Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En el Centro de Día Esperanza inauguraron un salón digital

Desde hace algunos meses los chicos hacen su terapia jugando con los equipamientos tecnológicos. (CENTRO DE DIA ESPERANZA) Desde hace algunos meses los chicos hacen su terapia jugando con los equipamientos tecnológicos. (CENTRO DE DIA ESPERANZA)

Con mirada innovadora, los profesionales de la institución lograron combinar la terapia con el juego, a través de la utilización de herramientas tecnológicas. Hace más de un mes que los chicos están participando de esta propuesta con óptimos resultados. La palabra de Mónica Bañuls sobre el funcionamiento de la institución.


Ayer en horas de la tarde, el Centro de Día Esperanza inauguró un salón digital, un proyecto que nació el año pasado, con la donación de algunas netbooks por parte de Marcela Demilta, subsecretaria de Educación del Municipio.
En contacto con LA OPINION, Mónica Bañuls indicó que “todo comenzó como un juego porque no sabíamos cuál era el impacto que este tipo de actividades podría generar sobre los chicos porque algunos tienen capacidad para manejar alguna computadora y otros no”. Sin embargo el proyecto creció y se consolidó “fuimos averiguando, aprendiendo, buscando nuevas tecnologías para que los chicos con parálisis cerebral pudieran participar jugando, en este momento vamos a inaugurar un equipo de X-BOX, previa planificación de trabajo con la terapista ocupacional y con las kinesiólogas para que los chicos puedan realizar su terapia jugando con este dispositivo virtual”.
Hace más de un mes que los chicos están participando de esta terapia con óptimos resultados: “Los chicos disfrutan mucho de esta actividad porque además de entretenida es innovadora porque el recurso más importante es la computadora. Además cada uno de los chicos, dentro de sus potencialidades, puede participar del Taller de Informática”.

Diversas propuestas
Sobre la actualidad del Centro de Día Esperanza, Mónica Bañuls contó que “estamos inaugurando este espacio gracias a la prudente administración que hacemos de los recursos que nos donan pero este año es particularmente difícil. Sin embargo seguimos contando con la labor de todos los profesionales encargados de las terapias: kinesiología, terapia ocupacional, fonoaudiología, psicología, psicopedagogía; y desarrollando diferentes talleres: arte, música, cocina, huerta, expresión corporal, danza integradora, de reflexión y una vez al mes, un taller de cine. Los chicos participan de los diferentes talleres y de sus terapias individuales. Siempre vamos tratando de innovar y no caer en la monotonía, teniendo nuevos desafíos y poniendo el foco en el disfrute de los chicos, en la posibilidad de sociabilización”.

Matrícula
El Centro de Día Esperanza cuenta con una matrícula de 32 chicos distribuidos entre los dos turnos: mañana (de 8:30 a 12:30) y tarde (de 13:00 a 17:00), mientras que algunos de los chicos hacen jornada completa. En su mayoría los que asisten tienen discapacidad motriz aunque también participan algunos con discapacidad intelectual severa.
De acuerdo con lo expuesto por Bañuls “algunos de los chicos que llegan al Centro de Día cuentan con la cobertura del Ioma, que es el principal ingreso con que contamos, pero también asisten chicos que no son afiliados al Ioma”.

Campaña de socios
Movilizados por la difícil situación económica, y con el objetivo de hacer frente a los gastos fijos, es que desde febrero el Centro de Día Esperanza ha lanzado oficialmente una campaña de colaboradores, a través de la que se sortean premios mensuales y semanales. “Es la campaña que hacemos todos los años de socios colaboradores para obtener recursos que depositamos en el funcionamiento diario del Centro”, explicó la entrevistada.
Los interesados en colaborar con la institución a través de esta campaña, pueden comunicarse con el Centro al teléfono 412414.

Más de una década
Poniendo en práctica la memoria es dable destacar que el Centro de Día Esperanza surge como una propuesta de los padres de chicos con discapacidad, luego de que cerrara sus puertas el Centro de Día Portal del Sol. “Avistando que no contábamos con un espacio en el que pudieran quedarse nuestros hijos, un grupo de padres nos reunimos y formamos en 2006 la Asociación Civil que, formalmente, comenzó a funcionar en 2007. Hace pocos días, el 1º de septiembre, cumplimos un nuevo aniversario desde su nacimiento”, contó Bañuls y agradeció “al grupo de padres fundadores del Centro, que hasta el día de hoy trabajan, a los integrantes de la comisión directiva y a los colaboradores que aportan su ayuda para que esta institución desarrolle su labor diariamente”.

Viaggio Espresso