Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Dora Moyano: “Cada vez tardamos más tiempo en completar un camión”

En el camión fueron cargados alrededor de siete toneladas. Se demoró cien días para recolectar esa cantidad.  (LA OPINION) En el camión fueron cargados alrededor de siete toneladas. Se demoró cien días para recolectar esa cantidad. (LA OPINION)

Así lo expresó la presidenta del Taller Protegido considerando que ha decrecido la cantidad de botellas que llegan a la institución desde que comenzó el Sumando Compromiso. Instó a los ciudadanos a seguir participando con esta causa. Próximamente comenzarán con el nuevo emprendimiento “Tejiendo futuro”.


El Taller Protegido no deja de avanzar en sus actividades, y en los últimos días, un nuevo camión partió desde el predio de avenida Jáuregui y Nelly Pujol, cargado de fardos de botellas de plástico. No obstante se sigue suscitando el problema de la menor cantidad de botellas recolectadas, un hecho que se viene dando desde la implementación de las campanas de colores.
Por otro lado es dable destacar que comenzaron a llegar los primero telares para lo que será el nuevo emprendimiento del Taller en la confección de rejillas, repasadores y trapos de piso para su posterior comercialización.
Con el objetivo de dialogar de estas novedades, LA OPINION mantuvo contacto con Dora Moyano, presidenta de la comisión directiva de la institución.
“Estamos muy contentos porque logramos enviar un nuevo camión con fardos de botellas plásticas. En total fueron cerca de siete toneladas de botellas plásticas que se van de Pergamino, colaboran con el ambiente, forma parte del Taller y de nuestros ingresos”, indicó Moyano.

Problema que persiste
Haciendo alusión a lo costoso que se está tornando cargar un camión completo, la entrevistada indicó que “para cargar un camión de siete toneladas hemos tardado más de cien días. Desde que empezó el Programa Sumando Compromiso en 2016 cada vez tardamos más tiempo en completar un camión, cada vez llegan menor cantidad de botellas al Taller Protegido”. En este marco es que Dora instó a los ciudadanos a seguir colaborando: “Queremos pedirle a la población de Pergamino que continúe colaborando. Las botellas de plástico PET no son basura, no tienen que ir a los contendedores verdes sino a las naranjas. Aclaramos esto porque vemos que son múltiples las botellas que son depositados en los contendedores verdes. Solo les pedimos que tomen conciencia. El otro pedido que les tenemos que hacer es que no dejen basuras en las campanas azules, naranjas y amarillas. La basura va a los contenedores verdes. En la naranja van las botellas con destino al Taller Protegido, que pueden ser de agua, gaseosa, soda descartable, lavandina y cloro; en las campanas azules va el cartón y en las amarillas va el vidrio y otro tipo de plástico”.
En este mismo sentido, Moyano explicó que “nos pasa también que tenemos que ir nosotros, desde el Taller Protegido, a buscar las botellas del plástico PET, al sitio donde trabaja la Cooperativa de recicladores urbanos. Esto nos duplica el trabajo y de alguna manera nos complica”.
En conclusión, Moyano afirmó que “esto tiene que ver con la conciencia que los ciudadanos tengan y las ganas de ellos de colaborar para destinarle un tiempito a esta tarea de selección y depósito de botellas”.
Consultada sobre las condiciones en que llegan las botellas, la entrevistada aseguró que “las que recibimos vienen en buen estado, las familias y los establecimientos educativos tienen un fuerte compromiso con el Programa ya que las traen limpias y aplastadas pero no es ésta la situación de muchos barrios en los que algunos vecinos depositan basura en las campanas naranjas y es esa la basura que recibimos”.

“Tejiendo futuro”
Por otro lado en los últimos días hubo novedades respecto a una nueva iniciativa. “Estamos a punto de despegar con un nuevo Programa que se llama ‘Tejiendo futuro’. Contamos con el primer telar y la maquina remalladora para confeccionar trapos de piso y rejillas. Los telares nos permitirán trabajar con otros tipos de materiales que no sea algodón”, contó Dora y demostró su alegría por sumar otro tipo de trabajo a la institución. “Estamos satisfechos con esta posibilidad de que nuestros operarios aprendan a hacer una nueva tarea a la vez que sumamos un nuevo ingreso económico al Taller Protegido. Sentimos que crecemos y eso nos pone contentos”, aclaró.

El mes próximo
En el marco de esta nueva actividad es que Moyano vaticinó que “a principios de noviembre empezaríamos a producir. A fines de este mes vamos a buscar los dos telares que faltan y realizaremos el curso para la fabricación de productos y de gestión empresarial para que aprendamos la logística de comercialización”. Por otro lado, aseguró Moyano “debemos empezar a establecer diálogo con los empresarios y comerciantes de la ciudad para que ellos sean los promotores de los productos que logremos fabricar. Tenemos que analizar también qué cantidad podremos producir. Son varias cuestiones a tratar para poner en marcha este comercio que es la primera actividad económica que es completamente del Taller. Si bien tendremos que salir a vender nuestra producción no dependeremos de que nos traigan los broches para armar o las botellas por ejemplo”.