Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Durante el año entregaron 337 escrituras y se hicieron 418 firmas de protocolos

Muchas familias accedieron a la documentación de sus viviendas durante este año. (LA OPINION) Muchas familias accedieron a la documentación de sus viviendas durante este año. (LA OPINION)

Mediante programas promovidos por la Escribanía General de Gobierno de la Provincia, el área de Tierra y Vivienda local facilitó a familias de la ciudad el acceso gratuito a la documentación que acredita la titularidad de sus casas. La planificación para 2019 es superar la cantidad de trámites de este año. Ya hay dos actos en agenda.


“El Partido de Pergamino fue uno de los más postergados de la provincia de Buenos Aires en la última década en lo referente a generación de títulos de propiedad de complejos de viviendas sociales y de regularización de dominios”, aseguró el secretario de Tierra y Vivienda, Juan Manuel Batallánez. El funcionario sostiene que la situación cambió a partir de 2016, con los cambios en la administración provincial y la asunción de Javier Martínez, aludiendo a la “sintonía” política que habría facilitado la comunicación y las gestiones.

En el transcurso del presente ejercicio se desarrollaron tres actos conjuntos entre la Escribanía General de Gobierno bonaerense y la Municipalidad mediante gestiones que hizo esta área local. Tanto para Batallánez como para el jefe comunal, haber materializado tres actos de escrituración a lo largo del año es “una realidad sin precedentes en Pergamino” y a la vez “nos obliga a exigirnos aun más”. En este sentido, ya están en agenda dos actos en el primer semestre de 2019; el primero con fecha el 20 de febrero con la firma de protocolos del barrio Maiztegui como núcleo; y el segundo a mediados de mayo con toma de firmas de barrios Amaetom, Amosba y 40 viviendas de Douglas Haig.

Durante 2018 se entregaron en el acto que tuvo lugar en el mes de febrero 73 escrituras y se firmaron 118 protocolos; en julio pasado se involucró a 339 familias pergaminenses entregando 97 escrituras, con un acceso especial de 242 rúbricas; y el jueves último, en Club Fomento Centenario, fueron 167 los beneficiarios que recibieron sus títulos y 58 los que accedieron a la firma de protocolos.

Así mismo en el marco de los trabajos coordinados entre la Dirección de Gestión Escrituraria de la Secretaría Social de Tierras y Acceso Justo al Hábitat de la Provincia y la Secretaría de Tierra y Vivienda del Municipio, el 18 de junio en el Teatro Unión se llevó a cabo una ceremonia en el cual se entregaron 15 escrituras en favor de personas que gestionaron la regularización de dominios de sus viviendas a través de la Ley Nº 24.374, llamada “Ley Pierri”, y se firmaron 140 boletos del Plan Familia Propietaria.

Como parte del proceso de regularización de dominios, personal del área de Tierra y Vivienda efectuó censos de ocupación a lo largo del año en complejos habitacionales de nuestra ciudad como el de 104 Viviendas, Amosba, 82 Viviendas, Maiztegui, 50 Viviendas de barrio Güemes y la idea es que los relevamientos continuarán en 2019 con la finalidad de alcanzar el objetivo de escriturar la totalidad de las unidades funcionales pertenecientes a barrios de operatorias del Instituto de la Vivienda remanentes sin títulos.

Un elemento vital

Una vez logrado el trabajoso objetivo de tener una casa propia, hacerse de la documentación que lo acredite pasa a ser esencial. Así como suena de lógico, no siempre es sencillo, tanto por costos como por burocracia. Hay casas en distintos barrios que fueron compradas mediante cuotas, planes sociales o beneficios sindicales que en todo el período de pago incluso han cambiado de dueño por venta o por fallecimiento del comprador original. En otros casos nunca se diligenciaron las subdivisiones de los loteos. Así se llegó a un presente con familias que son legítimas propietarias más no legales. Además de las implicancias obvias de no poder acreditar la propiedad, estas viviendas no pueden ser hipotecadas, donadas o vendidas de manera regular.

La imposibilidad operativa y monetaria de escriturar ha quitado el sueño a más de un vecino, por lo que esta posibilidad que brinda la Escribanía General de la Provincia es para ellos invaluable. Es importante destacar que estos instrumentos siempre existieron pero no eran tan accedisibles como hoy. “Las órdenes impartidas por la gobernadora María Eugenia Vidal a esos organismos en cuanto a la necesidad de ganar agilidad y obtener resultados tangibles permitió lograr una estrecha interrelación entre ellos y nuestra Secretaría como la contraparte del Gobierno local”, resaltó Batallánez.

“Permanentemente estamos gestionando y viajando a La Plata lo que nos ha franqueado una relación estrecha con autoridades, con el personal técnico tanto del Instituto de la Vivienda como de la Escribanía General de Gobierno y de la Subsecretaría de Tierras y Acceso Justo al Hábitat”, sostuvo el secretario al frente del área municipal encargada de la temática.

Objetivos claros

El mes pasado parte del equipo local de la Secretaría de Tierra y Vivienda participó de una jornada sobre regularización para municipios de la Segunda Sección Electoral en la ciudad de San Nicolás. Encabezada por el arquitecto Rubén Opel, director General de Inmobiliario Social del Instituto de la Vivienda, la jornada fijó el objetivo para 2019 de generar 19.000 títulos de viviendas sociales sin escriturar en el territorio provincial, de los cuales un número cercano a los 500 corresponderán a Pergamino.

En el período comprendido entre 2016 - 2018 se originaron cerca 700 nuevas firmas de protocolos y se entregaron más de 800 escrituras. “La decisión política tanto de la gobernadora como del intendente en primer lugar, y esa colaboración y el contacto fluido que construimos con los organismos provinciales, nos hizo lograr la ruptura de una inercia que por años impidió avanzar en este tema, aunque sabemos que hay muchas familias esperando”, dijo Batallánez. “Los tiempos a veces parecen demasiado largos, pero vemos nítidamente que los engranajes comenzaron a moverse y a dar soluciones, y estamos firmemente comprometidos a que esos resultados lleguen a la gente”, concluyó el funcionario.

Viaggio Espresso