuenta que el objetivo es evitar complicaciones con los productos que se consumen. Con relación a esto es que se intensificaron las capacitaciones con el Instituto Provincial de Administración Pública (Ipap) planteando un asesoramiento a inspectores y auditores bromatológicos a través de todas las herramientas que sean necesarias para desarrollar correctamente su trabajo, como lo explicó la médica veterinaria Sabina Salvarezza, directora de Bromatología.
“Nuestras actividades apuntan a afianzar el conocimiento de cualquier inspector que trabaja en el Municipio para garantizar que los alimentos que consumimos los vecinos sean sanos e inocuos para nuestra salud”; señaló la funcionaria durante la charla que mantuvo con LA OPINION.
Cabe señalar que estuvo en Pergamino Jorge Taylor, especialista del Ipap, que hizo hincapié principalmente en la necesidad de tomar conciencia sobre la responsabilidad que tienen todos los actores de la cadena alimentaria. “Es importante reconocernos como sujetos de trabajo pero saber también que tenemos obligaciones para con la comunidad y la responsabilidad de proveer alimentos sanos”, señaló la encargada de esta área.

Operativos temporales
Respecto a la triquinosis, que es común en esta época del año, detalló algunas claves para evitar dicha zoonosis: “todo alimento elaborado en base a carne de cerdo debe ser elaborado en un establecimiento habilitado y los productos que se comercialicen deben tener el rótulo que identifique del lugar de origen”, destacaron.
Para prevenir esta enfermedad es necesario que la población se concientice y consuma productos y carnes seguras, provenientes de mataderos y fábricas habilitados por el Ministerio de Agroindustria. “Las direcciones de Bromatología municipales son los actores primarios -dada la cercanía territorial- en detectar y actuar ante la presencia u oferta de productos porcinos que no han recibido el control correspondiente”, indicó el informe municipal.
Es clave que aquellas personas que decidan elaborar fiambres caseros de cerdo para consumo familiar lo hagan a partir de reses de cerdos cuya faena se realice en una planta habilitada e inspeccionada por la autoridad competente.
“En el caso que realicen la faena del cerdo en su domicilio, a campo o en coto de caza, se recomienda llevar a analizar una muestra de carne del animal recién faenado a un laboratorio donde realicen la técnica de digestión pépsica”, manifestaron. “Se aconseja no comenzar a elaborar, vender o regalar, ni consumir productos, hasta tanto no se hayan informado resultados negativos a triquinosis”, señalaron.

Con cuidado al comprar
En Bromatología también solicitaron compromiso a la población al adquirir productos de cerdo y detallaron los controles que se efectúan; “seguimos insistiendo en que la gente compre estos alimentos en lugares habilitados; desde nuestro lado se hacen los controles en comercios mediante inspecciones de rutina y además le solicitamos a la gente que denuncie si observa o nota algo raro para que vayamos a verificar que todo se encuentre normal. También inspeccionamos fábricas encargadas de la elaboración de los productos”, dijo la titular de esta área municipal.
“Autorizamos la entrada de las medias reces porcinas que vienen del frigorífico de origen y su posterior distribución en los comercios”, manifestó la responsable de esta dependencia e indicó que “hay inspecciones constantes de nuestro servicio”.
En este sentido Salvarezza remarcó que “el problema es con quienes hacen faenas clandestinas porque al no tener controles, el animal puede poseer este parásito y más allá de poder adquirirlos más barato, compra un producto que le puede causar serios problemas. Necesitamos que la población compre en lugares habilitados, no adquirir a los costados de las rutas, a particulares de campos que no les hagan los controles respectivos dado que de esta forma eliminaremos los casos problemáticos”, resaltó la funcionaria mientras mostraba los folletos informativos que se vienen distribuyendo en distintos comercios que venden carnes y derivados para que la población conozca los riesgos de alimentarse con productos que no están inspeccionados ni cuentan con las medidas sanitarias correspondientes.