Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Cargar nafta sin casco es más habitual en las estaciones de servicio periféricas

El tema de utilizar el casco más allá de una obligación tiene que ver con cuidar la vida del motociclista. (LA OPINION) El tema de utilizar el casco más allá de una obligación tiene que ver con cuidar la vida del motociclista. (LA OPINION)

De acuerdo a lo que explicaron fuentes consultadas por LA OPINION, esta situación es más normal en los expendedores ubicados más alejados del radio céntrico. A su vez reconocieron que es importante el compromiso que exista de los comerciantes del sector, pero entienden que los estacioneros no pueden cumplir “el poder de policía”.


Allá por 2010 el Gobierno bonaerense anunciaba que trabajaría con los municipios para revertir la escasa efectividad en el cumplimiento de normas tendientes a controlar el uso de casco por parte de motociclistas. La idea era combatir la reiteración de los graves accidentes en la vía pública protagonizados por esos rodados. En aquel entonces, en un encuentro presidido por el exgobernador Daniel Scioli, y al que asistieron jefes comunales de los distritos, se acordaba impulsar ordenanzas municipales mediante un proyecto de ley para ampliar el convenio firmado en 2008 entre el Estado provincial y la Federación de Expendedores de Combustible y Afines de la provincia de Buenos Aires, que postulaba no vender combustible a quienes no llevaran el casco protector.
“Esto permite que inspectores municipales y provinciales controlen ese cumplimiento, porque es dentro de las ciudades donde circula el 90 por ciento de las motos”, se explicó en ese momento e indicaban que también se buscó crear un registro para consignar la relación entre motos y cascos a partir de un número de serie en estos últimos. “Siempre es preciso trabajar en la concientización porque hay que cambiar una cuestión cultural que hace que no se cumpla la obligación legal de usar casco”, resaltaron ayer desde el área de Inspección General teniendo en cuenta las permanentes intervenciones que se hacen en las calles para mejorar la seguridad vial.

Si bien desde la puesta en marcha de la normativa los vendedores de combustibles no estaban de acuerdo en ejercer el poder de policía, hay en Pergamino estaciones que cumplen con la legislación en un amplio porcentaje del día.

¿Qué pasa en las estaciones?
Si bien desde la puesta en marcha de la normativa los vendedores de combustibles no estaban de acuerdo en ejercer el poder de policía, hay en Pergamino estaciones que en estos momentos cumplen con la legislación en un amplio porcentaje del día, aunque la situación es diferente en las expendedoras ubicadas en los barrios periféricos “en los que se complica poder llegar con los inspectores”, confiaron fuentes municipales a las que consultó LA OPINION.
“En el radio céntrico hay estaciones que directamente no venden si el conductor de la moto concurre sin casco, y sucede lo mismo si se acercan con un bidón para llevar el combustible”, añadieron sobre la situación que suele presentarse en la venta de naftas.
“Si bien el uso del casco es obligatorio conforme a las normas vigentes, más importante aun es la preservación de la vida”, señalaron; sin embargo la normativa es a veces poco respetada por los usuarios de los vehículos en cuestión, que muchas veces ni siquiera lo compran. Por tal motivo el Municipio trabaja en la instrumentación de acciones tendientes a educar, controlar y sancionar a los motociclistas de acuerdo con las exigencias de la Ley Nacional de Tránsito, como medida principal para evitar lesiones graves y muertos, exigiendo el uso obligatorio del casco.

El Municipio trabaja en la instrumentación de acciones tendientes a educar, controlar y sancionar a los motociclistas de acuerdo con las exigencias de la Ley Nacional de Tránsito, como medida principal para evitar lesiones graves y muertos, exigiendo el uso obligatorio del casco. 

Motos y casco
En la ciudad existe una gran cantidad de motos empadronadas y la mayor parte de los conductores son jóvenes; en los últimos años se registraron muchos accidentes anuales, según datos del sistema público municipal. Según los estándares internacionales, la posibilidad de un accidente mortal para el usuario de un vehículo de dos ruedas es 13 veces mayor que para el conductor de un automóvil.
“Estaremos durante todos los días en calles y avenidas donde el tránsito es constante porque más allá de multar a quienes no lleven el casco, queremos evitar que circulen las motos que carecen de los elementos de seguridad obligatorios o bien tengan caños de escape de competición”, advirtieron en Inspección General.
Existen ciertos problemas en la ciudad, hay personas que infringen las legislaciones en materia de tránsito y “tenemos que ubicarnos en ese grupo para evitar accidentes.
“Los agentes de Inspección se encuentran permanentemente en las calles tratando de corregir los errores aunque los automovilistas creen que es una persecución”, agregaron desde el área del Gobierno local.
En este sentido, se indicó también que “entendemos que cuando bajen las temperaturas encontraremos más motociclistas que se pongan el casco, pero es importante que se tome esto como una costumbre a seguir porque llevamos concientización, los controles no tienen un fin recaudatorio y queremos que la gente entienda este tipo de cuestiones”, manifestaron.