Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Cambalache Político

Fotos del archivo: ¿quién las resiste? Son el mejor testimonio de cómo la política lleva por caminos diversos. En 2009, hace cinco años nomás, ganaban las elecciones bajo el paraguas de Felipe Solá, el colorado De Narváez y Mauricio Macri. Una alianza que venía para quedarse. Pero esa Unión-PRO se terminó apenas pasó el triunfo y cada uno de estos protagonistas tomó caminos separados: Marcela Manfredini se fue con De Narváez y ahora está con Scioli; Marcelo Pacífico estuvo con la Alianza Massa-Macri y ahora se quedó en el macrismo; Carlos Córdoba -previo paso por el kirchnerismo- ahora apoya a Scioli, y Jorge Solmi se fue con Massa. La política es así porque los de arriba arreglan y desarreglan a su antojo sus alianzas y abajo, los políticos, hacen la del camaleón: cambian de colores según la ocasión. 

 

CON UNOS Y CON OTROS

 

Como habrá leído en otra página Tota, el Cachirulo asume como presidente del partido radical. Dicen que luego habrá choripanes en la sede de la UCR de San Martín e Italia, porque al fondo hay una parrilla muy grande, así que no hay excusas.

Pero luego, unos días más adelante, habrá un encuentro de amigos -quizás una cenita-, con aquellos que sin ser radicales son “cachistas”, así no se quedan afuera.

Es que el Cachirulo, cómo decirle doña, es muy ecléctico y un recolector de militantes de todos los partidos, habida cuenta que con el suyo solo parece que no hacíamos nada.

Entonces ahora, asume en el Comité y después reúne a los de Integración o amigos de otros partidos o cómo se les quiera llamar.

Ahora más que nunca Cachirulo no quiere dejar a nadie afuera. El que viene es año electoral Tota, no se olvide, y hay que empezar a verse las caras con la militancia, para ver si está todo bien o todo mal. Elemental Watson.

 

 

REUNIONES ARDIENTES

 

Donde hay reuniones ardientes doña es en el peronismo, cada subsector tiene sus pretensiones y hay encuentros y comidas privadas para todos los gustos. Esta semana que dejamos un grupo en el que estaban Mauro Arana y Juan Bravo se hizo un lechoncito e invitaron a Gaby Cairat y a Riky Ruggeri. 

Riky fue un rato porque tenía otro compromiso la misma noche, pero el resto se quedó rosqueando y Lisandro Bormioli fue uno de los temas. La verdad es que no dijeron nada halagüeño del dirigente K, más bien fueron queja tras queja. 

Por su parte Lisandro reúne su tropa en forma permanente y dice que no le preocupa lo que digan en ese sector, cercano al Polo Social.

Es que la pelea entre Bormioli y Cairat, lejos de amainar con el paso del tiempo, se ha vuelto cada vez más encarnizada. Y cada uno se reúne con los que son propios o, como el caso de Cairat, con los que no están alineados a Bormioli. Son esas amistades que no vuelven más doña.

ATE EN SU LABERINTO

 

El fallecimiento del secretario general de ATE, Oscar Velázquez, tras muchos años al frente del sindicato, trae aparejado los problemas sucesorios que, de por sí complicados, se complican más todavía cuando una figura fuerte deja el espacio.

Las elecciones internas, para que se presenten las listas que pretenden conducir, serán en mayo de 2015.

La agrupación que lo acompañó en distintas elecciones, “Por siempre Germán” en alusión al gran dirigente Germán Abdala, que pasaron la noche en su velatorio junto a los más cercanos, afirman que si bien era un imprescindible, seguirán su legado al pie de la letra, por lo que se descarta que este grupo, encabezado por Estela Blanco, Marcela Bottaro y Daniel González, será una de las opciones.

 

 

NO A LA TASA

 

Los concejales de la oposición no estaban desacertados cuando no quisieron votar la tasa al combustible que Cachirulo pretendía aplicar, pero que luego Omar Pacini puso en compás de espera. Un nuevo fallo judicial de la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso Administrativo de La Plata resolvió rechazar un recurso de apelación presentado por el Municipio de Monte al respecto. 

El fallo ratificó un pronunciamiento de primera instancia y ordenó a esa comuna suspender la aplicación de la ordenanza que creó la “Tasa de Mantenimiento Vial Municipal” y abstenerse de cobrarla.

Lo que los ediles peronistas decían, que infringía el Régimen de Coparticipación Federal, al fin resultó cierto, doña. 

Por eso podemos afirmar que en el Concejo Deliberante se dicen a veces muchas pavadas, pero cuando hablan en serio hay que rescatarlo.