Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Causa agroquímicos: los ingenieros agrónomos se presentarán como amicus curiae

Así lo confirmó Edgardo Herrera, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires, quien se reunió con el juez Carlos Villafuerte Ruzo. Presentarán una serie de informes para ilustrar y llevar claridad sobre la parte que les incumbe como profesionales.


El 30 de agosto el Juzgado Federal N°2 de San Nicolás prohibió la fumigación en las cercanías de la zona urbana de nuestra ciudad y fijó un límite “restrictivo y de exclusión” de 1.095 metros para aplicaciones terrestres y de 3.000 para las aéreas, luego de conocerse resultados de estudios que determinaron la “presencia de daño genético en los organismos de las personas” a causa de agroquímicos.
La medida cautelar fue dispuesta por el juez Carlos Villafuerte Ruzo, en línea con lo solicitado por la Fiscalía Federal de esa jurisdicción, a cargo de Matías Di Lello, y dos querellas.
La medida fue dispuesta luego de que se conocieran estudios de genotoxicidad que fueron incorporados a una causa en la que se investigan infracciones a la Ley de Residuos Peligrosos y Envenenamiento de Aguas Potables, los que determinaron la “presencia de daño genético en los organismos de las personas”.
El magistrado, en su resolución, determinó el “no uso de plaguicidas, herbicidas, insecticidas, agroquímicos, productos fitosanitarios, fungicidas, y cualquier otro paquete de agroquímicos, mediante fumigaciones terrestres (mosquito, mochila, aspersores) o aéreas, con glifosato como principio activo o sales derivadas del mismo”.
También el juez Villafuerte Ruzo indicó en su fallo la prohibición en zonas urbanas y periurbanas de una serie de plaguicidas.
Además, según la resolución, se ordenó suspender provisionalmente las autorizaciones de aplicaciones para futuras fumigaciones y/o pulverizaciones.
Por último, Villafuerte Ruzo requirió al Municipio un informe sobre la actualidad de los pueblos de campaña, con su cantidad de habitantes y escuelas rurales del Partido a fin de fijar los parámetros de distancia que resulten más adecuados.

Colaboración
Esta semana el Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires se reunió con el juez Carlos Villafuerte Ruzo para abordar este tema y presentarse como amicus curiae (amigo de la Corte o del tribunal).
Esta es una expresión en latín que se utiliza para referirse a presentaciones realizadas por terceros ajenos a un litigio que ofrecen voluntariamente su opinión para colaborar en la resolución de la materia objeto del proceso. La información puede consistir en un escrito con una opinión legal o un informe sobre la materia del caso. Así, el sistema judicial permite que aquellos que no son parte de un proceso aporten al juez argumentos en lo que poseen una reconocida experiencia o conocimiento. Por esto, el amicus curiae no tiene efectos vinculantes para el juez a quien va dirigido, pues su objetivo no es obligarlo a compartir los argumentos aportados, pues ello supondría una afectación a su independencia. Por el contrario, el amicus curiae busca reforzar dicha independencia, garantizando que los jueces adopten sus decisiones luego de contrastar debidamente los diferentes puntos de vista aplicables al caso, lo que abona en la credibilidad de la actuación de los órganos jurisdiccionales.
“Es una causa compleja porque tiene varios aspectos técnicos y uno de ellos tiene que ver con los ingenieros agrónomos”, manifestó a LA OPINION Edgardo Herrera, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de la Provincia de Buenos Aires.
Herrera señaló a este medio que Villafuerte Ruzo le aclaró al conjunto de profesionales que se presentó en el Juzgado que “el efecto de contaminación de esas napas de agua ha sido la mala aplicación de agroquímicos” y que “eso ha llevado a que haya una equis cantidad de casos de personas enfermas y luego a dictar esta resolución, la que es restrictiva de la utilización de agroquímicos, por ende y en esta circunstancia y en el Partido de Pergamino es restrictiva de llevar adelante la producción. Esto afecta directamente a los productores, al Municipio, a las cooperativas, a las empresas, o sea, a todos aquellos que tienen que ver directamente con el tema productivo”.

Edgardo Herrera, presidente del Colegio de Ingenieros Agrónomos y Forestales de Buenos Aires. (LA OPINION)

Una labor profesional
Así como la sociedad le impone al médico curar a las personas, se le impone al ingeniero agrónomo el manejo de los agroquímicos: “Es la única profesión que tiene por incumbencia o como labor propia el manejo del tema de los agroquímicos”, amplió Edgardo Herrera y agregó: “Estos son productos químicos peligrosos y tienen que ser prescriptos por profesionales. La supervisión de los agroquímicos debe caer en los profesionales agronómicos. La provincia de Buenos Aires cuenta con la Ley Nº 10.699, que impone la receta agronómica, que no se estaba usando en todo el espectro que debería usarse y en este sentido el juez cree que esta herramienta debería estar mucho más extendida”.
-¿Qué acciones llevará adelante el Colegio?
-En el término de 10 a 15 días presentaremos el primer escrito ya que va a haber una serie de informes para ilustrar y llevar un poco de claridad sobre la parte que nos incumbe como profesionales. No vamos a opinar sobre el tema de contaminación de agua porque para eso hay otras profesiones y tampoco sobre el tema de personas enfermas porque para eso también hay otras profesiones.
-¿Cuál será el eje de esos informes? ¿Qué buscarán ilustrar?
-Queremos explicarle al juez cómo se inscribe un producto químico en Argentina, cuáles son las normativas que cumple el Estado ya que hay una serie de normas estrictas como por ejemplo qué productos químicos aprueba el Senasa para que puedan ser utilizados en determinadas condiciones.
También vamos a hacer hincapié en que el ingeniero agrónomo es el que debe administrar el uso de ese agroquímico, tanto fertilizante como insecticida, herbicida y cualquier tipo de agroquímico.
Partimos de la base de que todo producto químico liberado al ambiente produce una modificación del mismo. Ejemplo: el automóvil que circula por la calle libera un gas que produce una modificación del ambiente, hay niveles de contaminación que el ser humano puede aceptar y otros que no. El profesional debe trabajar con niveles de contaminación que sean aceptables para el ser humano y que no le produzcan enfermedades o malformaciones, por ejemplo.
De la misma manera que los medicamentos están manejados por los médicos o los farmacéuticos, los ingenieros agrónomos son los que manejan las recetas agronómicas. Este es un documento muy valioso porque allí está el diagnóstico del profesional sobre el problema que va a tratar, la dosis y cómo se tiene que aplicar. Esto es fundamental porque ahí estamos evitando el tema de la contaminación.
-¿Hacia dónde va la producción agrícola?, ¿a producir alimentos con menor uso de agroquímicos?, ¿a una producción con buenas prácticas agrícolas?, ¿o ambas?
-Vamos hacia una producción de alimentos con mucha menor cantidad de agroquímicos. Ya hay sistemas de producción ensayando con muy bajo o nulo uso de agroquímicos. Por ejemplo: hoy en día se venden en Argentina autos híbridos y autos eléctricos, pero si un juez ordena que no se pueden utilizar más autos de combustión interna porque la emisión de gases provoca enfermedades en los seres humanos, el 99 por ciento de la gente se quedaría sin auto, pero en una determinada cantidad de años todos los autos van a ser eléctricos.
En lo que no estamos de acuerdo es en la generalización que se hace respecto de la producción y de los agroquímicos, ya que se los demoniza y esto genera pánico y el pánico no nos deja pensar.
-¿Considera que en esta temática existen aspectos sobre los que hay que tomar conciencia?
-La única manera de que hagamos las cosas bien es tomando conciencia. Y con sangre. ¿Por qué todos hacemos la VTV del auto?, ¿por qué si nos atrasamos la hacemos enseguida? Porque si nos detienen en la ruta y no tenemos la VTV actualizada nos quitan el carnet, no hay un término medio. Y si no tenés carnet el seguro no te cubre.
- Siguiendo esta analogía que plantea, ¿cuáles son las penas por cometer una infracción al aplicar agroquímicos?
-Las sanciones del Estado deberían ser mucho más rápidas y no deberían ser tan livianas. Si hoy el Ministerio de Agroindustria de la Provincia sanciona a un productor o aplicador, esa multa demora meses en llegar al infractor. Por ejemplo, si una persona aplica sin la receta agronómica está cometiendo una infracción, por lo tanto se le aplica una multa muy grande, creo que son 70 u 80 mil pesos. Pero demora mucho en llegar al productor, tal vez una campaña. Entonces cuando la Justicia cuando es lenta no es Justicia.
-¿Por qué cree que se llegó hasta esta instancia?
-Quizás porque hay productores que hicieron mal las cosas. El Municipio, según nos informaron, le había hecho varias multas al productor imputado en la causa, pero nunca pasaba nada; entonces creo que tiene que haber un límite y tiene que ser el productor o la persona que hace mal las cosas la que tiene que ser sancionada penalmente, sobre todo porque está contaminando el ambiente y está perjudicando a la sociedad.
-¿Qué otros temas abordaron con Villafuerte Ruzo?
-Nos explicó que prontamente la zona de exclusión se va a ampliar a todos los pueblos del Partido de Pergamino ya que le solicitó al Municipio que informe cuáles son los pueblos, parajes, escuelas rurales y asentamientos rurales del Partido de Pergamino porque él cree que el mismo caso de contaminación se puede dar en cualquiera de esos pueblos.
Le explicamos que existen cuestiones de su resolución que no están demasiado claras, por ejemplo la zona de exclusión que es de 1.095 metros y por qué no aplicó 1.100 o 500 metros. Entonces nos explicó que tomó una cautelar similar aplicada en Entre Ríos.
-¿Están previstas otras reuniones con el juez?
-A medida que vayamos presentando escritos tendremos reuniones posteriores con el juez siempre y cuando nos necesite para aclarar alguna cuestión de los informes.

Viaggio Espresso