Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En la Unnoba se instaló el Banco Rojo en memoria de las víctimas de femicidio

El Banco Rojo fue emplazado en la puerta de la casa de estudios. Un nutrido grupo de personas participó del acto inaugural. (LA OPINION) El Banco Rojo fue emplazado en la puerta de la casa de estudios. Un nutrido grupo de personas participó del acto inaugural. (LA OPINION)

La Universidad se sumó a la campaña contra la violencia de género. En la oportunidad dijeron palabras alusivas la diputada provincial Susana Lázzari y la vicerrectora de la casa de estudios, Danya Tavela. En el Banco se halla impresa la frase: “En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas”.


En la tarde noche del jueves, en la sede Pergamino de la Unnoba, se concretó la inauguración del Banco Rojo y con esta actividad impulsada desde el Programa de Género y Diversidad Sexual “Unnoba Diversa”, la Universidad se sumó a la campaña internacional contra la violencia y el femicidio. La iniciativa fue promovida en forma conjunta con la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires.
El acto fue presidido por el rector de la Unnoba, Guillermo Tamarit, quien estuvo acompañado por el intendente Javier Martínez, funcionarios del Municipio y miembros de la comunidad universitaria.
Participaron referentes de organizaciones que trabajan en temáticas de género y familiares de víctimas de violencia, además de estudiantes y docentes de la Universidad.
El Banco Rojo fue emplazado en las puertas de la casa de estudios con la frase impresa: “En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas”.

La importancia de involucrarse
Los discursos estuvieron a cargo de la diputada provincial Susana Lázzari y de la vicerrectora de la Unnoba, Danya Tavela.
Susana Lazzari recordó que el Banco Rojo es un proyecto cultural de alcance internacional de prevención, información y sensibilización contra la violencia. “Nuestro objetivo es llamar a la reflexión porque el desenlace fatal es evitable si la violencia se detiene a tiempo”, afirmó y brindó datos estadísticos sobre la violencia de género alertando sobre la naturalización de la violencia.
“En Argentina una mujer es asesinada cada treinta y dos horas. En 2018 tuvimos 241 mujeres víctimas fatales de las cuales el 17 por ciento eran menores de 18 años, ocho de ellas estaban embarazadas. Y si hablamos de las víctimas colaterales 156 niños quedaron sin sus madres, y muchos de ellos presenciaron esos femicidios” advirtió describiendo un panorama de la situación que viven las mujeres víctimas de la violencia de género.
“Las estadísticas nos deben interpelar como sociedad. Deconstruir temas culturales y patriarcales que tienen como principal consecuencia la naturalización de la violencia hacia las mujeres, es un camino largo en el cual todos debemos involucrarnos”, señaló.
Más adelante afirmó que “tenemos esperanzas de erradicar la violencia hacia las mujeres”, y describió una serie de políticas públicas de acción para la prevención y asistencia, entre ellas el Plan Nacional de Acción para la Prevención, Asistencia y Erradicación de la violencia contra las mujeres, “una herramienta de planificación estratégica que reúne y sistematiza programas e iniciativas mientras que a nivel provincial contamos con el Instituto Provincial de Género, a través del que se brinda capacitación y asistencia a las familias de las víctimas de femicidio; contamos con la Línea 144, el Fondo de Emergencia, la Red de Hogares y el seguimiento de los casos”.

Compromiso asumido
Por su parte, la vicerrectora de la Unnoba, Danya Tavela, en su mensaje señaló: “Para nosotros es un hecho muy importante sumarnos a la campaña del Banco Rojo que significa construir el símbolo para, a través de él, poner en acción el trabajo que se necesita para la prevención de la violencia y los femicidios. Avanzar en ir dejando atrás este presente tan tremendo que estamos sufriendo”.
En este marco sostuvo que para la Universidad “se trata de un compromiso que hemos iniciado a partir de la aprobación del protocolo de género y del Programa Unnoba Diversa que se va a ir nutriendo de distintas acciones que vamos a compartir”, agregó. Y recalcó que “la Universidad tiene un rol claramente protagónico en esta tarea porque no solamente forma científicos, técnicos y profesionales sino que formamos hombres y mujeres íntegros, ciudadanos libres y justamente esos ciudadanos tienen que comprender que cada vez que hay un acto de violencia contra alguien es un acto de violencia que tenemos contra la misma sociedad”.
En esta línea abundó: “Cada vez que una mujer es asesinada, un pedazo de la sociedad también es asesinado y eso es central que lo asumamos como institución educativa y trabajemos en esa línea. Todos podemos ser víctimas de violencia, todos podemos tener al lado una víctima de violencia y lo más importante es estar sensibles a esa situación y poder acompañar y ayudar”.

Ni una menos
Por último expresó que “el compromiso de la Universidad se visualiza en este Banco Rojo y en otras acciones que tienen que ver con ser parte del debate, pero nuestro compromiso fundamental es con las mujeres que desde sus luchas han forjado esta nación, las que han obtenido premios, las que son reconocidas, aquellas cuyos nombres representan en algún lugar de nuestros corazones algún afecto especial, pero también con las silenciosas, con las trabajadoras, con las docentes, con las madres, con las hijas, con las amigas, con las hermanas porque vivas nos queremos, porque no queremos más lágrimas, porque cada acto de violencia nos degrada como sociedad y se lleva una parte nuestra. Por eso nuestro compromiso hoy y siempre: Ni una menos”.

Viaggio Espresso