Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En Pergamino el kilo de pan se vende entre 80 y 120 pesos

El kilogramo de pan en nuestra ciudad tuvo un aumento promedio de entre el 20 y el 25 por ciento en los últimos días. (LA OPINION) El kilogramo de pan en nuestra ciudad tuvo un aumento promedio de entre el 20 y el 25 por ciento en los últimos días. (LA OPINION)

LA OPINION llevó a cabo un relevamiento en varios comercios del rubro y existen variantes de acuerdo a la ubicación del negocio. Reconocieron que el aumento oscila entre el 20 y 25% por las subas permanentes de la harina y las materias primas.


Las recientes subas de los costos de los insumos básicos y la incertidumbre económica, fueron un combo demasiado poderoso para los panaderos de Pergamino quienes en los últimos días tuvieron que aplicar un nuevo aumento en todos sus productos. Hay panaderías que comercializan el pan a 120 pesos y también se encuentran los negocios de barrio donde se consigue a 80 pesos el kilogramo de este producto indispensable en la canasta básica de alimentos.
“Nos estiramos lo más que pudimos porque a nuestros clientes se les dificulta cada día más hacer frente a los gastos fijos; intentamos absorber los nuevos precios en las materias primas, pero resulta imposible porque no solo es el valor que tiene la harina, sino que las margarinas y otros insumos subieron más del 30 por ciento en los últimos días”, explicaron ayer a LA OPINION desde una de las panaderías tradicionales, ubicada en la zona de General Paz al 400.
De acuerdo a lo que indicaron en comercios del sector, “la harina tuvo un aumento del 60 por ciento en un mes. Primero subió un 10 por ciento y sobre ese nuevo valor (tras la devaluación) subió otro 40 por ciento”, afirmó uno de los panaderos que habló con LA OPINION y mostró su preocupación por la caída en las ventas de los productos que elaboran artesanalmente

Harina “por las nubes”
“Está claro que la harina ajusta por la variable dólar, que está directamente relacionada con el trigo. El mundo necesita trigo y el trigo es un commodity en el que Argentina volvió a ser uno de los principales jugadores. Y como el mundo nos compra todo el trigo que necesita, si yo quiero que ese trigo me lo vendan a mí, que soy un empresario local, tengo que pagarlo al precio que el mundo lo paga. ¿Por qué me lo cobrarían menos?”, planteó Diego Cifarelli, presidente de la Industria Molinera Argentina (Faim), a través de un informe publicado por medios nacionales que siguen de cerca los cambios que se registran en los alimentos que conforman la mesa diaria de los argentinos.
Ante este análisis, según dijo, y siempre que el dólar se mantenga en los niveles que se viene mostrando, “no hay dudas de que impactará en el valor del trigo y, por ende, habrá aumentos de precios en todos los derivados de las harinas.
“El precio de referencia del pan en Pergamino pasa de 80 a 120 pesos por kilo”, indicó el propietario de un negocio ubicado en la zona sur de la ciudad; “el incremento es del 20 al 25 por ciento en estos días, aunque reconocieron también que aumentaron las otras variedades y las especialidades teniendo en cuenta que hay precios que son de referencia y de acuerdo a las panaderías, se manejan listas más económicas o bien otras que están por encima de los costos que se consiguen en los barrios periféricos”, señalaron ante la consulta que hizo LA OPINION.

Aumentos inevitables
“Nos vemos obligados a trasladar la suba de costos que estamos teniendo. Por una parte, el encarecimiento de los servicios, y de la harina, que aumentó mucho. También se incrementaron los aditivos, las grasas, las margarinas, y el salario de los empleados”, se reconoció en la industria de los panificados.
Según los elaboradores locales, “el problema no es el aumento del pan, sino el hecho de que, debido a la inflación, el dinero alcanza cada vez menos”. De todos modos, manifestaron que “en el último año el pan acumula una suba superior al 45 por ciento, frente a una inflación promedio superior al 50 por ciento”.
Esa situación llevó a que las panaderías estuvieran vendiendo entre un 30 y un 35 por ciento menos que el año pasado. “La caída en las ventas se observa particularmente en las especialidades, que son los productos más caros, pero también se vende menos pan o directamente lo justo para cada día”, señalaron.
“Quizás se toma el costo del pan porque es un valor de referencia en la canasta de los alimentos, en la mayoría de los casos todos los días se compra el pan fresco pero una situación que permite reconocer los aumentos tiene que ver con las facturas, y en este caso la poca venta es una imagen clara del momento económico que se vive”, advirtieron desde la industrial panaderil.
Uno de los ejemplos claros que ponen en evidencia la suba de los costos es que “antes el pago de las boletas de gas y luz representaban la mitad del alquiler, y ahora están en la misma línea”, señaló uno de los panaderos inquilinos en la zona de Avenida de Mayo.

Viaggio Espresso