Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Finalmente, el clima permitió la jornada solidaria de “Techo”

La idea es poder avanzar con este proceso en otros sectores de la ciudad. (LA OPINION) La idea es poder avanzar con este proceso en otros sectores de la ciudad. (LA OPINION)

El motivo, la relocalización de viviendas en el Newbery para alejarlas del peligro de desborde del Chu-Chú; la colaboración de la gente, óptima; el medio para cumplir el objetivo, la organización social “Techo”. Con el Municipio en la coordinación, este fin de semana la Naturaleza también hizo su parte para que los vecinos tengan, desde hoy, una casa más segura.


En el marco del proyecto de relocalización de familias en situación de riesgo urbano medioambiental terminar hoy la construcción de viviendas de emergencia en un sector del barrio Jorge Newbery. A principios de este año las autoridades municipales acordaron una reubicación con los vecinos residentes en el asentamiento ubicado a la vera de las vías del Ferrocarril Belgrano y del arroyo Chu. Chú, entre avenida Drago y calle Magnani. La ocupación irregular de esos terrenos no aptos para la construcción y el tipo de viviendas (chaperíos representaba un perjuicio para quienes habitan en el lugar y para el conjunto.
“La dificultad de acceso a los servicios básicos de infraestructura y la recurrencia de inundaciones de la depresión donde se hayan emplazadas las viviendas precarias ponen en continuo riesgo a las familias”, explicó ayer a la mañana el intendente Javier Martínez mientras jóvenes de Pergamino trabajan en el predio bajo la supervisión de miembros de “Techo”.
Previo a estas jornadas solidarias, de alto impacto en la calidad de vida de los vecinos, se realizó un censo para relevar cantidad y características de la conformación de los grupos familiares o personas que habitan la zona. A través de la Ley Nº 24.320 de Prescripción Adquisitiva Administrativa se inició la tramitación para lograr la titularidad de la tierra donde radicar las nuevas viviendas. Desde la Dirección de Redes de Infraestructura Básica se extendieron los ramales para garantizar los servicios de agua potable y de desagües cloacales.

El convenio con “Techo”
Profesionales del área de Tierra y Vivienda plantearon el proyecto de subdivisión y amojonamiento de los terrenos. En el análisis de alternativas para la construcción de las viviendas se resolvió encarar el proyecto en conjunto con la Organización de la Sociedad Civil “Techo”, una entidad reconocida por su trabajo en casi una veintena de países de América Latina y el Caribe.
“Desde hace 30 años se trabaja en la búsqueda de bajar la vulnerabilidad social y de lograr mayor igualdad. A partir del contacto entre el Municipio y la organización desde hace más de seis meses se planificó una acción conjunta y con involucramiento comunitario para conseguir un resultado duradero en el tiempo y con potencial de progreso”, dijo Agustina Rodríguez Egaña, directora regional de Expansión Territorial de “Techo”. “Se resolvió la construcción de 18 viviendas de emergencia de 18, 36 ó 54 metros cuadrados según la necesidad de la persona o el grupo familiar; en lugar de los módulos tradicionales de Techo se propuso un modelo de rediseño llamado ‘vivienda semilla’ que permite un desarrollo paulatino de la casa desde su concepción inicial acorde al crecimiento de la familia y a sus posibilidades de mejoramiento”, destacó la integrante de la organización social.

El intendente Javier Martínez visitó el barrio Newbery. (LA OPINION)

Viviendas terminadas
La vivienda viene equipada con sanitario, ducha con calefón eléctrico y un kit básico de conexión de red domiciliaria de electricidad. Desde el Municipio se adquirieron y se instalan pilares para el suministro de energía con disyuntor para garantizar las normas elementales de seguridad. “El proyecto de relocalización también prevé la recuperación de los terrenos que se desocupan como un área de espacio verde o esparcimiento para disfrute de los vecinos del sector”, explicó Juan Manuel Batallanez, secretario de Tierra, Vivienda y Obra Pública Social. “El Gobierno local invirtió más de dos millones de pesos en el proceso, adquiriendo los materiales en la fábrica social de ‘Techo’ y contando con la colaboración inestimable de voluntarios que se inscribieron para participar en el proyecto”. En el importante nivel de respuesta que tuvo la convocatoria tuvo mucho que ver la Dirección de Juventud, que se encargó de la organización del voluntariado. También participaron con su asistencia técnica las secretarías de Servicios Públicos y de Desarrollo Social. Batallanez mencionó especialmente a la gente a su cargo, el personal de Tierra, Vivienda y Obra Pública Social, “especialmente a los integrantes de las cuadrillas de Redes de Infraestructura por el compromiso manifestado en todo momento”.