Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Calendario litúrgico: el Miércoles de Cenizas será el 18 de febrero

Con la imposición de las cenizas da inicio la Cuaresma. (INTERNET) Con la imposición de las cenizas da inicio la Cuaresma. (INTERNET)

El domingo pasado culminó el Tiempo de Navidad y la Iglesia atraviesa actualmente el primer Tiempo Ordinario. La celebración de la imposición de las cenizas dará inicio a la Cuaresma, 40 días de preparación para la Pascua, que este año se celebrará el 5 de abril.

DE LA REDACCION. El último domingo, 11 de enero, en todas las parroquias y capillas de nuestra ciudad se celebró, según la liturgia, el bautismo de Jesús en las aguas del río Jordán. Con este hecho ha culminado el Tiempo de Adviento que significa “de espera” para el nacimiento de Dios en el mundo. 

 

Ordinario

La liturgia atraviesa el primer Tiempo Ordinario, que es el que va desde la Fiesta de la Epifanía (6 de enero) hasta inicio de Cuaresma. En el Primer y Segundo Tiempo Ordinario del año litúrgico no se celebra ningún aspecto concreto del misterio de Cristo. En ambos tiempos se profundizan los distintos momentos históricos de la vida de Cristo para adentrarnos en la historia de la Salvación. 

Suele ser definido como “el tiempo en que Cristo se hace presente y guía a su Iglesia por los caminos del mundo”. 

En el año litúrgico, se llama Tiempo Ordinario al tiempo que no coincide ni con la Pascua y su Cuaresma, ni con la Navidad y su Adviento.

Son treinta y tres o treinta y cuatro semanas en el transcurso del año, en las que no se celebra ningún aspecto particular del misterio de Cristo. Es el tiempo más largo, cuando la comunidad de bautizados es llamada a profundizar en el Misterio pascual y a vivirlo en el desarrollo de la vida de todos los días. Por eso las lecturas bíblicas de las misas son de gran importancia para la formación cristiana de la comunidad. Esas lecturas no se hacen para cumplir con un ceremonial, sino para conocer y meditar el mensaje de salvación apropiado a todas las circunstancias de la vida.

 

Ceniza

Este año, el Tiempo de Cuaresma comenzará con el Miércoles de Ceniza, que se celebrará el 18 de febrero. Este es, para los católicos, un día de ayuno y abstinencia, se realiza la imposición de la ceniza a los fieles que asisten a misa. Da inicio a la Cuaresma (40 días de preparación para la Pascua), que comienza el miércoles de ceniza y termina el Domingo de Ramos. 

Estas cenizas se elaboran a partir de la quema de los ramos del Domingo de Ramos del año anterior, y son bendecidas y colocadas sobre la cabeza o la frente de los fieles, como signo de la caducidad de la condición humana. Mientras lo hace repite las palabras “Recuerda que polvo eres y en polvo te has de convertir”. La ceniza representa la destrucción de los errores del año anterior al ser estos quemados.  

 

Cuaresma

La Cuaresma comienza con el Miércoles de Ceniza y se prolonga durante los cuarenta días anteriores al Triduo Pascual. Es tiempo de preparación para la Pascua o Paso del Señor. Es un tiempo de oración, penitencia y ayuno. Es tiempo para la conversión del corazón.

La Semana Santa, que en 2015 se extenderá desde el 2 hasta el 5 de abril comienza con el Domingo de Ramos, que este año será el 29 de marzo y termina con el Domingo de Resurrección (5 de abril). En el Triduo Pascual se recuerda y se vive junto con Cristo su Pasión, Muerte y Resurrección. 

El Domingo de Pascua es la mayor fiesta de la Iglesia, en la que se celebra la Resurrección de Jesús. Es el triunfo definitivo del Señor sobre la muerte y primicia de nuestra resurrección.

El Tiempo de Pascua es tiempo de paz, alegría y esperanza. Dura cincuenta días, desde el Domingo de Resurrección hasta Pentecostés (este año será el 24 de mayo), que es la celebración de la venida del Espíritu Santo sobre los apóstoles. En esta fiesta se trata de abrir el corazón a los dones del Espíritu Santo. 

Después de Pentecostés sigue el Segundo Tiempo Ordinario del año litúrgico que termina con la fiesta de Cristo Rey (22 de noviembre).