Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El olor y el humo que se percibe en Pergamino es por incendios en el Delta

Desde Defensa Civil llevaron tranquilidad a los vecinos dados los llamados recibidos en los últimos días. (JUAN JOSE GARCIA) Desde Defensa Civil llevaron tranquilidad a los vecinos dados los llamados recibidos en los últimos días. (JUAN JOSE GARCIA)

El intenso olor a quemado que desde anteayer se percibe en el aire generó numerosos llamados de vecinos a Defensa Civil para saber qué estaba pasando. Ayer a la tarde desde el organismo salieron a explicar que se debe a las quemas de humedales en la costa entrerriana del Paraná.


El intenso olor a quemado que desde anteayer a la tarde generó numerosos reclamos ante el área de Defensa Civil de la Municipalidad tiene su origen en los grandes incendios de pastizales en el Delta del sur entrerriano, le contó a LA OPINION el titular de esta dependencia local, Javier Villalba, para llevarle tranquilidad a la población.
Cabe recordar que en la madrugada del jueves una combinación de humo e intensa niebla había provocado inconvenientes en diferentes localidades cercanas a Pergamino y a partir de allí es que las autoridades comunales empezaron a advertir que el humo podría llegar a nuestra ciudad; y desde ese momento empezaron a advertirle a todos los vecinos mediante las redes sociales y medios de comunicación.
Según informó el Gobierno bonaerense por medio del Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible, el humo provino de grandes incendios de pastizales provocados en la zona de las islas del Delta del Río Paraná, en el límite entre Buenos Aires y Entre Ríos; “se originó en esa zona y el viento ayudó a que el humo se viera y se sintiera olor a quemado en distintos barrios”, explicó Villalba sobre este fenómeno.
Desde Defensa Civil informaron que las capas de humo, originadas en el Delta y que están provocando reclamos gubernamentales de Santa fe y Buenos Aires, “se vieron en Pergamino al ser arrastradas por el viento que desde el miércoles último sopló en dirección noroeste y que el jueves lo hizo a más de 11 kilómetros por hora, favoreciendo a que esta situación se diera”, contó el director de esta área.

Los reclamos vecinales
Un vocero del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) explicó que, al bajar la temperatura durante la caída del sol, sumado al viento del noroeste, hicieron que el humo acumulado sobre las zonas urbanas no se disipara y quedara a baja altura; “por lo que nos informan, la dificultad para apagar el fuego radica en que se produce en lugares intransitables a pie y, por eso, se opera desde el aire”, señaló Villalba en un tramo de la charla con el Diario.
Varios vecinos denunciaron a Defensa Civil que, por momentos, anteayer el olor era difícil de soportar. “Tuvimos que cerrar todas las ventanas y puertas de nuestra casa. Mis hijos tenían los ojos irritados”, relató Juliana, una vecina que vive en el radio céntrico de Pergamino; por su parte Karina, Gastón y Pablo coincidieron en que “nos parecía que podía ser por los incendios en el Delta, pero creíamos que la distancia que existe entre nuestra ciudad y esa zona no podría deriva en que el humo llegara. Pero era real lo que entendíamos de acuerdo a lo que nos explicaron en Defensa Civil”, contó Karina agregando que vive en barrio Acevedo.

Consultas permanentes
“Desde hace varias semanas la quema de pastizales afecta a diferentes localidades santafesinas, entrerrianas y del norte de la provincia de Buenos Aires y cabe señalar que a mediados de julio se habían registrado la misma cantidad de incendios ocurridos durante todo el mes anterior, aunque en ese entonces no tuvimos tantas consultas como las que recibimos ayer (por el jueves)”, contó Javier Villalba.
Las llamas volvieron a aparecer en esta misma zona, por lo que el Gobierno nacional destinó apoyo económico y logístico que se sumó al combate terrestre de los numerosos brigadistas forestales de Santa Fe y Entre Ríos, que junto a bomberos voluntarios, trabajaron para sofocar los focos de fuego.