Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El granizo dejó una ciudad con destrozos de todo tipo

Una vivienda en la zona de Espora al 1059 fue la más castiga por la tormenta del miércoles a la noche. (LA OPINION) Una vivienda en la zona de Espora al 1059 fue la más castiga por la tormenta del miércoles a la noche. (LA OPINION)

Vehículos con daños muy considerables, viviendas afectadas en gran medida, escuelas con roturas en general y follaje diseminado a lo largo y ancho de las calles fue el resultado de la tormenta del miércoles a la noche.


Después de la fuerte tormenta que azotó a Pergamino minutos antes de las 20:00 del miércoles, ayer se llevaron a cabo las evaluaciones sobre los daños que el granizo ocasionó en distintos puntos de la ciudad y las imágenes que se vieron con las primeras luces del día, mostraron considerables daños en vehículos, casas de familias, establecimientos educativos, edificios públicos en general y principalmente sobre el arbolado. “Sabíamos e íbamos alertando sobre la posibilidad de tener este fenómeno meteorológico aunque realmente nunca pensamos que serían de estas características”, contó a LA OPINION el titular del área municipal de Defensa Civil, Javier Villalba.
Las cuadrillas de trabajo de las distintas secretarías vinculadas con los servicios, desde después de la tormenta estuvieron interviniendo en los lugares donde había ramas o bien follaje generando problemas, también muchos vecinos afectados trabajaron en sus inmuebles para retirar el material verde que cayó producto de las piedras. Lo mismo sucedió con personal de la Cooperativa Eléctrica abocado a las guardias de emergencias,.
“Estaremos prestando colaboración en los sectores donde nos convoquen, hay un grupo de voluntarios que siempre en estos casos se dispone a ayudar y lo mismo pasa con nuestro grupo de operarios en Defensa Civil”, añadió el funcionario durante una nota que hizo con LA OPINION.

Muchos vehículos quedaron abollados por el granizo que azotó a la región. (LA OPINION)

Destrozos por doquier
Mucho antes que abrieran sus puertas para la atención al público las compañías de seguro y sus asesores tenían asociados aguardando ser atendidos para saber si sus pólizas estaban protegiéndolos sobre el granizo. Lo mismo pasó en los talleres que se dedican a “sacar los bollos” y en este punto en particular hubo situaciones donde los daños son irreparables. Con relación a esto, “hay gente que viene desesperada para que le reparemos sus autos y cuando nos encontramos con el rodado vemos que son impactos tan fuertes que resultará imposible que quede bien”, le contó a LA OPINION un chapista de la zona norte. “Quizás aparezcan arregladores que cobren sus servicios y luego se vayan, pero en este tipo de circunstancias hay que tener mucho cuidado para no resultar ser estafados”, agregó haciendo alusión a los innumerables avisos que circulan por estas horas en las redes sociales.
Más allá de lo que significó ser víctima del granizo siendo propietario de un auto, en la vía pública la suciedad por los daños que generó la tormenta fueron elocuentes; plazas y espacios verdes amanecieron cubiertos de restos del arbolado, en las calles también se observó lo mismo, y algo similar ocurrió con restos de la luminaria pública rota por el impacto de las piedras.
Quizás la imagen menos deseada se observó en el Paseo Ribereño, en las plazas 25 de Mayo y 9 de Julio donde muchas aves aparecieron sin vida por el impacto del granizo; “hay un incesante operativo especial para limpiar los distintos puntos de Pergamino, es una pena ver la cantidad de palomas que murieron por esta tormenta”, señalaron en Defensa Civil.

Viviendas afectadas
En lo que respecta a viviendas, la más perjudicada es una casa en la zona de Espora al 1059 dado que ahí hubo una voladura total del techo y daños en una parte de la estructura y en una pared lateral. Los damnificados necesitaban chapas, tirantes y materiales para la construcción y de acuerdo a lo que pudo saber LA OPINION, ayer a la tarde asistentes sociales del Municipio ya habían concurrido a realizar el relevamiento.
Por otra parte, hubo lugares donde los techos colapsaron por el peso del granizo y el agua acumulada que no escurrió por los desagües que quedaron tapados a raíz de las hojas caídas durante el temporal.

Escuelas sin clases
Tomando como referencia el informe del Consejo Escolar, más de 20 escuelas ayer no dictaron clases dado que la tormenta produjo roturas de vidrios y filtraciones de agua. Ayer se trabajó intensamente y hoy aún había posibilidades que en algunos casos tampoco haya clases. Los padres debían comunicarse con las autoridades para saber cada uno de los casos en particular.

Viaggio Espresso