Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El director nacional de Salud Mental y Adicciones disertó en Pergamino

Verónica García, Luciano Grasso, Marcos Carini y  María Martha Perretta, dialogaron con los medios de comunicación. (LA OPINION) Verónica García, Luciano Grasso, Marcos Carini y María Martha Perretta, dialogaron con los medios de comunicación. (LA OPINION)

Luciano Grasso presidió una charla sobre "Políticas de Salud Mental en la actualidad". El funcionario se informó sobre el trabajo que se despliega a nivel local en el abordaje de las problemáticas de consumo, adicciones y salud mental.


Este viernes en el salón Luis Sued del Concejo Deliberante se llevó a cabo la charla sobre "Políticas de Salud Mental en la Actualidad". Estuvo a cargo Luciano Grasso, director nacional de Salud Mental y Adicciones, y contó con la organización de la Secretaría de Salud y la Dirección de Prevención y Tratamiento de las Adicciones "Padre Galli".
Grasso fue recibido por la secretaria de Salud, María Martha Perretta, por el director de Adicciones, Marcos Carini y la directora de Atención Primaria de la Salud, Verónica García.

Numerosos dispositivos
Comentando acerca del trabajo que se desarrolla en materia de adicciones en Pergamino, Marcos Carini señaló que “desde hace algunos años hemos armado diferentes dispositivos hasta lograr armar la Dirección de Prevención y Tratamiento de las Adicciones en Pergamino, que depende de la Secretaría de Salud. El crecimiento de esta área viene siendo constante y vale recordar cuando fue inaugurado el Centro Padre Galli, a fines de 2012. En la actualidad estamos lanzando un nuevo dispositivo que tiene como objetivo ampliar el alcance territorial. Para ellos venimos estableciendo dispositivos en los barrios y para intensificar la labor de llegar al vecino, hacemos recorridos domiciliarios coordinados por profesionales. En este marco es que vamos a tener presencia en cuatro barrios de la ciudad. A esto se suma la creación de una especie de auditoría interna, nuestra socióloga indagará en el barrio para armar un dispositivo ideal para cada zona. El propósito siempre es el mismo, llegar a la mayor cantidad de usuarios de salud mental y adicciones posible para mejorar la accesibilidad”.

Trabajo en conjunto
Por su parte la secretaria de Salud, María Martha Perretta se mostró orgullosa por la visita de Luciano Grasso y sostuvo que “agradecemos que nos escuchen, que ellos sean los que sepan cuál es el trabajo que realizamos en Pergamino, en materia de salud mental y adicciones. Es fundamental para nosotros que nos escuchen, que nos acompañen y que colaboren con nuestra labor. Creemos que estamos haciendo las cosas bien y queremos seguir mejorando el trabajo en salud mental sobre todo desplegando un trabajo en equipo y en el territorio”.

Cómo colaborar
Antes de presidir la disertación, el director nacional de Salud Mental y Adicciones, Luciano Grasso, dialogó con los medios de comunicación y contó como se viene trabajando desde el área. También hizo alusión al consumo problemático y se refirió al abordaje de las adicciones desde el espectro penal.
“La idea es conocer cómo trabaja el Municipio de Pergamino en materia de salud mental y adicciones para luego analizar cómo desde Nación podemos ayudar y acompañar las políticas públicas, que tienen que tener una fuerte raigambre local teniendo en cuenta la situación socio sanitaria local”, explicó Grasso y destacó la integración de los distintos estamentos del Estado en materia de salud: “La Nación tiene una responsabilidad rectora en materia de políticas públicas, tiene a su cargo la construcción de la mismas. En Pergamino el Municipio tiene una fuerte responsabilidad y compromiso asumido en materia sanitaria con la Provincia por lo que creemos fundamental profundizar la articulación entre los tres niveles: el Municipio, la Provincia y la Nación”.

En territorio
En materia de Salud Mental y Adicciones, Grasso consideró de fundamental importancia trabajar en este tipo de problemáticas con el abordaje de la atención primaria de la salud ya que “es en el territorio donde se pueden detectar las problemáticas de este tipo. Es importante que los efectores de salud lleguemos a esas personas con visitas domiciliarias para garantizar la accesibilidad a la salud”.

Prevención
Haciendo referencia al consumo problemático que muestra índices de crecimiento, el director aseguró que en materia de prevención “muchas veces sentimos que llegamos tarde. Además el modo de organización de las prácticas en materia de salud, en nuestro país ha estado fuertemente vinculado a lo asistencial. En muchas oportunidades la demanda excede la posibilidad de dar respuesta. Y es ahí cuando las líneas de trabajo de prevención deben repensarse periódicamente porque en el caso de las adicciones no hay una única causa y no existe una misma respuesta al problema. Permanentemente debemos redoblar esfuerzos para diagramar estrategias que no las puede resolver solo el Estado sino que debe haber una labor multisectorial que incluya al sistema educativo, iglesias y clubes, entre otros actores”.

Padecimiento psíquico
Consultado sobre si la justicia penal, que es punitiva, es coherente con la nueva visión de salud mental, Grasso afirmó que “tenemos en esta cuestión un debate histórico, no hay una única posición. Desde el campo sanitario entendemos que cuando hay un consumo problemático o una adicción hay un padecimiento psíquico, mental, hay un problema de salud, una persona que tiene derecho a que el Estado dé respuesta a ese problema de salud”.
- ¿Hay decisión política del Gobierno de ir hacia un modelo no prohibicionista como el de Uruguay?
- Es complejo, es un tema que genera conflictos y posiciones bien distinguidas y marcadas. Hay momentos en el que la temática se pone en debate como está sucediendo con la legalización del aborto. El avanzar hacia un modelo menos prohibicionista es un tema que tendrá lugar para el debate pero no ahora, por lo menos no está en agenda ahora. La principal responsabilidad, más allá de la despenalización, es que podamos garantizar tratamientos acordes a las nuevas problemáticas de consumo.

Tratamiento en los medios
Por último Grasso se refirió al rol de los medios de comunicación e instó a efectuar “un tratamiento responsable desde los medios sobre este tipo de problemáticas. Con los problemas severos mentales nos pasa que muchas veces en los medios de comunicación se plantean tratamientos del tema no acorde al respeto del derecho de esas personas. Todo forma parte de una construcción en la que también el campo de salud, que es quien tiene conocimientos especializados sobre la temática, debe intervenir para instar a los trabajadores de prensa a que se comprometan con el tratamiento adecuado de este tipo de temáticas”.