Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Crearon la Nueva Provincia de las hermanas del Huerto "Beata Crescencia"

La placa descubierta el sábado en Devoto.  (FAMILIA PEREZ) La placa descubierta el sábado en Devoto. (FAMILIA PEREZ)

El acto se realizó en el barrio de Devoto de la Ciudad de Buenos Aires. Además de las religiosas, del encuentro participaron el obispo castrense, monseñor Olivera, el padre Carlos Pérez (sobrino de la beata) y un nutrido grupo de familiares de Crescencia.


El sábado, en la Capilla de la Casa Provincial de Hijas de María Santísima del Huerto, emplazada en el barrio de Devoto de la Ciudad de Buenos Aires, se concretó un importante acto en el que se impuso el nombre de Beata María Crescencia Pérez a la nueva Provincia Religiosa.
Además de las religiosas, del encuentro participaron el obispo castrense, monseñor Olivera, el padre Carlos Pérez (sobrino de la beata) y un nutrido grupo de familiares de Crescencia.
Luego de la misa en que se impuso el nombre de la beata a la nueva Provincia, se dio paso al descubrimiento de una placa. A continuación los fieles participaron de un almuerzo. También en la oportunidad se recorrió la exposición de elementos que pertenecieron a Crescencia.
Son dos las nuevas provincias religiosas que se crearon, cada una con una jurisdicción distinta. La de la Ciudad de Buenos Aires “Beata María Crescencia” alcanza a los países de Uruguay, Chile y España mientras que la ubicada en Córdoba, llamada “Clara Podestá”, extiende su labor a Brasil y Uruguay.
“Con gran gozo compartimos con nuestras hermanas la erección de la nueva Provincia Nuestra Beata Crescencia Pérez interceda por el florecimiento espiritual de su bello Huerto de María”, reza un comunicado de las referentes huertanas haciendo así “vida el compromiso asumido por las Hijas de María Santísima del Huerto, ante el Padre Fundador San Antonio María Gianelli: sostener y difundir el fervor, el celo apostólico y la filial devoción a la Virgen Santísima del Huerto, que anidaban en su alma”.
Por otro lado se expresa que “las nuevas acciones, para tiempos nuevos, son fruto de la respuesta oportuna y pronta, que necesitan de espíritus resueltos, francos y libres de todas las ataduras. Como el árbol místico de la Parábola del grano de mostaza, las Hijas de María de América, con el follaje frondoso de sus múltiples obras, asumen una nueva manera de dar frutos, para seguir haciendo de este mundo un jardín”.
“Auguramos que la Constitución de estas nuevas Provincias Religiosas promueva el crecimiento de la misión infatigable y la vigilancia firme, para que el hambre de santidad acreciente la pujanza sobrenatural del Instituto y sea para mayor gloria del Padre. Que este memorable inicio, otoñal y luminoso, sea el comienzo de una gran obra, ansiosamente esperada por cada uno de los corazones Gianellinos, que reunidos en un mismo anhelo, quieren irradiar la caridad de Cristo, siguiendo las huellas del Padre Fundador, modelo de constructor infatigable del Reino”, anhelaron las integrantes de la congregación.

Viaggio Espresso