Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Buscarán regular y hasta prohibir la actividad de “trapitos” en la ciudad

La presencia de los “trapitos” en Pergamino tuvo un crecimiento luego de terminar con el estacionamiento medido. (LA OPINION) La presencia de los “trapitos” en Pergamino tuvo un crecimiento luego de terminar con el estacionamiento medido. (LA OPINION)

A toda hora y en distintos puntos de Pergamino, la presencia de los “cuida coches” tuvo un crecimiento exponencial desde que retiraron el viejo sistema de estacionamiento medido. Estas personas, que buscan una gratificación por el supuesto cuidado de autos se pueden ver en el radio céntrico, en plazas y en inmediaciones de la Municipalidad.


Mientras el Municipio está trabajando sobre la nueva aplicación para el sistema “Simple” de estacionamiento medido, la proliferación de los “cuida coches” es una realidad instalada en distintos puntos de Pergamino al punto que se abre un gran interrogante sobre su permanencia a partir de marzo, cuando comiencen a tarifar por aparcar en el radio céntrico de la ciudad.

Al tiempo que el Concejo Deliberante aprueba esta moderna herramienta para ordenar, agilizar y monetizar el estacionamiento, se replica cada vez en la ciudad la presencia de los popularmente conocidos como “trapitos”, ofreciendo protección del vehículo a cambio de una colaboración económica.

En plazas tales como San José, 25 de Mayo, y Merced, por citar algunos ejemplos, estas personas están desde temprano caminando sus veredas y atentos a cuando alguien estaciona para con el fin de solicitar una donación a cambio de su servicio. Si bien su presencia ha crecido especialmente en lugares estaban los boleteros y podría pensarse en una especie de ocupación de su rol y que este “servicio” quedaría sin efecto cuando se active Simple, la verdad es que lo que estos sujetos “cobran” no es el espacio para aparcar sino una especie de “protección”. ¿Protección de qué? Cada uno sabrá cuando accede al ofrecimiento qué es lo que está comprando, o tal vez solo lo tome como una limosna.

A diario LA OPINION recorre la ciudad y las opiniones de los automovilistas son muy variadas; “hay muchachos que están fijos, que ya tienen sus paradas y nadie parece querer pelearse por estos lugares que son privilegiados debido al flujo vehicular que hay a toda hora del día”, le dijeron a este medio algunos remiseros consultados el viernes a la mañana. “Podes toparte con algunos que tienen un chaleco color fluorescente y hasta tienen un balde porque te ofrecen lavarte el auto mientras te hacen un lugar para estacionar, aunque en este caso -nobleza obliga- decir que están con ese trabajo mucho antes que terminara la colocación de la tarjeta de papel”, agregó uno de los vecinos que habita en inmediaciones Monteagudo y Pinto.

La actividad de los “cuida coches” se encuentra dentro de un vacío legal, pues no está prohibido que una persona ofrezca a un conductor cuidarle el vehículo estacionado, ni que reciba una propina por esa tarea. Pero la práctica se distorsionó a raíz de la formación de grupos que, más que ofrecer un servicio de vigilancia, pueden llegar a extorsionar a los propietarios de los automóviles para cobrarles una tarifa en lugares públicos y gratuitos

Regulación o prohibición

De acuerdo a lo que pudo saber el Diario, están trabajando contra reloj para llevar a cabo la disposición de una nueva normativa que regule la presencia de los “trapitos” en las calles de la ciudad, y hasta la misma directamente podría prohibirles su accionar en la vía pública, tal como sucede en otros puntos del país donde se llegaron a registrar incidentes cuando los conductores se negaron a pagarles.

“Llegamos a tener planteos constantes de los contribuyentes que nos preguntan quién les asegurará la ausencia de estas personas cuando entre en vigencia el sistema pago y además haya que dejarle plata a los ‘trapitos’”, contaron desde el Concejo Deliberante dado que uno de sus integrantes está en la elaboración de la normativa que podría estar presentándose en la primera sesión del año que viene; “por suerte no tuvimos incidentes hasta el momento, pero hemos tenido reclamos de los pergaminenses por la vestimenta en algunos casos poco convencional para la ocasión o bien por un comportamiento inadecuado durante el día”, resaltaron sobre algunos fundamentos que acompañarán a la presentación de la futura ordenanza.

“Claramente se pueden hacer cosas. Lo exigimos desde hace varios meses. Las mesas de trabajo intentarán reflejar la necesidad de ponernos de acuerdo en regular la actividad y dar previsibilidad a lo que acontece en las calles, pero nos urge tomar medidas porque la expansión de la actividad es notable”, manifestaron a LA OPINION aunque no quieren ampliar hasta tanto no estén definidos los contenidos.

Desde esta perspectiva, “la situación no está regulada ni controlada por nadie; solamente interviene la Policía en casos delictivos”. Habida cuenta de lo dicho, consideran que la intervención municipal “es clave”: “Sabemos que existirá un marco normativo que permitirá la registración urgente, en muchas cuadras se pide una gratificación por el cuidado del vehículo y en la mayoría de los casos se les termina dando el dinero por temor a represalias contra el auto”, aducen sobre este tema que sin dudas traerá amplios debates.

La solución deberá ser el resultado de una mesa de diálogo porque está claro que el pago del estacionamiento medido corresponde por la ocupación de un espacio, mientras que los “trapitos” aseguran que ellos piden una colaboración por el cuidado del vehículo, por la protección para que no le ocurran daños al estar expuestos a la intemperie.