Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Con éxito se realizó el Encuentro Diocesano de Catequistas

Numerosos catequistas de diferentes ciudades de la Diócesis participaron de la jornada del lunes. (OBISPADO SAN NICOLAS DE LOS ARROYOS) Numerosos catequistas de diferentes ciudades de la Diócesis participaron de la jornada del lunes. (OBISPADO SAN NICOLAS DE LOS ARROYOS)

Bajo el lema: “Jesús, encuentro y anuncio”, la jornada tuvo lugar en el Colegio Nuestra Señora del Huerto. El Padre Claudio Castricone coordinaron la jornada. Monseñor Santiago celebró la Eucaristía.


Con el objetivo de aunar criterios metodológicos y promover la formación de los catequistas, numerosos coordinadores de catequesis de la diócesis de San Nicolás se reunieron el lunes en el Encuentro Diocesano de Catequistas.
Bajo el lema: “Jesús, encuentro y anuncio”, la jornada se extendió de 9:00 a 18:00, en las instalaciones del Colegio Nuestra Señora del Huerto.

Catequesis en salida
Durante la jornada, numerosos catequistas renovaron su ministerio catequístico encontrándose con Jesús que desde el encuentro los envió a asumir una catequesis en salida.
También se realizaron actividades orientadas a fortalecer los vínculos entre los agentes de pastoral; promover la creación de espacios de formación para responder a los nuevos desafíos, e impulsar con audacia y creatividad las nuevas formas de hacer catequesis en las periferias y en las nuevas realidades culturales.
El encuentro fue iluminado por el Padre Claudio Castricone de la Arquidiócesis de Rosario y vicedirector Nacional de Catequesis y el Padre Alejandro Puiggari, rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino (Isca).
Los temas abordados fueron el Kerigma y la Catequesis en salida.
Del encuentro participó el obispo de la Diócesis de San Nicolás, monseñor Hugo Santiago, quien fue el encargado de clausurar la jornada con la celebración de la Eucaristía en la Capilla del Colegio del Huerto, junto a la tumba de la Beata María Crescencia, habida cuenta que el lunes fue 20 y se celebró misa en honor a “la flor del Huerto”.

El padre Claudio Castricone fue orador. Monseñor Hugo Santiago celebró la misa de clausura. (OBISPADO SAN NICOLAS)

“Nuevas maneras”
El padre Alejandro Puiggari, rector del Instituto Superior de Catequesis Argentino (Isca), hizo algunas referencias al Kerigma y a la Catequesis en salida.
En algunas de sus conferencias, el padre Puiggari brinda algunas claves para cumplir el objetivo de salir al encuentro del hermano más pequeño, del niño que asiste a la catequesis: “El Señor nos ofrece a los que somos parte de la Iglesia un lugar para transitar y caminar juntos. Hay que pasar de la autorreferencialidad, a la salida. Necesitamos una gran espiritualidad, interior verdadera, nuestro GPS es el Espíritu Santo. Si no tenemos encuentro con el Señor nuestra catequesis va al fracaso”, y aclara que “el discipulado de Jesús nos desinstala, en el centro tiene que estar el Kerigma, la Buena Noticia”.
Por otro lado aclara que “toda catequesis debe llevar al encuentro con el amor. En el amor el límite es hasta el extremo de la libertad de otro. Somos catequistas al ciento por ciento en lo que hago, por supuesto, respetando los tiempos para mi familia”.
También aclaró que “tenemos que hacer el esfuerzo de dejarnos enseñar, hay que cambiar el chip y buscar nuevos lenguajes, que significa recuperar los sentidos, lo que hemos oído, visto, tocado, eso es lo que anunciamos. La catequesis busca nuevas maneras. Este tiempo nos grita permanentemente ‘jaque mate’ y nos obliga a pensar. Hay cosas que al otro no le son indiferentes, que lo sepas escuchar, entender, que lo mires con atención que le compartas tu vida, y tu alegría. Que ese sea uno de los grandes desafíos de la catequesis, no enseñar, transmitir, sino contagiar y facilitar. Contagiar porque uno es portador de una Buena Noticia”.

Seguir a Jesús
En una carta, monseñor Santiago se dirigió a los catequistas a quienes les agradeció “porque siendo creyentes se han comprometido personalmente en un exigente camino espiritual, fundado en la escucha atenta y constante de la palabra de salvación. Con su vida testimonian un estilo de seguir a Jesús, Encuentro y Anuncio. Valoro que con gran valentía proclaman a todos la voluntad de Dios”.
Destacando la misión de los catequistas, el prelado indicó que “ustedes están llamados a indicar en Jesús al Mesías esperado. Tiene como misión invitar a fijar la mirada en Jesús y a seguirlo, porque solo él es el Maestro, el Señor, el Salvador. Como el Precursor, el catequista no debe enaltecerse a sí mismo, sino a Cristo. Todo está orientado a él: a su venida, a su presencia y a su misterio.
“Creer en él significa seguirlo. Por eso debemos ir a la escuela de los Apóstoles, de los confesores de la fe, de los santos y de las santas de todos los tiempos, que han contribuido a difundir y hacer amar el nombre de Cristo, mediante el testimonio de una vida entregada generosa y gozosamente por él y por los hermanos”.
Por último “en este momento tan particular de nuestra historia y sociedad los animo, rezo por vosotros, lo hago con gran alegría. Porque son colaboradores en la obra del Evangelio. Que nuestro mensaje sea portador de esperanza. Los guíe y proteja María santísima, la Virgen madre de la Paz”.