Avances:
Programan la relocalización de sectores de fácil inundación El Programa Emprender abrió nuevos talleres en Villa San José Habilitarán un puesto fijo de matriculación en la Región Sanitaria IV
Pergamino

Fundación Etín inaugura Alboroto, la primera ludoteca de Pergamino

Las piezas que conforman la Ludoteca Alboroto fueron pensadas por Lira junto al equipo de profesionales. (FUNDACION ETIN) Las piezas que conforman la Ludoteca Alboroto fueron pensadas por Lira junto al equipo de profesionales. (FUNDACION ETIN)

“Una ludoteca participativa, inclusiva, familiar y apta para todas las edades”, indicaron los impulsores. El diseño, la realización y el montaje estuvieron a cargo de Hernán Lira y Paula Schenone, dos reconocidos artesanos de nuestra ciudad. Abrirá el miércoles en Moreno 732.


Este miércoles, a las 16:00, en Fundación Etin, Moreno 732, será inaugurada Alboroto, la primera ludoteca adaptada de nuestra ciudad de acceso libre y gratuito.
“La meta no fue crear espacios especiales, sino que en los lugares de juegos convencionales se incorporen juegos adaptados a niños con capacidades diferentes, para que así prevalezca una función integradora y de transformación social”, explicaron desde la Fundación, promotora de la iniciativa.
El proyecto pudo llevarse a cabo gracias al subsidio del Fondo de Promoción Cultural (2017). El diseño, la realización y el montaje estuvieron a cargo de Hernán Lira y Paula Schenone. Dos reconocidos artesanos de nuestra ciudad, con amplia trayectoria.
El objetivo principal fue el de generar un espacio y un lugar de intercambio a través del juego colectivo.
“Pensar el juego como una actividad que se utiliza para la diversión y el disfrute de los participantes. Descubrir el juego como parte de una experiencia humana que está presente en todas las culturas”, sostuvieron.

Hernán Lira
“Hace algunos años nos convocaron desde Etin para realizar talleres con el equipo de profesionales durante sus reuniones de planificación y seguimiento de su labor -contó Hernán Lira en contacto con LA OPINION-. Luego de esa experiencia, Etin se transforma en Fundación y empieza a generar actividades en la comunidad. Siempre hemos estado intercambiando experiencias de trabajo, nosotros con nuestros talleres y ellos con sus prácticas terapéuticas.
“Hemos construido desde nuestro taller muchos objetos lúdicos en función de sus necesidades y ahí fue que empezamos a pensar la posibilidad de construir un espacio destinado al juego que fortalezca y ayude a los profesionales con sus pacientes.
“En ese transcurso de pensar y soñar la posibilidad Paula (Schenone) montó su muestra de pinturas y objetos ‘Pequeños Universos’ y también hemos acompañado más de una vez con nuestras propuestas de talleres”.
Con la idea de generar los recursos para la construcción de este espacio de juegos, lo impulsores presentaron la propuesta al Fondo de Promoción Cultural de la Municipalidad. “El proyecto fue seleccionado y recibimos un aporte para empezar la realización -contó Lira-. También Osde Fundación hizo una ayuda para la compra de materiales y el resto de los recursos fue absorbido por Fundación Etin”.
El destacado artesano también se refirió a la construcción de los juegos y soportes construidos en su totalidad en su taller. “Las piezas que conforman la Ludoteca Alboroto fueron pensadas junto al equipo de profesionales -indicó-. La intención, además de crear un espacio de diversión, es que estos juegos ayuden en sus prácticas terapéuticas con sus pacientes”.
La Ludoteca está conformada por juegos de destreza, de ingenio, de habilidad y de motricidad. Muchos pertenecen al universo de juegos y juguetes clásicos del mundo y otros fueron especialmente diseñados para esta Ludoteca.
“La intención es abrir el espacio a la comunidad, este año se intentará articular y programar visitas con escuelas de educación especial. Y a partir del año próximo abrirla al público general en distintos días y horarios”, sostuvo.
“Fue un trabajo muy enriquecedor para nosotros y una alegría enorme prestar nuestro oficio para llevar adelante acciones que tengan que ver con la salud y el juego”, concluyó Lira.

Fundacion Etin
Etin nació en 2009, de la mano de varios profesionales interesados en el trabajo interdisciplinario y en el intercambio en el abordaje clínico de problemas del desarrollo infantil. A partir de entonces se comenzó a trabajar en terapias individuales junto con propuestas grupales, ofreciendo talleres y actividades con las familias. A partir de 2014, ya convertidos en Fundación Etin y con un nuevo y ampliado espacio de trabajo, el equipo pasó a ser de 17 profesionales, sumando nuevas disciplinas, talleres y programas. Actualmente visitan mensualmente Fundación Etin más de 50 niños y jóvenes.