Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El martes se celebra a la Virgen de la Medalla Milagrosa

El 27 de noviembre de 1830 la Virgen se apareció a Santa Catalina Labouré.  (CORAZONES CATOLICOS) El 27 de noviembre de 1830 la Virgen se apareció a Santa Catalina Labouré. (CORAZONES CATOLICOS)

La advocación es venerada en Pergamino en la Capilla de San Pantalelón, donde la comunidad vive en estos días un triduo de preparación para la festividad del 27. Ese día, a las 19:00, se celebrará misa con imposición de la medalla.


El próximo martes, como cada 27 de noviembre, la Iglesia Católica celebra la fiesta de la Virgen de la Medalla Milagrosa. En nuestra ciudad la imagen de dicha advocación mariana se encuentra en la Capilla San Pantaleón y Medalla Milagrosa, sita en J. J. Valle entre Ecuador y Bolivia.
Los fieles de esa comunidad se encuentran por estos días participando de las actividades del triduo. En este marco, hoy a las 16:00 habrá rezo del rosario y adoración del Santísimo mientras que a las 17:00 se celebrará misa.
Mañana, el rezo del rosario y la adoración será a las 18:00 y la misa a las 19:00. Ese día se orará por el eterno descanso de Olga García viuda de Patús que recibió corona de caridad.
El martes, día de la Virgen, a las 18:00 será la adoración al Santísimo Sacramento y rezo del rosario mientras que la celebración de la Eucaristía tendrá lugar a las 19:00 y luego será la imposición de la medalla.
Desde la comunidad se hace extensiva la invitación a los pergaminenses que quieran asistir a dicha festividad.

Las apariciones
El 27 de noviembre de 1830 la Virgen Santísima se apareció a Santa Catalina Labouré, humilde religiosa vicentina.
1830 es un año clave: tiene lugar en París la primera aparición moderna de la Virgen Santísima. Comienza lo que Pío XII llamó la “era de María”, una etapa de repetidas visitaciones celestiales. Entre otras: La Salette, Lourdes, Fátima. Cada una de las apariciones siempre se produce para traer gracia, acercar a los fieles a Jesús, recordar el camino de salvación.