Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El Centro Cultural de Bellas Artes muestra cambios significativos

El intendente estuvo recorriendo esta obra con funcionarios y operarios. (LA OPINION) El intendente estuvo recorriendo esta obra con funcionarios y operarios. (LA OPINION)

Financiada en forma conjunta por la Municipalidad y el Centro Regional Universitario Pergamino, se estima una inversión final de aproximadamente 25 millones de pesos.


La recuperación de los predios ferroviarios del exFerrocarril Mitre para la puesta en funcionamiento del Centro Cultural de Bellas Artes es otra de las obras que lleva adelante el Municipio y que tiende a revitalizar los espacios vacantes de la ciudad.
El reciclaje y puesta en valor de los galpones ferroviarios ubicados a la vera de avenida Alsina es un ambicioso proyecto que persigue preservar la construcción existente, conservando piezas de valor histórico y patrimonial; y a su vez, logra un espacio destacado de la Pergamino para el funcionamiento del nuevo Centro de Bellas Artes.
“La obra abarca una superficie de 1.800 metros en planta baja y se prevé que la estructura final alcance los 2.500 metros cuadrados de superficie total entre entrepisos y planta baja. Financiada en forma conjunta por la Municipalidad y el Centro Regional Universitario Pergamino (Crup), se estima una inversión final de aproximadamente 25 millones de pesos. La Asociación de Preservación Ferroviaria se involucró también en el trabajo de investigación”, explicaron desde el Municipio.

Proyecto de trabajo
Hasta el momento se reacondicionaron las cabriadas y la estructura existente, ejecutándose la totalidad de la cubierta y los desagües pluviales correspondientes. Se reconstituyeron los arcos de ingreso, se restauraron las fosas y se recompuso la mampostería interior y exterior por medio de un hidrolavado y arenado, respetando en cada caso el carácter original del edificio.
En estos últimos días el intendente Javier Martínez recorrió en dos oportunidades la obra junto al secretario de Desarrollo Urbano, José Salauati, para observar los avances de las obras. En cuanto a los trabajos actuales, se ha ejecutado en un 50 por ciento el piso interior de hormigón a nivel de los rieles existentes los cuales se acondicionarán y mantendrán a la vista, así como la colocación de aberturas de hierro. Próximamente se situará en las fosas restauradas piso de vidrio transitable.
En una futura etapa, se recurrirá a la construcción en seco tanto en los divisorios de cada a área como en la colocación de cielorraso y se ejecutarán rampas livianas de acceso al segundo nivel.
La totalidad de las tareas están abocadas a la puesta en valor de la construcción existente, afrontando así el proyecto de restauración con criterios precisos en cuanto a la afección general del edificio.

Un espacio histórico
Como continuidad simbólica de esta recuperación, el nuevo edificio exhibirá la tradición industrial que caracteriza la historia de Pergamino. La naturaleza flexible de los espacios industriales permite que estos se adapten, tanto por dimensiones como por distribución, a un programa distinto al original. De esta manera, el futuro Centro Cultural se convertirá en paradigma de una nueva época donde los espacios se renuevan conservando sus características espaciales y técnicas.
El futuro Centro Cultural de Bellas Artes contendrá una sala de Convenciones y usos múltiples con capacidad para 500 personas, la Escuela Municipal de Bellas Artes y un Museo con dos salas de exposición permanente, una sala transitoria y un área de exposición del vagón presidencial que utilizara Arturo Illia.

Viaggio Espresso