Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En memoria de Campero y Vázquez colocarán Baldosas por la Memoria

La ubicación de las baldosas en homenaje a Campero y a Vázquez será el viernes próximo, a las 16:00.  (ASOCIACIÓN POR LA MEMORIA PERGAMINO) La ubicación de las baldosas en homenaje a Campero y a Vázquez será el viernes próximo, a las 16:00. (ASOCIACIÓN POR LA MEMORIA PERGAMINO)

Será la undécima y duodécima que se ubiquen en nuestra ciudad en recuerdo, en esta oportunidad, de los militantes ferroviarios, detenidos desaparecidos en la última Dictadura Cívico Militar. La ceremonia se realizará el viernes próximo, a partir de las 16:00 en el Museo de la Ciudad, sito en avenida Alsina 405.


Bajo el lema “Pergamino tiene memoria”, el viernes, a las 16:00, los integrantes de la Asociación Civil por la Memoria y los Derechos Humanos de Pergamino, ubicará dos nuevas Baldosas por la Memoria en nuestra ciudad. En esta oportunidad se recordará a los militantes ferroviarios detenidos y desaparecidos por el terrorismo de Estado: Juan Carlos Campero y Víctor Vázquez.
Ambas baldosas se ubicarán en el Museo Municipal de nuestra ciudad, en avenida Alsina 405, en cercanías del exFerrocarril Mitre donde ambos homenajeados desarrollaron su labor.

Marca de los militantes
Las Baldosas por la Memoria constituyen una marca en el barrio. Señal de la existencia de los militantes populares detenidos-desaparecidos o asesinados por el terrorismo de estado. Comenzaron como iniciativa de organizaciones barriales militantes por la memoria, la verdad y la justicia, quienes se propusieron desandar el camino del olvido. Permiten reconstruir la historia de vida, reivindicar su compromiso político de los militantes populares secuestrados, torturados y desaparecidos por la última dictadura cívico militar.
Así con este gesto se reconstruye la historia de vida de los militantes populares detenidos, desaparecidos o asesinados por el terrorismo de Estado. La intención es devolverles su identidad, rehumanizarlos.

En Pergamino
Los integrantes de la Asociación Civil por la memoria y los DDHH de Pergamino vienen realizando esta tarea desde hace ya un tiempo. Y en cada oportunidad se produce un encuentro con amigos, compañeros de militancia, vecinos que son quienes aportan conocen detalles de la vida de los desaparecidos, de sus sueños así como los lugares a los que concurrían. Del mismo modo que se realiza en muchas ciudades de nuestro país, se los visibiliza colocando Baldosas por la Memoria en las veredas de nuestra ciudad.

Más de una decena
En este sentido vale recordar que en nuestra ciudad ya se han colocado 10 baldosas. La primera de ellas se ubicó en la puerta de la casa de Gerardo Pérez, la segunda en la vivienda de Luis Ceccón, la tercera en el Colegio Nacional en memoria de los estudiantes desaparecidos durante la Dictadura, la cuarta en la casona que habitó el matrimonio de Cristina Lanzillotto y Carlos Santillán junto a sus hijos María Lucila y Jorge, la quinta en la puerta de la vivienda de Chicho Serenelli, la sexta en las puertas de la Escuela Primaria Nº 4 donde había cursado sus estudios primarios Daniel Raies, la séptima en las puertas del Colegio Normal donde cursó sus estudios Clarisa García, la octava en las puertas de la EES Nº 5 (ExNacional) en memoria de Jorge Torrent, la novena en memoria de Alberto Pastor en las puertas de la Escuela Nº 6, la décima en memoria de José María Pellita en la vereda de la Escuela de Educación Técnica Nº 1, de Avenida de Mayo 1.425.
Las número 11 y 12 corresponderán a las baldosas que recordarán a los militantes ferroviarios.

Juan Carlos Campero
Fue hijo de madre soltera, peronista desde siempre y seguidor a ultranza de Eva Perón. Militante peronista barrial en Pergamino, provincia de Buenos Aires. Trabajaba en el ferrocarril y en el año ’55 lo echaron y fue preso por su ideología partidaria durante ocho meses. Salió de la cárcel sin recursos y teniendo a su cargo una familia.
Se mudó al Gran Buenos Aires en busca de mejores horizontes: primero trabajó en una fábrica de vidrio en Avellaneda, donde fue apodado “Tupa” por sus compañeros y elegido delegado gremial. Después instaló una forrajería y verdulería en Lomas de Zamora, en la misma casa donde vivían.
Se sumó a la Resistencia Peronista desde el vamos y al “Luche y Vuelve” de los jóvenes tiempo después. “Mi papá estaba en la Plaza cuando Perón echó a los ‘imberbes’ y se dio cuenta que el General estaba mal influido” señala su hija Juana Eva.
Cuando asumió Cámpora en 1973, lo reincorporaron a su trabajo del ferrocarril del que había sido injustamente dejado de lado. Pero nuevamente lo echaron por su compromiso peronista, el 7 de julio de 1977. Empezó a hacer changas como obrero de la construcción, para sobrevivir y llevar un peso a su familia. Siguió organizando reuniones en casa de militantes de las barriadas más marginales de la Zona Sur del Gran Buenos Aires.
Fue secuestrado el 5 de enero de 1978 en su domicilio de Ombú 2788, Lomas de Zamora, provincia de Buenos Aires y llevado al Colegio Militar de la Nación, sito en Palomar, también provincia de Buenos Aires. Con él, se llevaron a su hija y a su esposa Haydeé García Gallo, quien fue vista muy golpeada y torturada antes de su asesinato. Los compañeros de cautiverio sobrevivientes de Campero, recuerdan que quedó sordo por los golpes que le propinaron. Fue asesinado a la edad de 49 años.

Víctor Vázquez
Nació el 21 de agosto de 1915 en un hogar proletario de padre militante anarquista donde conoció las luchas sindicales y sociales que hizo propias durante toda su vida.
En 1932 se afilió al Partido Comunista y fue desde esa concepción marxista que analizó la historia y las diferentes coyunturas políticas, sindicales y sociales.
En 1933 ingresó al Ferrocarril Central Argentino (hoy Línea Mitre) como guardavía. Fue ocupando todos los cargos del escalafón ferroviario hasta llegar a Segundo Jefe de la Estación Retiro Mitre. Simultáneamente a su ingreso al ferrocarril inició su actividad gremial en la Unión Ferroviaria y política en el Partido Comunista.
Fue elegido por sus compañeros para representarlos en diversos cargos gremiales en distintas seccionales donde tuvo constante actividad.
Su militancia le deparó persecuciones, cesantías y encarcelamientos en los años 1934, 1935, 1936, 1945, 1951, 1956, 1957, 1959, 1960 y 1961.
En el mes de mayo de 1976 fue nuevamente cesanteado cuando era Segundo Jefe de la estación Retiro Mitre y el viernes 4 de junio del mismo año fue detenido desaparecido.
Víctor siguió el recorrido de los 30000, secuestro-tortura-muerte-desaparición de su cuerpo. Su cadáver asesinado, luego de la desaparición forzada, fue encontrado el 16 de junio en la margen derecha del Riachuelo, a la altura de la avenida Escalada y 27 de Febrero, Capital Federal.
Luego de casi 5 años de trabajo, el EAAF, pudo confirmar su asesinato y ejecución.

Viaggio Espresso