Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En memoria de Alberto Pastor colocarán una Baldosa por la Memoria

Los referentes de Asociación por la Memoria confeccionando la baldosa que será colocada el viernes. (ASOCIACION POR LA MEMORIA Y LOS DERECHOS HUMANOS DE PERGAMINO) Los referentes de Asociación por la Memoria confeccionando la baldosa que será colocada el viernes. (ASOCIACION POR LA MEMORIA Y LOS DERECHOS HUMANOS DE PERGAMINO)

Será la octava que se ubique en nuestra ciudad en recuerdo de los detenidos desaparecidos en la última Dictadura Cívico Militar. La ceremonia se realizará en las puertas de la Escuela Nº 6 (avenida Rocha y Zeballos), el viernes a las 10:30.


Bajo el lema: “Pergamino tiene memoria”, este viernes, a las 10:30, los integrantes de la Asociación Civil por la Memoria y los Derechos Humanos de Pergamino, ubicará una nueva Baldosa por la Memoria en nuestra ciudad. En esta oportunidad se recordará al detenido desaparecido, Alberto Manuel Pastor "Tucho" que nació en Rancagua, provincia de Buenos Aires, el 24 de abril de 1948, y fue secuestrado desaparecido en San Justo, 12 de mayo de 1977, siendo militante revolucionario en Peronismo de Base (PB), en la Acción Revolucionaria Peronista (ARP), Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT)-Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).
El acto tendrá una particularidad ya que la placa se ubicará en la vereda de la Escuela Primaria Nº 6 (avenida Rocha y Zeballos), siendo el cuarto establecimiento educativo que cuente con una Baldosa por la Memoria. Vale aclarar que se decidió ese espacio ya que Pastor cursó allí sus estudios primarios.
Por otro lado, desde la Asociación se está organizando la colocación de la octava Baldosa por la Memoria que será el viernes 10 de agosto en las puertas del Colegio Nacional en memoria de Jorge Torrent.

Marca de los militantes
Las Baldosas por la Memoria constituyen una marca en el barrio. Señal de la existencia de los militantes populares detenidos-desaparecidos o asesinados por el terrorismo de estado. Comenzaron como iniciativa de organizaciones de los barrios militantes por la memoria, la verdad y la justicia, quienes se propusieron desandar el camino del olvido. Permiten reconstruir la historia de vida, reivindicar su compromiso político de los militantes populares secuestrados, torturados y desaparecidos por la última dictadura cívico militar.
En este afán de colocar las Baldosas, los integrantes del Movimiento de Barrios por Memoria y Justicia recorrieron sus barrios, hablaron con sus amigos y los que fueron sus vecinos. Fueron dejando entonces huellas de su existencia en el lugar donde vivieron, cursaron sus estudios, trabajaron, militaron o donde fueron detenidos o alcanzados por las balas de los genocidas.

Las veredas de Pergamino
Desde la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos Pergamino manifestaron su objetivo de recordar a los desaparecidos por la Dictadura de nuestra ciudad. Así lo dejaron en claro: “Queremos que las veredas de nuestra ciudad también hablen de ellos y ellas. Recoger las historias de su vida, la de nuestros desaparecidos, nos transforma y también transformó y transformará el afuera. Lo que se mantenía oculto se muestra en las veredas”.

Verdad que sana
Por último, desde la Asociación se expresó que “entendemos y afirmamos que la verdad es siempre sanadora. Nos dignifica. Mirar de frente el pasado y tratar de comprenderlo nos da la posibilidad de pensarnos con futuro, estar alertas y activos para la construcción de un país con memoria, verdad y justicia.
“Este acto constituye una celebración por la vida de Alberto Pastor y por tantas vidas que, inundadas de sueños y proyectos, alumbran nuestros propios sueños y luchas renovando y fortificando la esperanza por un país más justo y más fraterno”.

La octava
En este sentido vale recordar que en nuestra ciudad ya se han colocado siete baldosas. La primera se ubicó en la puerta de la casa de Gerardo Pérez, la segunda en la vivienda de Luis Ceccón, la tercera en el Colegio Nacional en memoria de los estudiantes desaparecidos durante la Dictadura, la cuarta en la casona que habitó el matrimonio de Cristina Lanzillotto y Carlos Santillán junto a sus hijos María Lucila y Jorge, la quinta en la puerta de la vivienda de “Chicho” Serenelli, la sexta en las puertas de la Escuela Primaria Nº 4 donde había cursado sus estudios primarios Daniel Raies y la séptima en las puertas del Colegio Normal donde cursó sus estudios Clarisa García.