Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Diego Basanta: “El residuo que generamos es nuestra responsabilidad”

Basanta explicó cómo es el trabajo que desarrolla Higiene Urbana.  (LA OPINION) Basanta explicó cómo es el trabajo que desarrolla Higiene Urbana. (LA OPINION)

Por la proliferación de microbasurales, desde el área de Coordinación de Higiene Urbana se elaboró un organigrama de recolección de residuos voluminosos.


El área de Coordinación de Higiene Urbana tiene detectados, desde hace muchos años, los microbasurales ubicados en diferentes puntos de la ciudad. “Hay microbasurales históricos en zonas definidas de la ciudad”, aseguró Diego Basanta, titular de Higiene Urbana.

Por la proliferación de estos espacios, desde la coordinación se ha elaborado un organigrama de recolección de residuos voluminosos, es decir, aquellos que no se generan cotidianamente y que no recogen los camiones diariamente. “Vimos en la propuesta de ofrecer al ciudadano la recolección de residuos voluminosos (ramas, escombros, etcétera) una manera de detener la proliferación de los microbasurales”, señaló el funcionario. No obstante, se advierte que en estos espacios, los vecinos no solo tiran residuos de grandes dimensiones sino que “vimos carros que recogen los residuos de los diferentes barrios y desechan en los microbasurales aquello que no les sirven, también hemos registrado vehículos particulares  que se desprenden de ramas, escombros y hasta bolsas que contienen los residuos que cotidianamente se generan en una casa. A esto se suma que múltiples vecinos de la zona utilizan ese espacio para tirar su propia basura. Ante esta difícil situación, desde Higiene Urbana tratamos de sanear los microbasurales ya que allí proliferan roedores y hay olor nauseabundo, entre otros perjuicios”.

 

Trabajo mancomunado

Explicando la dinámica utilizada para el saneamiento, explicó que “hacemos la limpieza utilizando palas mecánicas y camiones volcadores. La dificultad que se nos presenta es que, cuando se pensó el área de Higiene Urbana, se determinó que tuviéramos camiones recolectores de basura y personal para recoger la basura. No estaba previsto contar con otro tipo de maquinarias, como las que utiliza el área vial, que son necesarias para limpiar los microbasurales. Por ello se nos genera una dependencia ya que no podemos prescindir de esas maquinarias para hacer las correspondientes limpiezas por lo que el trabajo debe ser de manera mancomunada entre diversas áreas”.

 

Sin control

La generación de los microbasurales es una constante y esto hace que desde Higiene Urbana la limpieza de estos espacios tenga que ser mensual. Además hay que contabilizar la dificultad que acarrea para ejercer el control allí ya que resulta casi imposible  disponer de un hombre que permanezca muchas horas del día ejerciendo la vigilancia.

Contemplando todos los factores, y de total acuerdo con los vecinos que habitan en las zonas de los microbasurales, desde Higiene Urbana se está planificando la instalación de volquetes, como los que se utilizan en las construcciones, a fin de que los vecinos que dejen sus desechos lo hagan en los volquetes. Esto permitirá mantener limpio el terreno y que al Municipio le sea más fácil recoger los residuos.

 

Falta de conciencia

Que existan microbasurales desde hace muchos años, que éstos sean saneados y se vuelvan a formar, habla a las claras de un problema de falta de conciencia ciudadana.

Haciendo alusión a esta temática, Basanta afirmó que “no podemos entender a quienes asisten en vehículos a tirar, de manera descontrolada, allí los residuos, existiendo en Pergamino una planta a la que pueden asistir y tirar en ese lugar todo lo desechable. Hay casos que son insólitos, personas que viajan más de diez cuadras para tirar una bolsa de basura cuando en realidad por la puerta de su casa pasa el recolector. No sabemos qué es lo que moviliza a las personas a tener esa actitud”.

 

Ser responsables

Por último, brindando un mensaje a la ciudadanía, Basanta reiteró que “tenemos un servicio gratuito de recolección, sea de voluminosos como de residuos cotidianos, que pasa por el frente de los domicilios”. Y destacó que “tenemos que empezar a construir ciudadanía desde cada acción que desarrollamos. Ser ciudadanos no significa ir a votar cada dos años sino que hay que hacer aportes cotidianos. En este sentido debemos pensar que el residuo que generamos es nuestra responsabilidad”.