Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

En un sentido acto colocaron Baldosas en memoria de Campero y Vázquez

Las familias de Campero y de Vázquez descubrieron al mismo tiempo las Baldosas por la Memoria. (LA OPINION) Las familias de Campero y de Vázquez descubrieron al mismo tiempo las Baldosas por la Memoria. (LA OPINION)

El encuentro tuvo lugar ayer en horas de la tarde en las puertas del Museo Giuníppero Castellano. Estuvieron los familiares de los militantes ferroviarios desaparecidos durante la Dictadura. Se enalteció la lucha de ambos pergaminenses en pos de lograr una sociedad más equitativa e igualitaria.


En la tarde de ayer, en las puertas del Museo Giuníppero Castellano de nuestra ciudad, avenida Alsina al 400, se descubrieron dos Baldosas por la Memoria de Juan Carlos Campero y Víctor Vázquez, militantes ferroviarios detenidos y desaparecidos por el terrorismo de Estado.
Pasadas las 16:00, los integrantes de la Asociación por la Memoria y los Derechos Humanos de Pergamino, familiares de Campero y Vázquez, directivos y alumnos de la Escuela de Estética “Arturo Vázquez”, militantes de derechos humanos y vecinos en general, se congregaron en las puertas del Museo para dar comienzo a un nuevo encuentro signado por la emoción y el recuerdo.
Las Baldosas por la Memoria constituyen una marca en el barrio, señal de la existencia de los militantes populares detenidos, desaparecidos y asesinados por el terrorismo de Estado. Comenzaron como una iniciativa de organizaciones barriales, militantes por la memoria, quienes se propusieron desandar el camino del olvido. Permiten reconstruir la historia de vida, reivindicar el compromiso político de los militantes populares, secuestrados, asesinados, torturados y desaparecidos por la última Dictadura Militar.
En nuestra ciudad ya son una docena las Baldosas por la Memoria colocadas por iniciativa de la Asociación por la Memoria y Derechos Humanos de Pergamino.

Lucha colectiva
Dándole la bienvenida a los presentes, el presidente de la Asociación por la Memoria de nuestra ciudad, Rubén Santucho, expresó: “Por la alegría nací, por la alegría viví, por la alegría fui al combate, por la alegría muero, que mi nombre nunca sea atado a la tristeza. Estas palabras de Julius Fucik que quedaron inmortalizadas desde la lucha contra el nazismo nos representa la vida de estos dos compañeros que recordamos y homenajeamos, y de los que pondremos sus huellas en nuestra ciudad. Vamos a pasar nosotros y habrá generaciones que se van a preguntar sobre la vida de estos dos compañeros. Homenajear a Juan Carlos y a Víctor es rendir un homenaje a la lucha colectiva de la que fueron parte, pensando siempre en los demás, nunca de manera individual”.
A continuación se dio el presente a los dos desaparecidos recordados en esta oportunidad y se hizo una reseña de la vida de ambos.

En el cierre del acto, los alumnos de la Escuela de Estética realizaron diferentes interpretaciones. (LA OPINION)

En su ciudad natal
Sin dudas el momento más emotivo del encuentro fue el descubrimiento de las dos Baldosas por la Memoria, que estuvo a cargo de los familiares de ambos homenajeados.
A continuación Juana Eva Campero, hija de Juan Carlos Campero, visiblemente emocionada agradeció en primer lugar a los integrantes de la Asociación por la Memoria por el homenaje realizado. “Estoy muy emocionada y no me salen más que palabras de agradecimiento para con todos ustedes. Que mi viejo tenga una Baldosa por la Memoria, en su ciudad natal y en el espacio en que trabajó por primera vez, me genera un fuerte sentimiento”, manifestó y destacó el amor que su padre tenía por Eva Perón, siendo militante desde los 16 años.
“Esta era su ciudad amada y donde quería morir por lo que me enorgullece dejar acá a mi viejo, es por él que yo levanto las banderas por la memoria, verdad y justicia, por las que lucho a diario. Esta fue su ciudad natal, en la que vivió su infancia y creció, en a que conoció el amor, en la que trabajó y en la que padeció el odio de quienes lo asesinaron”, concluyó Juana Eva.

Compromiso
De la familia de Víctor Vázquez se dirigió a los presentes su bisnieta María Eugenia que primeramente celebró la iniciativa por la que le agradeció a los referentes de la Asociación por la Memoria de Pergamino y afirmó que “la instauración de estas baldosas son la forma más fuerte de seguir marcando la memoria, apelando a ella y no olvidando a los desaparecidos. Es fundamental recordar la vida, en este caso, de Juan Carlos y de Víctor, ya que ambos lucharon por un país más justo, equitativo en un momento es que se instaló un modelo de gobierno neoliberal que mediante el terrorismo de Estado se llevó la vida de miles de militantes. Poner una baldosa debe suponer para nosotros un compromiso para que nunca más vuelva a pasar una dictadura, para recuperar la Patria que soñaron los desaparecidos y construir una sociedad de justicia social”.

Entregas mutuas
Prosiguiendo con el acto los integrantes de la Asociación por la Memoria, en la figura de Silvio Cecón y Mariana Mogilner Gavaldá, entregaron a los familiares de Campero y de Vázquez el proyecto de ordenanza, que fue aprobado por el Concejo Deliberante, para la colocación de ambas Baldosas.
Por su parte la hija de Víctor Vázquez entregó a la Asociación por la Memoria un ejemplar que fue escrito por Víctor, en 1941 y cuyo título es: “El Laudo Ferroviario, enemigo de la Nación”.
Por último los alumnos de diferentes cursos y talleres de la Escuela de Estética “Arturo Vázquez”, demostraron sus habilidades. En tal sentido interpretaron un tema musical, danzaron y leyeron una poesía.

Viaggio Espresso