Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Fin al estacionamiento medido: se pondrá en marcha un sistema moderno

Concejales y funcionarios del Ejecutivo ayer se reunieron para hablar sobre los cambios que se vienen para el estacionamiento medido. (LA OPINION) Concejales y funcionarios del Ejecutivo ayer se reunieron para hablar sobre los cambios que se vienen para el estacionamiento medido. (LA OPINION)

Desde ayer dejaron de verse los vendedores de boletas en las esquinas céntricas con motivo de los cambios que implementará el Municipio. Gabinete y Gobierno mantuvieron una reunión con concejales para explicar el alcance del proyecto.  Mientras tanto no será necesario colocar tarjetas para estacionar.


De acuerdo a lo que venía informando LA OPINION en sus ediciones anteriores, ayer el Ejecutivo confirmó que decidió resolver “la situación de padecimiento físico del grupo de personas a cargo de la distribución de boletas, expuestos a las inclemencias del clima y a largos períodos de tiempo apostados en la intemperie” en alusión a los vendedores de tarjetas de estacionamiento medido que dejó de ser el tradicional sistema para darle paso a uno moderno que empezará a regir desde mediados de marzo en diferentes zonas de Pergamino. Mientras tanto no será necesario colocar tarjetas para estacionar.
De acuerdo a lo que indicaron desde el Municipio, “se les otorgó una subvención económica y suspendió la venta de boletas hasta tanto el Concejo Deliberante dé tratamiento al proyecto de ordenanza sobre estacionamiento medido”, que podría estar tratándose a mediados de este mes mediante una sesión extraordinaria.
“Para evitar que se prolongue en el tiempo la transición entre el sistema actual y el que instituye la nueva normativa, es que se requiere una convocatoria especial para su urgente tratamiento”, reconocieron luego de una reunión que se llevó a cabo ayer a la mañana en el bloque de concejales de Cambiemos con la presencia de ediles que constituyen la Comisión de Tránsito y Transporte junto al jefe de Gabinete, Carlos Pérez y el secretario de Gobierno, Juan Rico Zini.

Charla con los concejales
Previo al comunicado que enviaron a los medios desde el Ejecutivo, pasadas las 11:30 de ayer integrantes del gabinete municipal estuvieron dialogando con los concejales con el fin de explicar algunos de los puntos salientes del nuevo sistema de estacionamiento medido que regirá en la ciudad. “Creíamos oportuno hablar sobre el tema porque había muchos interrogantes, principalmente en lo que respecta a quienes se encargaban de la venta de las boletas”, explicó a LA OPINION el edil Walter Baccarini, titular de esta Comisión del cuerpo deliberativo.
De la charla participaron los legisladores Carlos Elizalde, Ramiro Llan de Rosos, Gisela Cerminara y Arturo Terrile, quienes escucharon de los funcionarios los cambios que se vendrán con relación a este tema que traerá seguramente fuertes debates en la sesión extraordinaria porque, según pudo saber LA OPINION, el radicalismo está dispuesto a llevar el tema a la Justicia teniendo en cuenta que se “le quitaría la fuente laboral” a las personas que dejaron de vender las tarjetas de papel.

Subvención y ¿polémica?
Si bien desde el Ejecutivo se entiende que la situación de los boleteros está solucionada por la firma de una documentación que representaría el pago de una subvención económica, no todos quedaron conformes con esta propuesta que se asemeja a un “retiro voluntario”, teniendo en cuenta que el monto asignado tiene que ver directamente con el tiempo que estuvieron comercializando las tarjetas en la vía pública. “Queremos tener un trabajo, esta plata que nos entregan se termina y después nuestra situación queda en la nada, sin ingresos y en algunos casos con la imposibilidad de encontrar una salida laboral por discapacidad”, señalaron algunos de los vendedores que hablaron ayer con LA OPINION.
Más allá que las condiciones de trabajo nunca fueron las correctas, la realidad muestra que por más ínfimo que resultara el ingreso mensual, ahora no lo tendrán más “y en estos tiempos es imposible que nos den un trabajo, somos algunos pensionados, otros con discapacidad física y también hay compañeros que directamente no tenían nada más que esto para vivir”, reconocieron quienes forman el núcleo “más duro” de quienes seguirían la lucha por sus fuentes laborales.

Reunión ampliada
Más allá de los posicionamientos que se irán presentando de una y otra parte, una de las cuestiones que resolvieron ayer es convocar para el lunes, a las 9:00, a funcionarios de las secretarías de Modernización y Desarrollo Urbano para abundar en más detalles con respecto al estacionamiento medido que ocupará más sectores.
El proyecto propone la división en zonas de estacionamiento medido en distintas puntos de la ciudad; microcentro, centro y macrocentro a fin de lograr una tarifa diferencial en cada una de ellas, fomentando la creación de créditos y bonificaciones dentro del sistema, asimismo se pretende que en zonas de gran caudal de vehículos éstos se renueven constantemente estimulando el estacionamiento fuera de los sectores del microcentro.
No obstante “resulta necesario ampliar los lugares de estacionamiento medido a sectores comerciales ya consolidados de la ciudad con gran transito como lo son las avenidas Juan B. Justo, Illia, Colón y Rocha entre otros. En un principio con bonificación, y luego con una tarifa diferencial sustancialmente menor a la de las zonas más concurridas de la ciudad”, señalaron con relación a los puntos donde se extenderá el estacionamiento medido.

Viaggio Espresso