Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Este lunes es la patronal de San José, el padre adoptivo de Jesús

José era el padre adoptivo de Jesús. (CATHOLIC.NET) José era el padre adoptivo de Jesús. (CATHOLIC.NET)

La comunidad del templo de avenida Alsina y Méjico se apresta a celebrar el día de su patrono. A las 18:00 será la procesión por las calles del barrio, luego el padre Eduardo Sanabria celebrará misa; bendecirá a esposos, padres adoptivos y herramientas.


Este lunes, como cada 19 de marzo, el Santoral recuerda a San José, esposo de la Virgen María, padre adoptivo de Jesús, y que por su condición de obrero, carpintero, se consolidó como el patrono de los trabajadores de la madera.

En nuestra ciudad hasta hoy se desarrolla el triduo en honor a este santo que es patrono en nuestra ciudad de una capilla ubicada en avenida Alsina y Méjico. Allí se centralizan las actividades que la comunidad religiosa ha organizado en honor de San José. 

La fiesta patronal será hoy, a las 18:00, desde el templo de Méjico y Alsina, partirá la procesión por las calles del barrio, luego se celebrará misa en la que se realizará la oración de los esposos, bendición de los padres adoptivos y de las herramientas de trabajo.

¿Quién era José?

José de Nazareth fue, según la religión cristiana, el esposo de María, la madre de Jesús de Nazareth y, por tanto, padre adoptivo de Jesús (padre putativo, o pater putativus según el léxico tradicional).

José era de oficio carpintero, profesión que enseñó a su hijo y de extracción humilde, aunque las genealogías de Mateo 1:1-17 y Lucas 3:23-38, lo hacen descendiente del Rey David. 

El Evangelio de Mateo 1:18-24 parte del drama que vivió al saber que María estaba embarazada. Iba a repudiarla, en secreto porque era justo, la amaba y no quería que fuera apedreada según lo dispuesto en la Ley (Deuteronomio 22:21). El ángel del Señor le manifiesta que ella concibió por obra del Espíritu Santo y que su hijo salvará a su pueblo, por lo que José acepta a María.

Luego cuando Herodes ordena matar a los bebés de Belén, para salvar al Niño Jesús, se desplaza con su familia hasta Egipto. 

José muere poco antes de que Jesús iniciara su vida pública. 

Por la fidelidad a su esposa, con la que según la Iglesia Católica no consumó el matrimonio, San José recibió el don divino de la paternidad, de ahí su dignidad y santidad. San José fue declarado patrono de los padres de familia, los trabajadores, los obreros, las personas vacilantes, los viajeros, moribundos, buena suerte y justicia social.