Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En recuerdo de Alberto Pastor colocarán una Baldosa por la Memoria

 Esta mañana la baldosa será colocada en la EP Nº 6. (ASOCIACIÓN POR LA MEMORIA DE PERGAMINO) Esta mañana la baldosa será colocada en la EP Nº 6. (ASOCIACIÓN POR LA MEMORIA DE PERGAMINO)

Será la novena que se ubique en nuestra ciudad evocando a los detenidos desaparecidos en la Dictadura Cívico Militar. La ceremonia se realizará este viernes en las puertas de la Escuela Nº 6, avenida Rocha y Zeballos.


Bajo el lema “Pergamino tiene memoria” este viernes, a las 10:30, los integrantes de la Asociación Civil por la Memoria y los Derechos Humanos de Pergamino, ubicará otra Baldosa por la Memoria. En esta oportunidad se recordará al detenido desaparecido, Alberto Manuel Pastor "Tucho" que nació en Rancagua, provincia de Buenos Aires, el 24 de abril de 1948, y fue secuestrado desaparecido en San Justo, el 12 de mayo de 1977, siendo militante revolucionario en Peronismo de Base (PB), en la Acción Revolucionaria Peronista (ARP), Partido Revolucionario de los Trabajadores (PRT)-Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP).
El acto tendrá una particularidad ya que la placa se ubicará en la vereda de la Escuela Primaria Nº 6, avenida Rocha y Zeballos, siendo el cuarto establecimiento educativo que cuente con una Baldosa por la Memoria. Vale aclarar que se decidió ese espacio porque Pastor cursó allí sus estudios primarios.

Marca de los militantes
Las Baldosas por la Memoria constituyen una marca en el barrio. Señal de la existencia de los militantes populares detenidos desaparecidos o asesinados por el terrorismo de estado. Comenzaron como iniciativa de organizaciones barriales militantes por la memoria, la verdad y la justicia, quienes se propusieron desandar el camino del olvido. Permiten reconstruir la historia de vida, reivindicar su compromiso político de los militantes populares secuestrados, torturados y desaparecidos por la dictadura cívico militar.

La novena
En este sentido vale recordar que en nuestra ciudad se han colocado ocho baldosas. La primera se ubicó en la puerta de la casa de Gerardo Pérez, la segunda en la vivienda de Luis Ceccón, la tercera en el Colegio Nacional en memoria de los estudiantes desaparecidos durante la dictadura, la cuarta en la casona que habitó el matrimonio de Cristina Lanzillotto y Carlos Santillán junto a sus hijos María Lucila y Jorge, la quinta en la puerta de la vivienda de “Chicho” Serenelli, la sexta en las puertas de la Escuela Primaria Nº 4 donde había cursado sus estudios primarios Daniel Raies, la séptima en las puertas del Colegio Normal donde cursó sus estudios Clarisa García y la octava en las puertas de la EES Nº 5 (ExNacional) en memoria de Jorge Torrent.

“Tucho”
Alberto, “Tucho” para la familia, nació en Pergamino el 24 de abril de 1948. A los 21 años se radicó en Buenos Aires, en el barrio de Barracas donde trabajó como bombero. Fue socio del Club Atlético San Lorenzo de Almagro y era un frecuente concurrente al polígono de tiro. Junto a su primera compañera (María del Carmen), tuvo un hijo (Enrique), en 1975. Trabajó como inspector de Espectáculos Públicos en Capital Federal.
Alberto militó en el Peronismo de Base (PB) -en barrios linderos al Riachuelo- y en la Acción Revolucionaria Peronista (ARP) donde sus compañeros lo conocían como “Nicolás”. Precisamente, con otros compañeros del PB, llegó en abrir a Pergamino, la Unidad Básica “Evita Obrera”. Luego militó en el PRT-ERP con el seudónimo de “Campi”. Fue secuestrado por primera vez el 28 de marzo de 1976 en Cañuelas -provincia de Buenos Aires- pero logró fugarse del CCD “Proto Banco” y tomó contacto nuevamente con la organización guevarista, formando además nueva pareja con Nora Luisa Maurer. Finalmente, ambos fueron secuestrados desaparecidos el 12 de mayo de 1977 en su domicilio de San Justo, provincia de Buenos Aires, estando ella embarazada de dos meses.

“Historias con identidad”
En el programa “Nietos, historias con identidad”, que se emitió en la TV Pública, a través de testimonios de los protagonistas, se cuenta la historia de búsquedas de familiares de desaparecidos y de hijos de desaparecidos que recuperaron su identidad y que fueron restituidos a su familia.
En 2012 se dio a conocer la historia de Enrique Pastor, hijo de Alberto.
Con relatos de Víctor Hugo Morales se da cuenta que Enrique Pastor tenía un año cuando en marzo de 1976 sus padres, Alberto Pastor y María del Carmen Cántaro, fueron secuestrados. En ese momento, Enrique fue entregado a su abuela materna por compañeros de sus padres.
Meses después, Alberto logró fugarse del Centro Clandestino de Detención donde permanecía cautivo, se reintegró a la militancia mientras que María del Carmen fue legalizada como presa política y en 1979 fue liberada, motivo por el que Enrique y su mamá pudieron reencontrarse.
Alberto continúa desaparecido y su hijo solo pudo conocerlo a través de relatos y vivencias a través de las que “fui construyendo distintas imágenes de mi papá. Primero fue el reproche de porqué no estaba, ese sentimiento después se transformó en un interrogante de porqué, luego de su fuga no se había ido del país, después di vuelta ese planteo y vi a mi padre como un héroe revolucionario”, cuenta Enrique durante la entrevista.
En 2006, buscando información sobre su padre, Enrique supo que había formado pareja con Nora Maurer que estaba embarazada cuando en mayo de 1977 ambos fueros secuestrados. Nora y su bebé permanecen desaparecidos. Al respecto expresa que “si bien me sorprendí al saber que podía tener un hermano, me alegré mucho”.
Enrique emprendió entonces la búsqueda de su medio hermano, entiende que el proceso es doloroso y aclara que “lo más complicado es este momento, el de la búsqueda, pero sé que después voy a recuperar a un familiar”.