Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En medio de una difícil paritaria, hay un repunte en la industria del vestido

Desde las oficinas del Sutiv en Pergamino confirmaron que hay expectativas buenas con respecto al trabajo. (LA OPINION) Desde las oficinas del Sutiv en Pergamino confirmaron que hay expectativas buenas con respecto al trabajo. (LA OPINION)

Según el sector sindical que nuclea a los trabajadores de la indumentaria, hay fábricas y talleres que remontaron tibiamente su productividad. Aunque la situación sigue siendo compleja a raíz de los problemas de competitividad con el ingreso de mercadería importada. Por las negociaciones salariales el miércoles habrá reunión.


En medio de una negociación salarial nada sencilla, el sector de la industria del vestido empieza a mostrar una leve reactivación en algunos talleres de la región, según afirman desde el sector sindical. Por este motivo, los despidos que parecían irreversibles habrían quedado en “stand by”. No obstante este repunte, afirman que aún hay fábricas donde la productividad no sube sus niveles.
“Es importante que los trabajadores puedan conservar sus fuentes laborales más allá de las reuniones salariales que están en pleno proceso, con pocos avances e intervención del Ministerio para lograr un incremento acorde a los procesos inflacionarios que tenemos”, indicó como prioridad de las negociaciones Martín Benavídez, secretario general del Sindicato Unico de la Industria del Vestido (Sutiv) Regional Pergamino e integrante de la mesa nacional que participar de reuniones con las cámaras textiles.
Tras cuatro encuentros desarrollados en Capital Federal, todavía no se pudo destrabar la situación; “ las partes están lejos, no logramos acercarnos para llegar a un acuerdo que sea beneficioso para los dos sectores”, explicó el gremialista local e indicó que el miércoles el habitual encuentro en la mesa de negociación estuvo ampliado con la presencia de delegados gremiales de todo el país “porque la idea es que ellos escuchen los temas que se exponen para luego trasladarlos a los lugares de trabajo”, manifestó ayer Benavídez.

Repunte en la producción
Siempre crítico de las políticas nacionales de apertura a la importación por atentar éstas contra la competitividad del producto argentino, el sindicalista no obstante reconoció que “las fábricas de costura están teniendo trabajo, es un alivio para hacerle frente a tiempos complicados en lo que respecta a mantener la fuente laboral”. A su vez, Benavídez valoró y destacó el rol de la patronal para que sostener los niveles de producción y, por consiguiente, la mano de obra. Instó a que “los empresarios continúen con el apoyo que venimos viendo en algunos de los talleres”; y reconoció que hay casos en que “el empleador se pone al lado del compañero y hace grandes esfuerzos para no despedirlo ni tocarle el salario”.
- ¿Cuál es el indicador que les revela que la industria del vestido está mejor?
- Hoy estamos viendo que hay talleres con confección, que los empresarios producen con nuestra mano de obra calificada y las principales marcas están generando estos puestos de trabajo. Y no solo las reconocidas prendas se vienen haciendo sino que hay costura en general en algunas de las fábricas que recorremos, no solo en Pergamino sino en las ciudades de alrededor que son parte de nuestra jurisdicción.
Necesitamos que los talleres que tenemos registrados mantengan estas expectativas por el ingreso de materias primas para la elaboración de indumentaria; es un momento en el que algunos tienen más trabajo que otros, y es por eso que decimos que en general hay un repunte en la productividad de artículos de vestir.

En el Ministerio de Trabajo
En el transcurso de la semana que comienza, los representantes en la paritaria nacional en el rubro del vestido formarán parte de una reunión con funcionarios del Ministerio de Trabajo; estiman que la intervención de la cartera laboral podrá ser decisiva para cerrar un acuerdo salarial. “Esperamos que comprendan las autoridades que los ofrecimientos que recibimos hasta ahora son insuficientes en todo sentido, que no le alcanza al compañero para hacerle frente a las tarifas de los servicios y a la canasta de alimentos, sin contar los otros gastos que se generan en una familia tipo”, señaló Martín Benavídez.
- Podrá entonces haber definiciones en estos próximos días…
- No podemos asegurar nada ni crear falsas expectativas; es una nueva reunión pero con el aliciente de que participará el Ministerio de Trabajo porque queremos explicarles que necesitamos un cierre definitivo de esta paritaria dado que todos los días tenemos un gran desfasaje entre los salarios que perciben los obreros del vestido y los aumentos que hay de manera permanente.
- ¿Son optimistas para esta próxima reunión?
- Uno nunca pierde las esperanzas que las cámaras empresariales lleguen con una nueva propuesta que supere a las anteriores, pero más allá del aumento se discuten otras cosas tales como bonos especiales para fin de año, reconocimientos actualizados en refrigerio y demás cuestiones.