Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Buscarán una vez más que Pergamino sea una ciudad libre de pirotecnia

Una vez más se reclamará para que Pergamino sea definitivamente una ciudad libre de pirotecnia y fuegos artificiales. (LA OPINION) Una vez más se reclamará para que Pergamino sea definitivamente una ciudad libre de pirotecnia y fuegos artificiales. (LA OPINION)

Si bien todos los años para esta época el tema es recurrente, la idea es que ahora estén las condiciones dadas para que no se comercialicen estos productos que tantos inconvenientes generan. Muchos distritos vienen adoptando estas medidas con resultados favorables.


En septiembre de 2017, la Cámara de Senadores de la provincia de Buenos Aires había dado media sanción a un importante proyecto de ley que prohibía el uso de pirotecnia en toda la región; e incluso en Pergamino se trabajó al respecto tomando como referencia una iniciativa del Concejo Deliberante que había sido debatida años atrás a raíz de una presentación concretada por estos motivos.
Cuando llegan los dos últimos meses del año el tema pirotecnia es algo recurrente y son ciento de personas las que reclaman su utilización y se llegaron a hacer marchas a nivel local por estas cuestiones; “hay sectores de la sociedad que no la toleran por distintas patologías. Y ni que hablar con respecto al mal que les produce a los animales”, se indica cada vez que hay consultas sobre los motivos que se pide la suspensión de la venta de estos artículos pirotécnicos.
En la provincia, además de General Alvarado, otras localidades habían avanzado en prohibir su uso en las fiestas de fin de año. Estas son Lezama, San Vicente, Florencio Varela, Olavarría, Patagones, Bahía Blanca, Exaltación de la Cruz, Rivadavia, Coronel Dorrego, Bragado, Berisso y por supuesto en nuestra ciudad donde siempre se generan muchas movidas para evitar la comercialización de estos elementos explosivos; “lo único que pedimos es que no se vendan, ni poco ni mucho, que no se comercialicen estos elementos en Pergamino”, coinciden quienes reclaman una normativa al respecto.

Con incertidumbres
De acuerdo a lo que pudo saber LA OPINION, para las fiestas próximas no hay nada determinado y uno de los ejemplos a tomar podría ser la cantidad de fuegos artificiales que se tiraron en las anteriores celebraciones; “necesitamos que la ordenanza exista en todo el Partido de Pergamino, que se tomen medidas concretas con infracciones para los que venden pirotecnia y para que esto se logre hay que ser una ciudad libre de estos productos que tanto mal le hace a chicos, adultos y animales”, contó una de las personas que habló con LA OPINION sobre este tema en particular.
Si bien todavía no hay nada concreto, es de esperar que empiecen a llevar adelante las típicas protestas con marchas inclusive en inmediaciones de la Municipalidad; “habrá que tomar una postura concreta y ser definitivamente una localidad donde no se vendan estos elementos, que ni siquiera estén ingresando los mismos para que luego se puedan distribuir en comercios locales”, contó otro de los vecinos que se comunicó ayer con este medio preocupado por el tema teniendo en cuenta que se acercan las fechas y no hay nada concreto.
La labor del Municipio en lo que respecta a controles se lleva a cabo cumpliendo con las normativas vigentes en cuanto a capacidad de ventas o bien las categorías que existen por el volumen de las explosiones; “no reclamamos que no se hagan las inspecciones porque sabemos que los inspectores recorren la ciudad, pero directamente no queremos que se tengan esos productos en exposición ni comercios que habrán exclusivamente para vender esas cosas”, contaron a LA OPINION.

Peligros permanentes
Desde la Dirección de Explosivos del Ministerio de Justicia y Seguridad, se detalló que según las disposiciones vigentes, los artículos de pirotecnia se clasifican en dos tipos generales: de efecto lumínico y de efecto sonoro.
Las combinaciones de ambos derivan en 18 categorías que incluyen petardos y fósforos hasta estrellitas, volcanes y bengalas sin humo. Hay materiales que no pueden utilizarse para su fabricación. Si bien la norma nacional prohíbe la venta a menores de 16 años, en algunos municipios la prohibición es para menores de 14.
“Todos los años se repiten las noticas en la Argentina cuando se observan las lesiones que provoca la manipulación de estos elementos, tanto en niños como en adultos”, indicaron fuentes médicas al respecto; “era necesario que se tengan políticas concretas en relación a esto pero cuando se logró que los gobiernos locales se pusieron a trabajar en el tema la Justicia cambia años de trámites y pedidos”, agregaron desde los grupos que buscan impedir la venta en nuestra región.

Viaggio Espresso