Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Fiebre Hemorrágica Argentina y Hantavirus: puesta al día en un ateneo en el Hospital

Angela Pacífico, Ana Julia Crivelli y Ana Briggiler dialogaron con LA OPINION. (LA OPINION) Angela Pacífico, Ana Julia Crivelli y Ana Briggiler dialogaron con LA OPINION. (LA OPINION)

La actividad fue promovida desde el Servicio de Docencia e Investigación. Profesionales del Instituto Maiztegui y la infectóloga Ana Julia Crivelli brindaron una charla que se transmitió a varios nosocomios del país a través de Telesalud. También se actualizaron conceptos respecto de otra enfermedad que preocupa: la encefalitis de San Luis.


Durante el jueves y el viernes por la mañana en el anfiteatro del Hospital San José se concretó un ateneo en el que se actualizaron conceptos sobre Fiebre Hemorrágica Argentina, Hantavirus y Encefalitis de San Luis. Lo novedoso de esta experiencia es que los conceptos vertidos por profesionales del Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio Maiztegui” y de la infectóloga del nosocomio, Ana Julia Crivelli, se transmitieron a otros establecimientos sanitarios del país a través del Sistema Telesalud al que adhiere el hospital local.

En diálogo con LA OPINION la jefa del Servicio de Docencia e Investigación del Hospital San José, Angela Pacífico explicó los alcances de esta actividad al referir: “Convocamos a la doctora Ana Julia Crivelli, infectóloga del Hospital; a la doctora Ana Briggiler, jefa del Departamento de Epidemiología del Instituto Maiztegui para realizar una puesta al día y actualización de conceptos sobre Hantavirus y Fiebre Hemorrágica Argentina, además de otras enfermedades que representan urgencias infectológicas. Participó toda la comunidad hospitalaria y profesionales de hospitales públicos de distintas provincias del país a través del sistema de telemedicina”.

Este ateneo estuvo estructurado en dos jornadas -jueves y viernes- con la particularidad que durante la primera, la exposición pudo ser seguida por profesionales de distintos hospitales del país a través de un sistema de videoconferencias que permitió la interacción.

Salir a la comunidad

La doctora Ana María Briggiler, jefa del Departamento de Epidemiología del Instituto Maiztegui -quien asistió acompañada por Julia Brignone, responsable del Diagnóstico de Hantavirus del Inevh-, señaló que por convocatoria del Hospital San José asistieron para brindar una capacitación y puesta al día de conceptos, en una actividad dirigida a residentes y profesionales médicos. “En forma habitual nosotros recibimos invitaciones para hablar y actualizar conceptos sobre temas que son de incumbencia para el Instituto Maiztegui”, resaltó.

Con relación al tema del ateneo, refirió que “en esta oportunidad, la temática se centró en Fiebre Hemorrágica Argentina y Hantavirus, en el marco de las actividades de capacitación que realizamos en el Programa Nacional de Control de la Fiebre Hemorrágica Argentina”.

- ¿Cuál es la realidad epidemiológica de estas dos enfermedades?

- Fiebre Hemorrágica Argentina es una enfermedad que sigue existiendo. Probablemente por influencia de la vacunación que se viene realizando desde hace muchos años, mucha de la población más expuesta a riesgo está vacunada y por eso el número de casos que se reportan es sensiblemente menor a los que se producían en las épocas de grandes epidemias. Sin embargo, resulta muy importante poner en alerta respecto de la Fiebre Hemorrágica porque el año pasado de trece casos confirmados cinco resultaron fatales y esas personas no estaban vacunadas. Esto habla de la necesidad de insistir en la prevención y probablemente quienes se enfermaron hayan consultado tardíamente por falta de sospecha del paciente que cree que no existe más la enfermedad y por falta de sospecha de la propia comunidad médica.

Con respecto a Hantavirus es una enfermedad que reporta casos. De acuerdo al sistema de vigilancia nacional se denuncian cien casos por año y la provincia de Buenos Aires es una de las zonas que también notifica, de manera que son patologías que existen. Hantavirus, a diferencia de Fiebre Hemorrágica Argentina, no tiene un tratamiento específico y por lo tanto es imperioso hacer el esfuerzo por hacer el diagnóstico precoz para poder implementar las medidas de sostén que resulten apropiadas.

- ¿La sintomatología de una y otra enfermedad son parecidas?

- Vale recordar que son enfermedades virales que comienzan con una sintomatología similar y que luego evolucionan de manera diferente. La Fiebre Hemorrágica Argentina se manifiesta como un síndrome febril inespecífico sin compromiso respiratorio que va desarrollando con el correr de los días una serie de síntomas y signos que uno va observando en el cuadro clínico y con un laboratorio los glóbulos blancos y plaquetas van en descenso. Hantavirus que también comienza con un cuadro febril, luego progresa con un compromiso respiratorio de diferente gravedad y ahí ya tenemos un laboratorio con glóbulos blancos normales y plaquetas bajas.

- ¿Cuándo el profesional médico sospecha de cualquiera de las dos enfermedades, cómo se obtiene el diagnóstico diferencial?

- Cuando el paciente consulta, ante la sospecha el médico lo primero que hace es el interrogatorio, el examen físico y pide un laboratorio de rutina para ayudarse a hacer el diagnóstico. Cuando la sospecha está confirmada lo que se debe hacer, además de implementar las medidas de tratamiento es previamente tomar una muestra de sangre que es derivada al Instituto Maiztegui para el diagnóstico.

Meningitis y meningoencefalitis

En el ateneo del viernes, la doctora Ana Julia Crivelli actualizó conceptos sobre meningitis y meningoencefalitis y específicamente sobre encefalitis de San Luis, a raíz de algunos casos que se reportaron durante el verano. El objetivo fue alertar a los profesionales médicos porque son “enfermedades que si no se sospechan, no se diagnostican”.

En este punto aclaró que se trata de diagnósticos que realiza el Instituto Maiztegui y con relación a la meningoencefalitis recordó que se da por brotes con casos esporádicos y resaltó que se trata de enfermedades que entran en la categoría de arbovirus, por cuanto el virus de la encefalitis de San Luis se transmite a través de la picadura de mosquitos. “En general son enfermedades estacionales, pero hay que estar siempre alertas y en este sentido la sospecha por parte de la comunidad médica ante determinadas manifestaciones clínicas resulta crucial para llegar a un diagnóstico temprano”.

Viaggio Espresso