Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El PJ de Pergamino, en contra de la reforma laboral textil

Manuel Elías, presidente del PJ de Pergamino. (LA OPINION) Manuel Elías, presidente del PJ de Pergamino. (LA OPINION)

“El Gobierno nacional pretende deteriorar aún más a la industria textil con una flexibilización laboral disfrazada de reforma”, denunció el Partido que preside Manuel Elías. “Es el momento de ponernos de pie y decir basta al avance destructor”, remarcó.


El Partido Justicialista de Pergamino, que preside Manuel Elías, sentó postura con relación a la reforma laboral para el sector textil propuesta por el Gobierno nacional.
Lo hizo a través de un comunicado en el que expresa lo siguiente: “El Gobierno Nacional de Mauricio Macri ha iniciado una avanzada para hacer desaparecer los derechos laborales, constitucionalmente protegidos, de las y los trabajadores de la industria textil, mediante una propuesta de reforma laboral, que tampoco beneficia a los empresarios.
“Frente a la apertura indiscriminada de las importaciones, la destrucción del mercado interno, la baja de la capacidad de consumo de los argentinos producto de los interminables tarifazos y la devaluación monstruosa del peso frente al dólar, el gobierno nacional pretende deteriorar aún más a la industria textil con una flexibilización laboral disfrazada de reforma.
“Esta medida diseñada por el gobierno junto al FMI propone: Derogar la Ley Nº 12.713 que regula el trabajo a “fasón” es decir, el trabajo domiciliario. Un régimen de indemnizaciones por extinción del contrato de trabajo, se plantea reemplazar las indemnizaciones formales por la creación de un fondo de cese laboral que pagan los propios trabajadores de su sueldo. La modificación del régimen de vacaciones pagas (licencia anual ordinaria). Plantea que el aguinaldo puede pagarse en hasta tres cuotas. La creación de un banco de horas por el cual se permiten jornadas laborales de hasta doce horas; es decir que no habrá más horas extras, las horas que se trabajan de más se devuelven con horas libres. Esta propuesta es rechazada por los trabajadores y por los empresarios, porque en nada los beneficia.
“Muy por el contrario: lo que se requiere para cuidar a este sector productivo nacional son medidas que protejan a la industria textil mediante la regulación de las importaciones, mientras se permita el ingreso de mercadería por debajo de los costos de producción argentinos es imposible que la industria textil pueda competir en igualdad de condiciones.
“Medidas que reactiven en consumo interno, porque si los argentinos no tienen capacidad de compra por más barata que sea una prenda no podrán comprar y la industria seguirá camino a la desaparición.
“Medidas financieras que permitan a la industria textil afrontar sus compromisos ordinarios y también las inversiones necesarias para mejorar la competitividad, a un costo razonable.
“Los empresarios necesitan condiciones dignas y razonables del mercado productivo y financiero y también necesitan un mercado interno fuerte para poder vender lo que producen.
“Siempre tenemos claro que es la demanda la que moviliza la oferta, si no hay quien compre no habrá quien pueda vender y si no se vende nadie producirá. En este contexto recesivo de ninguna manera podemos permitir que se quiera cargar sobre las espaldas de los trabajadores y de las pymes medidas que destruirán definitivamente las condiciones laborales argentinas.
“Está es una prueba piloto del gobierno de Mauricio Macri que pretende terminar con derechos laborales como la jornada de 8 horas, las vacaciones anuales, el aguinaldo.
“Es el momento de ponernos de pie y decir basta al avance destructor de un Gobierno insensible y reclamar que se cuide a la Argentina productiva y generadora de empleo”.

Viaggio Espresso