Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Demoras en los subsidios y colectivos sin gente, claves para entender el nuevo paro

El paro podría tener mayores definiciones esta tarde, cuando se vuelvan a reunir las partes, aunque el panorama es incierto para el transporte público. (LA OPINION) El paro podría tener mayores definiciones esta tarde, cuando se vuelvan a reunir las partes, aunque el panorama es incierto para el transporte público. (LA OPINION)

La UTA explicó que las empresas del interior del país “son siempre castigadas en la ‘repartija’ de contribuciones del Estado”. Y no están en condiciones de pagar los salarios y el aguinaldo debido la disminución en el corte de boletos. Con estos argumentos iniciaron una medida de fuerza por tiempo indeterminado, a la que adhiere La Nueva Perla. Esta tarde hay nueva reunión conciliatoria.


La Unión Tranviaria Automotor (UTA) está llevando adelante una medida de fuerza por tiempo indeterminado, razón por la cual desde ayer dejaron de circular los colectivos de La Nueva Perla en Pergamino. De acuerdo a lo que explicaron desde la empresa concesionaria del servicio de transporte local, la decisión se tomó a nivel nacional y desde la seccional San Nicolás -a la cual están adheridos los choferes pergaminenses- adhirieron. En este segundo paro desde que se inició la cuarentena, el planteo es que “la situación es sumamente compleja porque uno de los subsidios compensatorios que Nación envía a Provincia, y que luego se deriva a los municipios, hace dos meses que no se percibe haciendo imposible afrontar los compromisos”, afirmó Alfredo González, uno de los propietarios de la firma. Y al cumplir, los trabajadores van al paro.
A nivel nacional, el encuentro convocado por el Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación por este asunto se llevó a cabo el miércoles con representantes de patronales y el gremio de los choferes de colectivos. En el espacio se planteó como central el “tratamiento diferenciado e inequitativo cada vez más acentuado en relación a la denominada Área Metropolitana de Buenos Aires (Amba) y la apacibilidad y el desconocimiento de los gobiernos provinciales a la problemática”, se señaló desde UTA en relación directa con el giro de las compensaciones monterías dispuestas por la administración federal. Tras esta reunión, se resolvió el paro de colectivos, que comenzó a las 0:00 de ayer jueves.

Un transporte “casi” parado
El reclamo del gremio se hizo oír luego que desde las firmas concesionarias de las prestaciones del transporte urbano de pasajeros adelantaran que –dada la situación de menores ingresos por menos pasajeros y la no llegada de subsidios- el salario y medio Sueldo Anual Complementario solo podrían ser afrontados de modo parcial, a medida que se vayan obteniendo los ingresos. “Estamos trabajando para cumplir con nuestro personal, ellos por supuesto que están al tanto porque son parte de la UTA y en el interior el momento es crítico, hay frecuencias horarias muy restringidas y la capacidad de los colectivos está acotada debido a las medidas por todos conocidas respecto al Covid-19”, señaló González durante la charla con LA OPINION.
Según manifiestan desde la organización gremial, hay que tener en cuenta a cada una de las jurisdicciones en donde, en términos generales, las compensaciones que deben asignarse a los haberes no llegan en definitiva a los bolsillos de los trabajadores porque las mismas no se entregaron, lo que lleva al incumplimiento de las obligaciones salariales de las empresas y es por ello que “nos encontramos estancados en una situación tan crítica como anárquica”, explicaron.

Patronal y empleados, en la misma
Finalmente, dictado un cuarto intermedio hasta hoy, la UTA adelantó que a fin de no resignar derechos, resolvió “la inmediata retención de tareas hasta tanto se haga efectivo el deber salarial asumido”, aunque cabe señalar que la situación es compleja porque la mayoría de las empresas, entre las cuales está La Nueva Perla, no están en condiciones de poder hacer frente al pago del aguinaldo, tampoco en un primer momento están los recursos para abonar la totalidad del sueldo.
“Las medidas sanitarias se sumaron a un descenso en la cantidad de pasajeros que usan los colectivos; nosotros mismos propusimos a las autoridades municipales y concejales suspender el aumento que nos había otorgado y vemos con beneplácito que siguieran el pedido que hicimos porque consideramos que no podíamos subirle el precio del boleto a nuestros clientes en este momento crítico”, reconoció Alfredo González durante una nota con el Diario.
-¿Hay perspectivas de que la medida de fuerza se levante en las próximas horas?
- Hay diálogo con el gremio y por supuesto con nuestros trabajadores también, pero el presente para el sector del transporte automotor en el interior del país es incierto en distintos sentidos y, como ejemplo, pongo que tenemos parados cinco colectivos que no podemos arreglar por falta de recursos; estamos limitando la compra de combustible y abordamos con cuidado el mantenimiento porque es fundamental que los coches que salgan estén en condiciones para hacerlo.
Las expectativas siempre están, aunque en este caso el mismo problema que afrontan los empleados va de la mano con lo que padecen las empresas de colectivos del interior del país.

Las diferencias de subsidios
Esta tarde habrá una nueva reunión de autoridades con la dirigencia de la UTA. “Estaremos atentos para ver cuáles son las respuestas”, expresaron los trabajadores de La Nueva Perla que tienen en la seccional San Nicolás a sus representantes gremiales.
Las diferencias existentes en materia de subsidios entre el Amba y el interior es uno de los principales puntos a abordar para que la medida empiece a destrabarse. Según explicaron, solo con la actualización de las compensaciones a las empresas éstas podrían tener recursos para hacer frente a la demanda salarial.