Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

El trabajo mancomunado del Centro Padre Galli y del Centro de Ludopatía

Marcos Carini y María Belén Taborda destacaron los buenos resultados del trabajo mancomunado. (MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO) Marcos Carini y María Belén Taborda destacaron los buenos resultados del trabajo mancomunado. (MUNICIPALIDAD DE PERGAMINO)

Desarrollando una intensa labor interdisciplinaria, los profesionales de ambos espacios dictaron talleres en los establecimientos educativos. María Belén Taborda del Ludopatía, indicó que “el acceso a las nuevas tecnologías permite que un chico pueda jugar desde su casa”.


Ayer en horas de la mañana, a modo de balance del trabajo de prevención de ludopatía que se viene llevando adelante en el Centro de Día Padre Galli, Marcos Carini del Centro de Día y María Belén Taborda del Centro de Ludopatía, brindaron una conferencia de prensa.

Nuevas estrategias
Más de 2.000 personas han trabajado este año en las actividades preventivas que se desarrollaron con algunas modificaciones habida cuenta que año a año “vamos mejorando y optimizando la calidad del servicio que ofrecemos”, aseguró Marcos Carini.
A diferencia de los años anteriores, se desplegaron nuevas estrategias habida cuenta que “miramos el problema de manera diferente, es decir, problematizamos la situación y nos encontramos no solo con la naturalización y aceptación sino con cierta invisibilización de algunas problemáticas, por ejemplo las adicciones a las nuevas tecnologías, a la ludopatía que no aparecían como mencionadas en los talleres que veníamos dando hasta el año pasado, pero la realidad es que cuando consultábamos sí aparecían”.

En los colegios
Respecto a las nuevas estrategias generadas, Carini sostuvo que “tienen que ver con el trabajo profesional interdisciplinario, precisamente con el Centro de Ludopatía de nuestra ciudad con el que articulamos”. En este marco es que “los profesionales del Centro Padre Galli y del Centro de Ludopatía, de manera conjunta, asistimos a los diferentes establecimientos educativos, por lo que amalgamamos los conocimientos, construimos nuevas herramientas, hicimos una planificación estratégica, evaluamos la calidad de los talleres mediante encuestas y esto nos permite planificar el trabajo para el año próximo”.
Sobre la encuesta que se realizó, Carini sostuvo que “pretendemos mejorar los indicadores, que han sido buenos, y llegar a una mayor cantidad de lugares”.

Cuestión de salud
Por su parte, la coordinadora del Centro de Ludopatía, María Belén Taborda afirmó que “este año ha sido muy productivo” y agregó que “desde hace 12 años venimos desarrollando en el Centro una labor intensa, haciendo visible esta problemática que es compleja y que debe entenderse como una cuestión de salud ya que el juego genera una adicción”. En este sentido destacó el trabajo junto al Centro de Día Padre Galli, ya que esto “nos permitió la llegada a muchas personas, que la ludopatía pueda tener visibilidad y que sea considerada una adicción cada vez más presente ya que se presenta también en la adicción a las nuevas tecnologías, a través de los juegos online en que se hacen apuestas, de la Play Station”.

Consumo problemático
En cuanto a la dinámica de trabajo vale destacar que “los dos Centros trabajamos con puntos en común ya que desplegamos nuestra labor sobre adicciones. A partir de ello nos focalizamos en el consumo problemático, es decir, llegar antes de que éste se convierta en adicción”, contó la referentes del Centro de Ludopatía.
Consultada sobre sí se registran más casos en los últimos tiempos, Taborda dio su respuesta afirmativa ya que “el acceso a las nuevas tecnologías permiten que un chico pueda jugar desde su casa, apostar dinero, y también focalizamos la atención en las nuevas formas que los jóvenes tienen de relacionarse a partir de su contacto con la tecnología”.

Viaggio Espresso