Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El próximo fin de semana se desarrollará la edición Nº 19 de la Feria Conin

Las Ferias de Conin son un éxito de convocatoria y permiten el sostenimiento de los programas.  (ARCHIVO LA OPINION Las Ferias de Conin son un éxito de convocatoria y permiten el sostenimiento de los programas. (ARCHIVO LA OPINION

La propuesta tendrá lugar en La Usina (11 de Septiembre e Italia). Una gran variedad de productos se comercializarán a precios accesibles. El objetivo es recaudar fondos para el desarrollo de los diferentes programas del Centro Providencia.


La Asociación Civil Centro Providencia, integrante de la Familia Conin, celebrará el próximo fin de semana (desde el viernes hasta el domingo inclusive), la edición número 19 de la Feria Solidaria en su versión primavera-verano.
El evento tendrá lugar en La Usina (11 de septiembre y Italia, con entrada por Italia).
Los horarios cambian según el día: el viernes tendrá lugar de 14:00 a 19:00, el sábado de 10:00 a 18:00 y el domingo de de 10:00 a 13:00.
En contacto con LA OPINION, Susan Mallo, una de las coordinadoras de la propuesta, brindó detalles de esta nueva edición. “El 4, 5 y 6 de octubre, es decir, el viernes, sábado y domingo próximos estaremos desarrollando una vez más la Feria Conin. Como cada año para facilitar la organización se otorgarán números a modo de turnos previamente: el viernes se distribuirán turnos a las 9:00 para ingresar a las 14:00; el sábado los números se otorgarán a las 6:00 para hacer el ingreso formal a las 10:00. A medida que vaya ingresando y saliendo las personas que cuenten con número, lo interesados que no retiraron su turno podrán ingresar en horas de la tarde, mientras que el domingo no se darán números”.
Para quienes nunca han concurrido a una de estas ferias, el criterio de organización da una pauta de cuán exitosas son, tanto por la buena causa que hay como telón de fondo como por la amplísima variedad de excelentes productos a precios increíbles. Esta conjunción de factores hace que cada Feria de Conin sea un éxito de concurrencia, lo que redunda en la obtención de los recursos que luego sostienen sus programas materno infantiles.

Amplia variedad
Consultada sobre los productos que se comercializarán en la feria, Susan contó que “lo primordial será indumentaria, de niños, jóvenes y adultos; habrá un sector destinado a la bijouterie en el que se encontrarán anteojos, pulseras y accesorios; en otro sector ubicaremos las carteras, pañuelos, cintos y billeteras; en el sector bazar encontrarán de todo mientras que también se comercializarán zapatos”. Los diferentes productos han sido donados por la comunidad. “Este año nos han enviado muchas cosas en muy buen estado y estamos muy contentos por eso”, señaló la entrevistada.

La labor voluntaria
Este evento, que constituye una marca registrada en nuestra ciudad, se organiza por lo menos con dos meses de anticipación ya que primeramente se deben solicitar donaciones y luego poner en condiciones las prendas y artículos. Mientras que el montaje del lugar donde se desarrolla la feria lleva un tiempo aproximado de una semana.
“Fueron 15 los voluntarios que trabajaron en la preselección de los productos que se comercializarán en la Feria mientras que en las tres jornadas que dure la misma trabajarán más de 60 voluntarios”, explicó Susan y agregó que “si hay gente que quiera seguir donando puede llevarlo La Usina desde el martes, donde estaremos trabajando diariamente”.

Grupos de crianza
La feria es una de las principales fuentes de financiamiento de Centro Providencia para poder llevar a cabo la misión de erradicar la malnutrición infantil mediante un abordaje integral madre - hijo.
En tal sentido, Pilar Aragone de Conin señaló que “los recursos económicos que se recolectan en la Feria se utilizan para abonarles a los profesionales que trabajan en los ocho barrios en que desplegamos nuestra labor: pediatras, nutricionistas, psicopedagogos, psicólogos, estimuladores, trabajadores sociales”.
En cuanto a las actividades que se desarrolla en los grupos de crianza, Aragone explicó: “Trabajamos con embarazadas y con mamás con sus bebés. A ellos les hacemos un seguimiento hasta que cumplen tres años. Los profesionales los miden y pesan y están muy atentos a la salud de los niños, poniendo el foco en el desarrollo infantil. La idea es abarcar todo aquello que permita que el cerebro se desarrolle en su máximo potencial en los primeros 1.000 días del niño. Esto es porque estamos convencidos de que los niños bien alimentados y estimulados, a futuro podrán tener un buen recorrido escolar, estrechar buenos vínculos humanos y tomar decisiones. Para ello, además de trabajar con los niños, lo hacemos con sus progenitoras a través de talleres de nutrición, estimulación temprana grupales mientras que también ofrecemos un espacio individual en los consultorios”.

Mayor presentismo
Los grupos coordinados por el Centro Providencia se reúnen en los Centros de Desarrollo Comunitario y en los Centros de Atención Primaria de la Salud de diferentes barrios: José Hernández, Kennedy, Otero, Güemes, 12 de Octubre, Malvinas, ExQuinta Mastrángelo, Acevedo.
“Los talleres son muy convocantes y lo notamos por el mejoramiento que hemos advertido de la presencia de las mamás; antes teníamos un nivel de ausentismo de entre el 30 y el 40 por ciento mientras que ahora hemos superado el 80 por ciento de los niveles de asistencia”, indicó Aragone.

Brazos acunadores
Con el propósito de incluir a la sociedad en esta tarea de darles a los niños sus 1.000 primeros días con todo lo necesario, existe una propuesta llamada “Brazos acuñadores”, que es concretamente una invitación a las personas que quieran acompañar en los talleres para jugar con los chicos o tener a los bebés a upa porque algunos talleres requiere de la participación de las progenitoras solas, “para ello necesitamos de los brazos solidarios de las personas”.

Viaggio Espresso