Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Delimitaron los espacios para los carritos de comidas ¿y ahora buscarán que los muevan?

La ausencia de los carritos de comidas rápidas en inmediaciones de las plazas generó ayer un nuevo interrogante sobre su futuro. (LA OPINION) La ausencia de los carritos de comidas rápidas en inmediaciones de las plazas generó ayer un nuevo interrogante sobre su futuro. (LA OPINION)

Generó sorpresa en los transeúntes la ausencia de los puestos callejeros de comidas en la zona de avenida Rocha. Si bien el retiro estuvo consensuado con el Municipio para que se hagan los trabajos, los comerciantes aseguran que las autoridades quieren que todos los días los retiren y los vuelvan a colocar durante la jornada siguiente.


Una vez más parece que vuelven los problemas con los carritos que están en las plazas vendiendo comidas rápidas teniendo en cuenta que ayer fueron retirados por un pedido del Municipio para llevar a cabo la demarcación del lugar. Precisamente sucedió en un sector de avenida Rocha donde habitualmente están estos puestos callejeros de alimentos que cuentan con una gran clientela, principalmente los fines de semana. “Nos solicitaron que retiremos los puestos porque iban a colocar una serie de elementos para demarcar el espacio, al lado del cordón de la vereda, y los comerciantes accedimos sin problemas”, contó una de las propietarias durante la charla que mantuvo con LA OPINION.
Tomando como referencia el relato de los comerciantes, “avisaron desde el Municipio que tendremos que mover diariamente los puestos a un predio que nos facilitarían; y por lo que sabemos, el lugar no contaría las condiciones higiénicas para dejarlos”, se reiteró ayer manteniendo los conceptos vertidos a principios del mes pasado, cuando hubo un intento municipal por implementar un mecanismo diferente al actual es decir sin el estacionamiento permanente de los carros en esa zona.
Quienes forman parte del trabajo diario en estos espacios de comidas rápidas, están convencidos que resulta “imposible trasladarlos porque no se puede, explicamos una y otra vez a que estamos dispuestos a hacer los cambios que sean necesarias para mantenerlos en condiciones y hay siempre buena predisposición de nuestra parte”, reiteraron los comerciantes asegurando que cumplen con todos los requisitos que Bromatología les exige.

Un panorama complicado
Si bien los que hablaron ayer con LA OPINION, están a la espera de una reunión con los concejales para plantearles su situación, hoy llevarán sus carros nuevamente en horas de la mañana porque “necesitamos trabajar, somos muchas las familias que vivimos decentemente de esta fuente laboral y la vamos a defender en todo momento, tanto como empleados o bien como propietarios, porque la es algo que necesitamos para vivir, para pagar nuestras obligaciones y principalmente no le pedimos nada a nadie”, resaltaron.
Desde hace tiempo en el lateral este de la Plaza 9 de Julio hay alrededor de 3 ó 4 puestos que venden comidas rápidas y quienes están al frente de ellos, coinciden en que no se moverán del lugar, que es su fuente de vida y que les explicaron a las autoridades municipales su situación en reiteradas oportunidades.
“Lo digo otra vez, si tengo que encadenarme en el puesto lo voy a hacer, mi familia y quienes me ayudan contamos con estos ingresos para mantener los gastos mensuales que requiere vivir. No nos vamos a mover porque siempre acatamos lo que nos pidieron”, aseguran quienes están a la espera de una nueva respuesta.

Reunión para hoy
De acuerdo a lo que contaron los comerciantes, hoy tienen una reunión formal con un grupo de concejales para poder avanzar en el tema, dado que necesitan el apoyo de la gente para poder mantenerse en su lugar; “nunca dejamos de pagar lo que nos dicen que debemos abonar”, resaltan en forma constante, “los concejales tienen que escucharnos porque somos trabajadores como cualquiera, con nuestro derecho a cumplir con las tareas que nos asignan y eso será así”, dijeron ayer en la charla que tuvieron con LA OPINION.
Muchos de quienes son habituales clientes ayer se sorprendieron por la ausencia de los carritos y la colocación de estos elementos que se vienen empleando en la ciudad con el fin de demarcar espacios; “no sabíamos que hoy no trabajaban, esperemos que vuelvan porque cada vez que venimos a Pergamino paramos a comer acá”, señalaron unos viajantes que semanalmente llegan a la ciudad a distribuir productos de cosmética.
Sin dudas que una de las frases más reiteradas ayer fue sobre la imposibilidad de que todos los días los carros sean removidos del lugar; “tenemos horarios extendidos, hoy (por ayer) llegué a casa a las 6:00, y tuve que pagar un flete que me cobró 500 pesos para remolcarlo porque no tengo un vehículo para hacerlo”, contó una de las propietarias, más precisamente quien está al frente del “Carrito de Susy”.

Viaggio Espresso