Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Cátedra sobre Género, disertaron sobre las dificultades para el acceso a la Justicia

Las disertantes junto a las integrantes de la Juntada Feminista en la reunión mensual de la Cátedra. (LA OPINION) Las disertantes junto a las integrantes de la Juntada Feminista en la reunión mensual de la Cátedra. (LA OPINION)

En el tercer encuentro de la propuesta, que organizan en forma conjunta la Juntada Feminista y la Unnoba, se abordó la temática de las problemáticas que se registran en el acceso a la Justicia. “Hay mujeres que tienen que derrumbar muros para hacer una denuncia de violencia de género”, afirmó la doctora Norma Chiapparrone.


Días pasados en el auditorio Atahualpa Yupanqui de la Unnoba, se realizó el tercer encuentro de la Cátedra Libre “María Inés Carro” sobre Género y Educación Sexual Integral en el marco de los Derechos Humanos.
La iniciativa es promovida por la Juntada Feminista de Pergamino y se encuadra en el Programa de Género y Diversidad Sexual que implementa la Universidad.
En la oportunidad se abordó la temática de “Acceso a la Justicia, dificultades y obstáculos para mujeres víctima de violencia”.
En el encuentro disertó Lucía Portos, diputada provincial y consejera de la Magistratura desde 2015. Se trata de una profesional que ha trabajado diversas iniciativas legislativas referidas a la inclusión de la perspectiva de género, la lucha contra todo tipo de violencia y la justicia con los derechos de niños, mujeres y adolescentes.
También fue parte de la jornada la abogada Norma Graciela Chiapparrone, abogada, procuradora y master en Derecho Administrativo, diplomada en el Programa Regional Género y Justicia; replicadora de la Corte Suprema de Justicia en el uso del Protocolo de Trabajo en Taller sobre Perspectiva de Género, Trata de Personas y Explotación Sexual. Se trata de una especialista que ha tenido un amplio desempeño laboral y docente y sus trabajos han sido publicados en revistas Jurídicas de Argentina.

Respuesta tardía
Previo a la charla, las oradoras de la jornada dialogaron con LA OPINION. La diputada Lucía Portos estableció primero una diferencia entre el acceso a la Justicia y el acceso al Poder Judicial y señaló que “el Poder Judicial llega tarde, cuando una mujer llega a esa instancia es porque la mujer se encuentra en una situación de violencia que no pudo resolver de ninguna otra manera. En este sentido, debiera existir previamente un concepto de Justica social para que las mujeres no lleguen a la situación de violencia a través de políticas públicas, por ejemplo, que empoderen a las mujeres”.
En otro sentido se refirió al acceso al Poder Judicial y advirtió “debemos reconocer cuáles son los obstáculos que encuentran las mujeres a la hora de poder denunciar, que se les haga un seguimiento a la denuncia con eficacia y también pensando en las consecuencias, teniendo en cuenta el entorno familiar, que atraviesan serias situaciones y no son atendidas como se debe”.
- ¿Cuáles serían esos obstáculos?
- Las mujeres por lo general no estamos acostumbradas a relacionarnos con diferentes instituciones; a muchas mujeres les cuesta llegar a hacer la denuncia porque el hombre violento les controla los movimientos; a veces cuesta que esas denuncias sean tenidas en cuenta porque se pone en duda la credibilidad de parte de quien la tome; a veces cuesta que esas denuncias lleguen a buen puerto porque se registran deficiencias en las notificaciones, por ejemplo, o porque las medidas (restricción de acercamiento) muchas veces no alcanzan ya que el hombre violento las incumple; hay distintos obstáculos con que las mujeres nos encontramos y que debemos resolver con nuevas medidas legales o con nuevas regulaciones del propio Poder Judicial pero también con mayor formación.
- ¿Es un gran obstáculo que no se aborden ciertas problemáticas con perspectivas de género?
- Tenemos que trabajar en la formación de los magistrados que son quienes toman las decisiones, ellos deben entender cómo funciona el patriarcado, cómo se reparte el poder en este sistema y cuáles son los obstáculos que las mujeres tenemos per se a la hora de enfrentarnos con una institución que es muy conservadora como es el Poder Judicial. De todos modos creemos que la violencia de género ya se ha instalado en la agenda pública, es tema de debate en múltiples espacios, hay demanda de tratar la temática con perspectiva de género pero hay que seguir avanzando porque falta muchísimo.

Sin figura penal
Este año se cumple el décimo aniversario desde que fuera implementada la Ley Integral contra la Violencia de Género. Y al respecto se refirió la doctora Norma Graciela Chiapparrone que sostuvo que “es una Ley que no vino a traer tipos penales y por ello es muy difícil perseguir conductas que generan un daño sin que haya un tipo penal específico que capte esas conductas. El derecho penal es muy específico y no se puede aplicar por analogía. Estas conductas dañosas, para poder ser sancionadas, juzgadas o consideradas por la Justicia tiene que ser atraída por algún tipo penal, por eso costó tanto encuadrar el femicidio, el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer, una cuestión que fue muy debatida y tuvo mucha oposición de los hombres en general”.

Difícil acceso
Por otro lado, mencionó la tardía implementación de la línea telefónica para denunciar casos de violencia de género, el 144 y la “letra muerta, la disposición de la Ley que mandaba a que las mujeres tuviéramos un patrocinio jurídico gratuito, algo que recién ahora se está empezando a materializar ya que no es tarea sencilla hacer un armado, a lo largo y ancho del país, de equipos de profesionales subvencionadas por el Estado que patrocinen a las mujeres gratuitamente”.
Contemplando lo expuesto anteriormente, es que Chiapparrone indicó que “muchas veces se torna hasta difícil llegar a la puerta de un Tribunal, por ejemplo, las mujeres que viven lejos de la ciudades donde existe un tejido judicial específico, sufren este tipo de complicaciones. Hay mujeres que tienen que derrumbar muros para hacer una denuncia de violencia de género”.

Aplicar las leyes
Con tono crítico, la abogada afirmó que “a la Argentina, leyes no le faltan pero la pregunta que hay que hacerse es cómo se implementan estas normativas. Están tardando mucho para hacer las modificaciones pertinentes y esto es porque no hay una escucha relevante, no hay una atención de las demandas reales de las mujeres. Venimos registrando una demanda sostenida y creciente de femicidios a lo largo de los años y no ha habido grandes cambios”.

Derecho ¿incumplido?
Por último aseguró que “el acceso a la Justicia es un derecho de las mujeres” y añadió que “ese derecho se configura plenamente cuando yo puedo abrir la puerta de un Tribunal, puedo obtener medidas de protección, puedo obtener una mirada especializada de lo que me está sucediendo, y que quien me agredió reciba la sanción que corresponde. Se ha avanzado, pero siempre se puede hacer más por estas cuestiones tan complejas”.

Viaggio Espresso