Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Donantes de médula ósea pueden ingresar al registro en Hemoterapia del Hospital

Una unidad de sangre y la voluntad de ingresar al registro puede contribuir a salvar vidas. (ARCHIVO) Una unidad de sangre y la voluntad de ingresar al registro puede contribuir a salvar vidas. (ARCHIVO)

Las muestras de potenciales donantes se toman en el nosocomio los viernes, de 7:30 a 9:30. El procedimiento se rige por rigurosos protocolos señalados por el Incucai. Se trata de un acto altruista y desinteresado que mediante la extracción de una unidad de sangre permite salvar vidas.


Hemoterapia del Hospital San es uno de los servicios habilitados por el Incucai para llevar adelante el registro de donantes de médula ósea. Esto permite recibir a aquellos que mediante el acto solidario de donar una unidad de sangre puedan incorporarse  al registro nacional y mundial de posibles donantes de médula. El único requisito es que las personas que se sumen al registro puedan ser donantes voluntarios de sangre. Se pretende que puedan donar sangre una vez al año porque de esta manera se tiene un control minucioso ante el eventual encuentro de un receptor compatible. 

Las extracciones para el ingreso al registro de donantes se concreta en el Servicio de Hemoterapia del Hospital San José los viernes, de 7:30 a 9:30, por cuanto se requiere de la participación de técnicos formados por el Incucai que están en el sistema provincial y que colaboran para el ingreso de nuevos donantes al registro. Igualmente quien se acerque al Servicio cualquier día de la semana es informado sobre esta posibilidad.

Los requisitos para donar médula ósea son los mismos que valen para la donación voluntaria de sangre. A cada persona se le toma la muestra de sangre que ingresa a un registro completándose una planilla que se envía al Incucai que es el organismo que estudia la sangre y realiza las pruebas de histocompatibilidad.

En caso de que entre las personas que necesitan un trasplante de médula ósea se detecte compatibilidad con algún donante del registro del Hospital San José, a esa persona se la volverá a convocar para tomar una segunda muestra de sangre.

Todos estos procedimientos son sencillos y no requieren que la persona tenga que viajar. Recién tendrá que hacerlo en caso de que el Incucai lo convoque en el momento del procedimiento.

Vale recordar que para la obtención de médula ósea hay dos fuentes: la médula propiamente dicha, que es un procedimiento quirúrgico que supone una punción en la cresta ilíaca; y la sangre periférica, para lo cual se le administra a la persona una medicación para estimular la salida de las células hematopoyéticas al torrente sanguíneo que luego se extraen con un aparato especial.

Mucha demanda

Consultada por LA OPINION, en oportunidad de la puesta en marcha de este registro, la coordinadora regional de Hemoterapia, Mariel Casamassima, señaló que la donación de médula ósea es una acción solidaria y altruista  que contribuye a salvar vidas y mencionó que en los últimos tiempos es creciente el interés de las personas por conocer cómo expresar esta voluntad y ser parte del registro de donantes.

“Recibimos consultas tanto en el hospital como en los establecimientos sanitarios de la zona. También de la ciudadanía cuando realizamos colectas. Eso motivó el interés de llevar adelante las gestiones ante el Incucai para poder contar con el registro que funciona desde hace un tiempo”, planteó. Antes de que las muestras pudieran ser tomadas en el Hospital quienes deseaban ser donantes de médula debían trasladarse a San Nicolás o Junín.

Contar con el registro fue producto de sostenidas gestiones realizadas por autoridades sanitarias por cuanto el Incucai exige que se cumpla una serie de requerimientos y protocolos muy estrictos.

En este sentido, el servicio de Hemoterapia del Hospital San José cumple con una serie de buenas prácticas tanto en la atención como en la elaboración de productos que facilitó la autorización del Incucai para el desarrollo de esta iniciativa. Previo a pertenecer al registro, técnicos del servicio participaron de capacitaciones y se firmó un convenio de adhesión al registro.

Es el Incucai el que provee de los elementos para poder tomar las muestras de donantes y también envía un código de barras para su manejo que es específico para el Hospital San José.

Salvar vidas

El trasplante de médula ósea está indicado para el tratamiento de distintas patologías hematológicas, entre ellas las leucemias. Contar con donantes que puedan ser compatibles con receptores que puedan necesitar de un trasplante en cualquier lugar del mundo es muy importante para acrecentar las chances de sobrevida de pacientes que sufren enfermedades graves.

El registro

El Registro Nacional de Donantes de Células Progenitoras Hematopoyéticas (CPH) es la entidad argentina que se encarga de la incorporación de donantes voluntarios de células para ser utilizadas en trasplante.

Cada año, cientos de personas son diagnosticadas con enfermedades hematológicas que pueden ser tratadas con un trasplante de CPH. Sin embargo, solo el 25% de estos pacientes tiene la posibilidad de encontrar un donante compatible en su grupo familiar. Los demás, deben recurrir a un donante no emparentado. Para facilitar el acceso a dicha práctica, existen los registros de donantes voluntarios.

El Registro Nacional de Donantes de CPH argentino, creado por la Ley Nº 25.392, funciona dentro del Instituto Nacional Central Unico Coordinador de Ablación e Implante (Incucai) y forma parte de la Red internacional Bone Marrow Donors Worldwide que agrupa registros de más de 40 países.