Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Entre el dolor y la nostalgia, la vida de los venezolanos radicados en Pergamino

En 2018 la migración venezolana a Argentina se incrementó en más de 100 por ciento. (CARACOL RADIO) En 2018 la migración venezolana a Argentina se incrementó en más de 100 por ciento. (CARACOL RADIO)

Desde la implosión económica, social y sanitaria, el éxodo del país caribeño supera el 10 por ciento de la población. Algunos eligieron nuestra ciudad para radicarse. Hoy cuentan su historia en LA OPINION, que muestra las dos caras de una misma moneda, el exilio: estar en una tierra de oportunidades pero querer volver a esa tierra que los expulsó.


Por el colapso político, social y económico de Venezuela, miles de venezolanos emigran cada semana con miras a radicarse, aunque sea por un tiempo, en algún país de Latinoamérica. El éxodo venezolano es desolador por donde se lo mire. Pero resulta más dramático aun si se toma el desplazamiento por tierra, el migrante que no puede pagar un pasaje de avión y debe llegar prácticamente caminando a su destino.

En las líneas de frontera se puede ver cada día centenares de familias desmembradas, cargadas de incertidumbre y temores, emprender un interminable viaje hacia algún destino latinoamericano que les brinde esperanza. No piden más. En 2018, la migración venezolana a Argentina se incrementó en más de 100 por ciento y trepó al primer lugar del ranking de radicaciones de extranjeros en el país. Desplazó así, por primera vez, a las de los ciudadanos paraguayos, que venían siendo los que históricamente más buscaban vivir y trabajar en Argentina. Si se compara el número de radicaciones venezolanas del año pasado con las de 2016, la cifra se quintuplicó. Así surge de los últimos datos de la Dirección Nacional de Migraciones, desde enero de 2016 a diciembre de 2018.

Se trata de una de las mayores crisis migratorias (porque migrar de esta manera, masiva y compulsivamente es una crisis) de los últimos años en el mundo, traccionado por el éxodo de los venezolanos que, a su vez, es el mayor de Latinoamérica en los últimos 50 años. Sin embargo el gobierno venezolano niega tal crisis. Su presidente, Nicolás Maduro, afirma que son más los que llegan que los que se van y que estos lo hacen "engañados" por "una campaña permanente de los medios de comunicación".

Nostalgias

La migración de venezolanos a Argentina no forma solo parte de un número sino que es una cuestión que reviste mayor complejidad: son miles de personas que dejan su tierra para vivir en otras fronteras, con otra cultura, otros códigos civiles y urbanos, otro vocabulario (aunque sea el mismo idioma), cultivando nuevas amistades e intentando construir un hogar sin su familia. Basta con solo hablar con algunos de ellos sobre la situación que los llevó a tomar la drástica decisión de abandonar su país para que las emociones les afloren en cada palabra que pronuncian.

Los que hacen vida en Pergamino, recuerdan con añoranza la familia que quedó en su país y que mantienen contacto gracias a WhatsApp, Facebook y Skype que sirven al menos para sentirse más cerca en la distancia. Pero esa comunicación sin piel, sin contacto físico, genera que el anhelo de esa calidez filial y fraternal sea cada vez más mayor por lo que, convencidos, afirman que “cuando pase el temblor” volverán a sus tierras para trabajar en pos de la recomposición de su nación.

Entre nosotros

En Pergamino son varios los venezolanos que comenzaron a entretejer su vida luego de decidir abandonar a su país. Una permanente y vertiginosa escalada de los precios y en la escasez de alimentos y medicinas es los empujó a venir. LA OPINION dialogó con algunos de ellos y las respuestas fueron dispares pero coincidentes algún punto; algunos de ellos dicen arrepentirse de haber dejado su tierra y expresan que entre sus deseos para 2019 está poder regresar. Manifiestan que disfrutan mucho la experiencia en tierra argentina, son agradecidos por la calidez de los pergaminenses pero tienen la esperanza de que la situación en Venezuela se revierta, mientras tanto aguardan el momento de regresar a su casa, al lado de sus seres queridos.

Richard y Karelis: “Estamos haciendo planes para volver porque extrañamos mucho”

Aivlis: “Guardo la esperanza de poder regresar a mi país en bienestar, libertad y en democracia”

La mirada de Nazareth Gill, instalada en Pergamino desde hace más de 20 años

Viaggio Espresso