Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El rechazo de Hipotecados UVA a las medidas dispuestas por el Gobierno

Hay más de 18 proyectos de emergencia ingresados en el Congreso de la Nación a la espera de un tratamiento.  (FACEBOOK HIPOTECADOS UVA) Hay más de 18 proyectos de emergencia ingresados en el Congreso de la Nación a la espera de un tratamiento. (FACEBOOK HIPOTECADOS UVA)

En representación de autoconvocados a nivel nacional, la abogada Irazoqui calificó al subsidio planteado por el Estado Nacional como “irrisorio”. Insiste con la preocupación que tienen los ciudadanos alcanzados por este sistema ya es desesperante y contó cómo están trabajando para encontrar una respuesta. “Necesitamos una definición”, expresó a LA OPINION.


María Julia Irazoqui es una de las referentes del colectivo Hipotecados UVA, que tiene alcance a nivel nacional, y se constituye como un grupo de ciudadanos autoconvocados que han contraído este tipo de créditos, y que se ven perjudicados por el aumento de las cuotas mensuales, atadas a una inflación que no cede y un dólar devaluado más de un 200 por ciento desde que se lanzaron estos préstamos.
LA OPINION dialogó con esta cordobesa, abogada, que forma parte de este gran colectivo, que no solo indicó sobre las actividades en que se viene trabajando sino que también hizo un análisis de las medidas dispuestas por el Gobierno.
“Somos un gran equipo de personas que estamos trabajando a los fines de lograr una solución definitiva para este sistema de créditos que ha fracasado, que ha perjudicado a miles de familias. Necesitamos de manera urgente una definición por parte de los actores políticos, tanto del oficialismo como de la oposición, que deben sentarse y tratar de llegar a un acuerdo para poder salir de esta situación desesperante que en la actualidad atraviesan las familias hipotecadas”, manifestó María Julia.

Medidas ¿paliativas?
Días pasados el Gobierno nacional anunció una serie de medidas para compensar a los deudores de créditos hipotecarios en UVA por encima de un 10 por ciento de lo que hubiera resultado indexarla por el índice de salarios (CVS) por el plazo de 15 meses.
“Nos dedicamos a estudiarlo y nos dimos cuenta que la solución que se aporta es una falacia. Este famoso subsidio que inventó el Estado Nacional es irrisorio”. Primero criticó que se implemente solo para los créditos hipotecarios UVA que no tengan Procrear. “Deja afuera a los Procrear UVA, a todos los créditos para la refacción y construcción, y solo quedó dentro el de adquisición de inmuebles; es solo de octubre de 2018 hasta diciembre de 2019, con lo que excluye a los meses con mayor inflación; la aplicación de este supuesto subsidio se aplica a la diferencia del índice de variación salarial y el CVS supere el 10 por ciento, con lo cual si, por ejemplo, en octubre de 2018 ese índice fue del 12 por ciento, se pagará el 2 por ciento”, enumeró entre sus críticas. A modo de ejemplo dijo que lo dispuesto por el Gobierno son 80 millones de pesos divididos en 80.000 familias de créditos UVA. “Se solicitan muchos requisitos para que en una cuota, por ejemplo, de 17.000 pesos te den un subsidio de 170 pesos; la ayuda no llega siquiera al 1 por ciento de la cuota que se está pagando. No hay forma de que eso pueda llegar a ser un paliativo para la situación que pasan las familias, que todos los meses se encuentran con una cuota que se incrementa y que se hace muy difícil de pagar”, plantea la letrada.

Cuota-ingreso
Afirmando que el sistema de créditos UVA no funciona por la inestabilidad económica que se da en el país, María Julia Irazoqui señaló que con una inflación del 55 por ciento frente a un aumento salarial que ronda el 30 por ciento anual, el cálculo es fácil: “La cuota de tu crédito va a ir por delante de tu sueldo”, sintetizó con meridiana claridad.
De manera casera en Córdoba se han realizado estadísticas para poder contar con un “termómetro” de la situación: “Dedujimos que hay familias en las que la relación cuota ingreso ha superado el 70 por ciento, es decir que ese porcentaje de su sueldo va a parar a la cuota y si este porcentual se incrementa directamente en unos meses no van a poder gozar en absoluto de su sueldo”. Y agregó que “hace ocho meses aproximadamente teníamos un 10 por ciento de las familias cuya relación cuota-ingreso era superior al 25 por ciento, hoy registramos que el 40 por ciento de las familias están comprometidas por arriba del 30 por ciento. Indefectiblemente va a llegar un momento temporal en que no vamos a poder pagar la cuota porque la inflación va por encima de la actualización de los ingresos de las familias”.

Rápida ejecución
A esto se suma que no se puede dejar de abonar la cuota ya que a la tercera cuota impaga el banco envía carta documento y comienza el proceso de ejecución.
“El principal problema que tenemos es que se ha modificado todo el sistema hipotecario tradicional, las premisas y los requisitos esenciales y uno de ellos es la ejecución hipotecaria rápida de estos créditos. Antes de que se efectivice el remate, el banco tiene la facultad de desalojar. A las tres cuotas impagas el banco te manda la carta documento y te deriva a su estudio jurídico que te cobrará los intereses de mora, los honorarios, vas a necesitar un abogado que te represente y pagarle”, señaló María Julia y afirmó que, a su criterio, “hay muchas cláusulas abusivas”.

Engaños
La abogada fue hacia atrás en el tiempo y recordó el anuncio de esta alternativa crediticia, a la que califica ahora –dados los resultados de la aplicación- como “publicidad engañosa”: “Fue el Banco Central quien anunció que la cuota no superaría el 25 por ciento de los ingresos. En este sentido cuando la relación cuota-ingreso superaba el 25 por ciento se activaba una cláusula gatillo que decía que por única vez podía refinanciar la deuda. Esto significa que para bajar el monto de la cuota hay que extender el plazo, y hemos hecho cálculos de que en ocho meses esa familia volvería a estar en la misma situación desesperante con más años de deuda, de interés y de seguro”.
Por otro lado la referente del colectivo indicó que “la publicidad ha sido engañosa también respecto de que el valor de la cuota del crédito sería menor a la de un alquiler lo que constituye otra mentira”.
A ello sumó que “la gente tiene el ideario de que el sistema Procrear sigue siendo el mismo de hace unos años y esto no es así porque también rigen por el sistema UVA en el que no solo el banco te cobra el interés por el dinero que te prestó sino que te cobra la actualización de la plata que te prestó”.

Trabajo del colectivo
Los referentes de cada provincia donde se han aglutinados los deudores de créditos UVA han tenido innumerables reuniones con todo el arco político. “Hemos tratado de lograr diferentes proyectos de ley, en la actualidad hay más de 18 proyectos de emergencia ingresados en el Congreso de la Nación sin ningún tipo de tratamiento”, contó María Julia y añadió que desde el punto de vista del oficialismo la respuesta ha sido mínima ya que no tomaron el problema como algo preocupante. “Del arco opositor hemos tenido repercusiones, incluso de los tres candidatos presidenciales hay dos, Lavagna y Fernández, en cuyos ejes de campaña se está hablando de armar una ley que nos permita pensar en salir de este sistema que es perjudicial para las familias”.
Si bien entienden que “la solución es una decisión política”, el colectivo, que incluye a 10.000 personas en todo el país, se perfila como apartidario. “El problema es transversal, nos une el sistema UVA y el tratamiento que se deba hacer con respecto a una ley para poder salir de este sistema de la mejor manera posible y que ninguna familia pierda su casa por un sistema que ha fracasado. Tenemos miedo porque entendemos que el tiempo pasa y este problema tiende a profundizarse”, definió la abogada.

Viaggio Espresso