Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Exitoso remate a beneficio del Centro de Jubilados de Centenario

Federico Ricardo fue el encargado de subastar los 125 lotes de productos, que fueron donados por los ciudadanos. (CENTRO DE JUBILADOS Y PENSIONADOS CENTENARIO PERGAMINO) Federico Ricardo fue el encargado de subastar los 125 lotes de productos, que fueron donados por los ciudadanos. (CENTRO DE JUBILADOS Y PENSIONADOS CENTENARIO PERGAMINO)

Se subastaron más de 125 lotes armados especialmente. Desde la entidad buscan finalizar la obra de la sede propia.


El domingo se desarrolló el Remate Solidario de los Abuelos a beneficio del Centro de Jubilados del barrio Centenario, que busca culminar la obra de su sede propia.
Desde las 14:00 y hasta las 18:00, el martillero Federico Ricardo estuvo a la cabeza del remate en el que se subastaron 125 lotes armados especialmente.
Ampliamente satisfactorio es el balance que hacen los coordinadores del evento, no solo contemplando el aspecto económico sino también teniendo en cuenta la buena respuesta de los ciudadanos.
Tal fue el incentivo que generó el remate entre los adultos mayores de la zona sur, que se está coordinando un evento cultural y social para toda la familia a realizarse en octubre.

Optima respuesta
En contacto con LA OPINION, Ramón “Tino” Mollo, el tesorero de la comisión directiva del Centro de Jubilados y Pensionados Centenario de Pergamino, fue el portavoz oficial de los organizadores del evento: “Nos tocó un día maravilloso, un importante grupo de ciudadanos se hizo presente y colaboró con esta causa tan noble”.
Contando sobre el evento, señaló que “el remate empezó a las 14:00, se prolongó hasta las 18:00. Se remataron más de 125 lotes y se pudo vender todo lo comercializado en el buffet”.
Agradecidos, el entrevistado agradeció en primer lugar “a los que colaboraron con sus donaciones y a los que acompañaron con su presencia el domingo”. También destacó la solidaridad del martillero Federico Ricardo, y de todos quienes participaron de la organización, aproximadamente 15 de la comisión directiva del Centro de Jubilados, pero también los vecinos que espontáneamente brindaron su aporte.

Avances
Hace más de una década que el Centro de Jubilados del barrio Centenario viene funcionado, haciendo una labor social y de integración de los adultos mayores en diferentes actividades. Considerando ello es que se está construyendo la sede propia en Alvear 2340.
Durante la intendencia de Gutiérrez se concedió el terreno. Con el transcurso de los años los jefes comunales fueron haciendo su aporte para la construcción y gracias a los subsidios se levantaron las paredes. La edificación tiene 80 metros cuadrados, está techada y cuenta con piso de cemento alisado faltan las aberturas y terminar un baño.
Si bien la recaudación “no nos alcanzará para terminar en su totalidad la sede, sí vamos a poder culminar con la primera etapa y hacer de la obra un espacio habitable. Necesitábamos para eso colocar las aberturas, pero creemos que también nos alcanzará para poner el piso de cerámica”.
Consultado sobre la posible inauguración, “Tino” estimó que “para septiembre pretendemos estar instalados”.

Incentivo para proyectar
Amén de obtener recursos económicos para avanzar en la construcción de la sede propia, la óptima respuesta hace que las autoridades del Centro de Jubilados se sientan incentivados y con ganas de seguir proyectando. En este sentido, “Tino” contó que “queremos invitar a los alumnos de la Escuela de Artes Visuales a que hagan un mural en el frente de nuestra nueva sede, con un diseño artístico. Acto que podría ir acompañado de una movida social y cultural en la que participen artistas locales”. Dicha actividad podría ser en octubre.


Actividades
Por último, Mollo hizo mención a las actividades que se llevan adelante en el Centro de Jubilados. “En la sede ofrecemos servicio de pedicuría, peluquería, masajista y enfermería. También se practica yoga, danzas folklóricas y tango.
Tenemos muchos proyectos para realizar pero necesitamos espacio físico, por eso bregamos por nuestra sede. Entre esas actividades consideramos de fundamental importancia brindar charlas informativas a los adultos mayores, por ejemplo, sobre diabetes e hipertensión. También queremos ofrecer cursos para que los abuelos sepan usar el celular y así poder comunicarse a través de WhatsApp por ejemplo”.

Viaggio Espresso