Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Carpooling, el sistema solidario que se sumó a las opciones para viajar

Por costos y comodidad, el carpooling es la opción preferida de los estudiantes. (PUBLIMETRO) Por costos y comodidad, el carpooling es la opción preferida de los estudiantes. (PUBLIMETRO)

Compartir el auto, incluso con desconocidos, ya es habitual en Argentina. La modalidad se instaló por la necesidad de achicar costos, especialmente entre estudiantes, que lo encuentran como un modo económico, cómodo y flexible. Luciano Fontoba, uno de los administradores de la página de Facebook “Pergamino-Rosario Carpooling”, contó la experiencia.


Carpooling es una tendencia que crece cada vez más en nuestro país, por la tracción que sobre todo ejercen los chicos que llegan desde el interior a estudiar a las capitales provinciales y ciudades universitarias, quienes a la hora de visitar sus hogares acuden a buscar compañeros de viaje, desconocidos en muchos casos, a través de las redes sociales y aplicaciones especializadas. El criterio de búsqueda es uno solo: compartir la ruta. Una vez cumplido ese requisito, todo es cuestión de definir horario de partida y gastos a dividir entre pasajeros y conductor. Este último es un factor característico del carpooling: no es que el dueño del auto cobra un servicio sino que propone compartir los gastos con eventuales pasajeros, por lo que a la hora de dividir, él también entra en el prorrateo.
La modalidad de compartir el auto además de ahorrar costos, sirve para reducir el impacto ambiental y aliviar la congestión vehicular, razones por las cuales es fuertemente impulsada por los Estados. En el caso de Argentina, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires fue a la vanguardia haciendo esta propuesta a los muchos bonaerenses que entran a la Capital a diario.

Vieja práctica, nueva versión
Pero este sistema no es nuevo sino que solamente ha extendido su campo. Lo vienen usando desde hace décadas los padres que organizan “pools” para llevar y traer a sus hijos de escuelas, fiestas y clubes.
En su vertiente rutera, de grandes distancias, es heredero de la tradición del “dedo”. Pero la tecnología hoy permite escalar la dimensión de estos acuerdos con formas menos rústicas (y mucho más seguras) de encontrar compañeros de viaje.
El sistema de carpooling, que permite contactar a conductores y pasajeros que viajan hacia un mismo destino, arrancó hace pocos años en el país y rápidamente fue en alza.
El contacto se produce a través de Facebook (de esta manera los usuarios ya saben con quién están viajando), donde conductores y pasajeros publican los trayectos que necesitan recorrer, con fechas, horarios, asientos disponibles y precios sugeridos de gastos: algunos se rigen por el sistema que calcula el precio basado en el kilometraje y el costo de la nafta, mientras que otros trabajan con una tarifa fija accesible.

Dinámica
Con el objetivo de saber de qué se trata esta modalidad que se impuso a la hora de viajar, LA OPINION consultó a Luciano Fontoba, uno de los administradores del espacio en Facebook: Pergamino-Rosario Carpooling. “El Carpooling es una metodología de viaje que en algunas ciudades se hace a través de aplicaciones específicas mientras que en Rosario, desde sus inicios, hace más de tres años, se desarrolla a través de una página de Facebook”, señaló el joven. Explicó que en esa página las personas que participan de esta dinámica publican cuándo viajarán, en qué horario y cuántos lugares disponibles tienen. “Los interesados luego se comunican por privado con el ‘chofer’ y acuerdan un punto de encuentro conveniente a todos los usuarios (algunos utilizan el servicio puerta a puerta) y un horario determinado”, describió la dinámica.

Viaje más ameno
El objetivo de este nuevo sistema de transporte es claro: compartir el viaje, hacerlo más ameno y ahorrar en gastos ya que, además de viajar más cómodos que en un transporte convencional, está garantizado que el servicio es más económico que los tradicionales. “Carpooling es una forma diferente de viajar que va de la mano del desarrollo tecnológico; antes era impensado participar de esta dinámica de viaje pero con el avance de la comunicación notamos que cada vez más personas son parte de esta propuesta”, aseguró Luciano.

Apto todo público
Si bien el servicio es utilizado en su mayoría por estudiantes, con el paso del tiempo se ha traspasado las barreras generacionales. “Conforme avanza el tiempo los adultos también comienzan a hacer uso de este sistema”, indicó el entrevistado quien agregó que hay personas que utilizan este servicio para enviar encomiendas.

Criteriosos
No existen condicionamientos para los vehículos que se utilizan, tampoco hay una legislación puesto que no es un negocio sino un beneficio que acuerdan las partes sin mediar una relación contractual. Es por eso que el carpooling se rige estrictamente por el sentido común en pos de salvaguardar la seguridad de quien conduce como de sus acompañantes. Así lo aseguró Luciano: “Cada uno aporta con el vehículo que tiene pero se debe aplicar un buen criterio ya que se trata de que el auto esté en condiciones, no tenga fallas, que tenga al día los papeles, que cuente con un seguro, son precauciones que la mayoría de las personas al salir a una ruta considera”. Pero es responsabilidad de cada uno de los usuarios constatar estas cuestiones y, en todo caso, asumir o no el riesgo de viajar sin estas garantías.

Más de 3.000
Pergamino Rosario Carpooling en Facebook es administrada por tres personas; una de ellas es nuestro entrevistado, Luciano: “En mi caso particular llevo casi siempre a las mismas personas, con algunos hemos entablado una amistad, a veces nos reunimos, hemos intentando hacer reuniones de carpooling pero es complicado porque en el grupo somos 3.000 personas aproximadamente, entre usuarios y choferes”.

Costos y tarifas
El tema del costo ha sido muy debatido entre los administradores del grupo, por ello se han fijado dos modalidades, ambas válidas: hay quienes comparten el gasto específico de la nafta y peaje de cada viaje en particular, dividido todos los pasajeros, incluido el chofer mientras que otros establecen una tarifa fija, razonable, que incluye el gasto de nafta y peaje pero del que queda excluido el chofer en la división. Actualmente una tarifa fija oscila los 170 pesos, mientras que un pasaje de colectivo tiene un valor superior a los 240 pesos, sumado ello al gasto que genera llegar a la parada de colectivo y luego desde la Terminal hacia sus hogares. “Cada uno se maneja libremente pero debe aplicarse un criterio razonable”, afirmó Luciano respecto del precio.

Viaggio Espresso