Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Carnes más caras: en lo que va del año la suba es del 35%

El fuerte incremento por la cotización de la hacienda en pie y la suba de costos en general que afronta la industria frigorífica impulsaron la suba. (ARCHIVO LA OPINION) El fuerte incremento por la cotización de la hacienda en pie y la suba de costos en general que afronta la industria frigorífica impulsaron la suba. (ARCHIVO LA OPINION)

En la última semana la fuerte actualización que tuvo el valor de la hacienda llegó para quedarse, en un contexto de escasa oferta. Dichos aumentos fueron trasladados al mostrador. En contacto con carniceros de la ciudad, LA OPINION pudo saber de la preocupación que genera la baja en los niveles de ventas.


Después de algunos meses de relativa estabilidad en el ramo, desde que empezó el año, el precio de la carne registró una suba promedio de 35 por ciento.
Los especialistas aseguran que en las próximas semanas volverá la calma, aunque no pueden garantizar que esto redunde en bajas en los precios ya instalados.
Así las cosas, hoy el kilo de asado supera los 300 pesos, por lo que se han visto reducidos los niveles de ventas en las carnicerías pergaminenses. A su vez, cortes de consumo más cotidiano, como las pulpas (nalga o cuadril) de ternera o novillito, los animales más demandados, alcanzan los 300 pesos el kilo.
Entre algunos de los factores que influyen en la suba se encuentra el crecimiento de las exportaciones, que achican la oferta a nivel nacional, consecuentemente a menor oferta y mayor demanda, incremento de precios si se considera el libre juego de la oferta y la demanda.
Por otro lado, se explica que el fuerte incremento reflejado durante enero y el mes en curso por la cotización de la hacienda en pie y la suba de costos en general que afronta la industria frigorífica impulsaron la suba.

Sin poder absorber
Durante enero, la recuperación que mostró el precio de la hacienda hizo que los valores mayoristas (el de la media res que compra el carnicero para la venta) tuvieran un ajuste de hasta 30 por ciento. En muchos casos, y a la espera de que el alza en la hacienda fuera circunstancial, los aumentos fueron absorbidos en parte por el canal minorista.
Sin embargo, en la última semana, la fuerte actualización que tuvo el precio de la hacienda llegó para quedarse, en un contexto de escasa oferta. Dichos aumentos fueron imposibles de absorber por el comerciante, que además de poco volumen de operaciones, padece incrementos en sus costos operativos, especialmente la electricidad.

Desde enero
En contacto con algunos carniceros de la ciudad, LA OPINION pudo saber no solo de la significativa suba de los precios de los cortes cárnicos sino también de la preocupación que genera las bajas en los niveles de ventas.
“El aumento en los precios de la carne comenzó a mediados de enero y ya suma un 35 por ciento en promedio”, indicó uno de los carniceros encuestados.
Sobre los motivos explicó que “la falta de animales es uno de los factores que influyen, es importante aclarar que la crianza de un animal lleva un tiempo importante no es como un cerdo que se cría en un año. A esto se suma que los ganaderos vendieron tiempo atrás todo lo disponible, incluso en el mercado externo”.

Sin ventas, bajan
Respecto de cuándo se podría regularizar la situación, otro de los entrevistados señaló que en conversaciones sostenidas con algunos frigoríficos les confirmaron que “a partir de ahora podría empezar a regularizarse esta situación atento a que las ventas bajaron estrepitosamente”, en función justamente de que un kilo de pulpa tiene un valor de 300 pesos.” Los movimientos en los precios se dan por el juego de la oferta y la demanda por lo que se estima que el mercado tienda a estabilizarse nuevamente”.
El comerciante consultado afirmó que “en el mercado el precio de la carne va a bajar y esperamos que también esta baja pueda ser trasladada al mostrador, estimo que en los próximos 20 días”.
Además el valor del asado, la pasión de los argentinos, ha generado que cada vez se consuma más esporádicamente ya que el vacio promedia un valor de 340 pesos, el matambre 370.


Conducta de consumo
Las subas en los valores de la carne hacen que los consumidores comiencen a aplicar diferentes estrategias: “El que antes comparaba tres kilos de asado, ahora compra dos. Se registra que una importante cantidad de personas optan por comprar las pulpas comunes, carne picada, aguja, milanesas ya elaboradas”, comentó uno de los carniceros entrevistados.
También se nota que las personas han cambiado sus hábitos de consumo porque “dejaron de lado la carne vacuna para pasar a consumir más pollo o cerdo aunque en las últimas semanas, acompañando el precio de la carne, esos tipos de carne también aumentaron su valor, el pollo un 30 por ciento por ejemplo”.

Todos ajustan
Por último y haciendo referencia a las perspectivas, el entrevistado indicó que “en febrero se está notando mucho la baja en los niveles de ventas y esperamos un mes de marzo signado por la tranquilidad ya que siempre fue un mes complicado porque en la mayoría de las personas se generan otros gastos, por ejemplo, los relacionados con el inicio del ciclo lectivo. Todo esto nos lleva a aplicar ciertas estrategias, para vender más resignamos rentabilidad y si tenemos que ajustar, lamentablemente, le pedimos a algunos empleados que en vez de hacer jornada completa hagan mediodía”.

Datos de la Cámara
Más allá de la certera percepción de los carniceros, en Pergamino contamos con datos estadísticos regularmente actualizados que elabora la Cámara de Alimentarios. Considerando los relevamientos concernientes al mes de enero, que registró una inflación a nivel local del 7,8 por ciento, se advierte que lo que más incidió en el promedio general fue el precio de la carne bobina, que tuvo un incremento del 15,8 por ciento.
Por otro lado es importante recordar la variación de precios de la carne durante 2018, según la Cámara: en los meses de mayo, junio y septiembre se dio la mayor suba de precios en los cortes. Mientras que en el promedio general el incremento alcanzó el 40 por ciento durante el año.