Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En lo que va de 2018 hubo una suba del 65% en los valores de las multas

Manejar alcoholizado es una de las penas graves y puede costarle más de 40 mil pesos a quien viole la norma. (LA OPINION) Manejar alcoholizado es una de las penas graves y puede costarle más de 40 mil pesos a quien viole la norma. (LA OPINION)

Las Unidades Fijas con las que se regulan los precios de las infracciones están sujetas al costo de la nafta y sabido es que en este año los combustibles llevan alrededor de 11 incrementos en sus costos. Manejar alcoholizado o cruzar un semáforo en rojo puede costar hasta 44.300 pesos al conductor que infrinja las normativas.


Una vez más los incrementos en los precios de los combustibles líquidos trae consigo una serie de modificaciones económicas que van mucho más del gasto que conlleva cargar en las estaciones de servicios teniendo en cuenta que las multas de tránsito se actualizan cada vez que hay aumentos en las naftas, algo que este año se convirtió en un verdadero “golpe al bolsillo” de los automovilistas.
Es que, con esta suba se “irá por las nubes” el valor de las Unidades Fijas que se utilizan para calcular el costo de las infracciones en territorio bonaerense dado que las leyes prescriben que estos se actualicen de manera bimestral, y basándose en el valor de la nafta de mayor octanaje disponible en el Automóvil Club Argentino (ACA) con sede en La Plata, es decir en la capital bonaerense.
Desde ayer, la Unidad Fija cuesta 44.3 pesos, un 65 por ciento más de lo que valía en enero de este año, cuando, resolución de la Provincia mediante, se ubicaba en torno a los 27 pesos. “Con este nuevo esquema, las multas catalogadas como más severas, como conducir sin luces, inhabilitado, sin patente, manejar alcoholizado o cruzar un semáforo en rojo, puede costar hasta 44.300 pesos al conductor que infrinja en las normas. La multa mínima, que se aplica para circular sin seguro obligatorio o bien sin casco, ronda desde ahora en alrededor de los 2.215 pesos, según el nuevo cuadro tarifario que se cambió con la suba de los combustibles.

A manejar con cuidado
En el margen inferior de las infracciones, manejar sin seguro de responsabilidad civil, es decir “contra terceros”, estacionar en espacios vedados o destinados a otros vehículos, conducir hablando por teléfonos móviles o no exhibir el comprobante actualizado de la Verificación Técnica Vehicular (VTV), puede implicar el desembolso de alrededor de 1.500 pesos para quienes no exhiban este papel que entrega la verificadora.
No obstante cabe señalar que como ocurre con cada aumento del combustible se actualizan todas las multas por lo que los nuevos montos siempre se comunican en el Boletín Oficial de la provincia.
De acuerdo a lo que se explicó ayer, se consideran faltas graves a conducir bajo los efectos del alcohol, desobedecer los semáforos, efectuar pruebas de velocidad, exceder la velocidad permitida o cruzar una barrera ferroviaria baja, manejar un camión por rutas o radios no permitidos, funcionar como remís ilegal o bien conducir teniendo inhabilitación definitiva. Las sanciones van de 150 a 500 UF.
Por otra parte se toman como faltas medianas andar sin casco reglamentario, conducir utilizando celular, y no respetar los carriles exclusivos o indicaciones de un inspector, circular a contramano, no respetar el cartel de “Pare”, girar de forma indebida, no ceder el paso a ambulancias o conducir sin tener licencia o con una adulterada. En este rango van de 50 a 150 UF.
No obstante son relevadas como faltas leves estacionar en lugares indebidos, doble fila, sobre parques y plazas, sobre veredas, sendas peatonales, sectores reservados o delante de rampas de accesibilidad; adelantarse en bocacalles o túneles, puentes, curvas o pasos a nivel; no respetar la prioridad de paso en esquinas o el paso a los peatones; o invadir las bicisendas. Estas multas van de 25 a 75 UF.

Todo vinculado
La relación que existe entre los valores de los combustibles líquidos y el costo de multas en la provincia de Buenos Aires hace mucho tiempo que se viene manteniendo y no había en los últimos años tantas variaciones como este año donde las naftas llevan casi 11 incrementos en 10 meses; “nosotros regimos bajo estas normativas por lo que no podemos interceder de ninguna manera”, explicaron fuentes municipales que fueron consultadas por LA OPINION.
Es que todos los días los infractores que se acercan a dependencias gubernamentales lo hacen con el fin de morigerar el costo de las multas que se labraron por alguna falta de tránsito “y le explicamos directamente que los valores son regulados por estas UF en todo el territorio provincial”, agregaron teniendo en cuenta que estas situaciones se dan a menudo en el Tribunal de Faltas que atiende en Tucumán al 200.
Dado este tema de multas provinciales, se aprovechó la oportunidad para aclarar algunas dudas surgidas entre los vecinos respecto a los alcances que tiene el hoy en día el Juzgado que funciona en Chivilcoy; con relación a esto se remarcó que “hay una diferencia porque no se trata de un juzgado municipal”, y por ahí se confunde sobre cuál es la competencia.